REPÚBLICA BOLIVARIANA DE VENEZUELA
SALA QUINTA DE LA CORTE DE APELACIONES DEL
CIRCUITO JUDICIAL PENAL DEL
ÁREA METROPOLITANA DE CARACAS

Caracas, 23 de Julio de 2007
197° y 148°
Nº 114-07
JUEZ PONENTE: DR. JESÚS ORANGEL GARCÍA
CAUSA N° S5-06-2068

Corresponde a esta Sala Quinta de la Corte de Apelaciones del Circuito Judicial Penal del Área Metropolitana de Caracas, conocer de los Recursos de Apelación interpuestos separadamente por los ciudadanos ABG. PAÚL NEWBURY THOMAS VIELMA, en su carácter de Defensor Privado del ciudadano JOSÉ MANUEL SALAZAR RODRÍGUEZ; ABG. BELKIS COROMOTO VILLEGAS RODRÍGUEZ, Defensora Pública Penal de Presos Nº 6 (Suplente) del Área Metropolitana de Caracas, en su condición de Defensora del ciudadano FÉLIX MARTÍNEZ MOTA; ABGS. HÉCTOR J. SÁNCHEZ A. y JULIO CÉSAR BOLÍVAR MUÑOZ, en su carácter de Defensores Privados del ciudadano OLIMPIO BARILE SÁNCHEZ; ABGS. HÉCTOR J. SÁNCHEZ A. y OLGA BIGOTTI TREJO, en su carácter de Defensores Privados del ciudadano EDWIN MANUEL FLORES; ABG. ANTONIO J. BARRIOS ABAD, en su carácter de Defensor Privado del ciudadano WILL RONALD MONTES CHIRINOS; ABG. RAÚL EDUARDO VELASCO ROJAS, en su carácter de Defensor Privado del ciudadano FERNANDO JAVIER MORA ZAMORA; ABG. LUIS EDGARDO VILLANUEVA TORRES, en su carácter de Defensor Privado del ciudadano JUAN CARLOS APOSTOL ROMERO; ABG. LUIS EDGARDO VILLANUEVA TORRES, en su carácter de Defensor Privado del ciudadano JOSÉ BALDOMERO PEÑA CARRILLO; ABGS. JOSÉ ANTONIO VILLARROEL CORTEZ y MARITZA BETANCOURT MORALES, en su carácter de Defensor Privado del ciudadano FRANK ALBERTO SERRADA; ABG. RAÚL EMILIO SALOMÓN LAMUS, en su condición de Defensor Privado de los ciudadanos YOSNEL DE JESÚS JAIME SOSA y DANILO ALFONSO ÁNGULO; ABG. ANDRÉS A. PUGA ZABALETA, en su carácter de Defensor Privado del ciudadano RICHARD VARELA TORO; ABGS. ANDRÉS A. PUGA ZABALETA y ROMMEL ALEXANDER PUGA GONZÁLEZ, en su carácter de Defensores Privados del ciudadano FRANKLIN JOSÉ GARCÍA MALDONADO; ABGS. FRANCISCA SALVIO TANTINO y JAVIER BOSCÁN CAMACHO, en su carácter de Defensores Privados de los ciudadanos ALEXANDER GERARDO ARRIETA JIMÉNEZ, ALIRIO JOSÉ CAMEJO y GENDRYS ENRIQUE MOLINA; ABG. PABLO RAMOS, en su carácter de Defensor Privado del ciudadano COISCOU PRADA CARLOS FELIPE; ABG. DONALDO BARROS C., en su carácter de Defensor Privado de los ciudadanos JOSÉ BALDOMERO PEÑA CARRILLO, JORGE ELPIDIO ESCALONA ESAA, ABREU OQUENDO JESÚS ALBERTO, MORA ZAMORA FERNANDO JAVIER, FRANK ALBERTO SERRADA, OLIMPIO BARILE SÁNCHEZ, GELSON ALEXANDER CARPIO HENRÍQUEZ, JOSÉ ANTONIO PEÑA PEÑA, JOSÉ MANUEL SALAZAR RODRÍGUEZ, JOSÉ ALIRIO CAMEJO, GENDRYS ENRIQUE MOLINA, YOSNEL DE JESÚS JAIME SOSA, EDWIN MANUEL FLORES, ALEXANDER GERARDO ARRIETA JIMÉNEZ y JUAN CARLOS REYES RUIZ, en contra de la Sentencia dictada por el Juzgado Séptimo (7°) de Primera Instancia en funciones de Juicio de este Circuito Judicial Penal, de fecha 13 de Octubre de 2006.

Recibidas las actuaciones, previa Acta Nº 463, de fecha 20 de Marzo del año que discurre, suscrita por el Dr. Ángel Zerpa Aponte, quien fungía como Juez Presidente de este Tribunal Colegiado, se procedió al sorteo por insaculación, a los fines reasignar la ponencia de la presente causa, recayendo tal designación en quien con tal carácter suscribe el presente fallo, en virtud que en fecha 19 de Marzo del año en curso, el Magistrado Eladio Ramón Aponte Aponte, en su condición de Vicepresidente de la Sala de Casación Penal del Tribunal Supremo de Justicia y Presidente del Circuito Judicial Penal del Área Metropolitana de Caracas, envió comunicación a los Presidentes de las Salas de la Corte de Apelaciones de este Circuito Judicial Penal, mediante la cual notificó acerca de la Resolución Nº 088, dictada por él en su carácter de Presidente de este Circuito el 16-03-2007, en la cual resolvió la Rotación de los Jueces Superiores que integran las Salas de la Corte de Apelaciones, de conformidad con lo establecido en el artículo 534 del Código Orgánico Procesal Penal, en concordancia con el artículo 105 ejusdem, ordenando que los Presidentes de las diferentes Salas realizaran el correspondiente inventario de las causas existentes en dichos Despachos Judiciales, para proceder en consecuencia a la respectiva entrega formal mediante acta a cualquiera de los Jueces integrantes de las Salas.





I
DE LA SENTENCIA RECURRIDA

Riela a los folios 02 al 509 de la trigésima quinta pieza del presente expediente, Texto Íntegro de la Sentencia Absolutoria dictada por el Juzgado Séptimo (7°) de Primera Instancia en funciones de Juicio de este Circuito Judicial Penal, del cual se desprende lo siguiente:

“…Luego de haberse desarrollado el Juicio Oral y Público en la presente causa, este Tribunal estima necesario exponer las siguientes consideraciones…
Siguiendo este orden de ideas este Tribunal, luego del desarrollo del debate del Juicio Oral y Público, según lo establecido en los artículos 344 al 360, ambos inclusive del Código Orgánico Procesal Penal vigente, aunado a las reglas de la lógica, los conocimientos científicos y las máximas de experiencia, de conformidad con lo establecido en los artículos 13 y 22, en concordancia con los artículos 364, 365 y 367 ejusdem, emite su pronunciamiento sobre los siguientes argumentos:
De los hechos y circunstancias acreditadas en el debate expuestos en el capítulo anterior, quedo demostrado: “Que en fecha 27-06-05 en el sector de kennedy, Parroquia Macarao, donde los ciudadanos Leonardo Enrique González Larez, Elizabeth Yuleidys Rosales Bracamonte, Edgar Josué Quintero Torrealba, Irúa Coromoto Moreno García y Erick Miguel Montenegro, luego de culminar un examen en la universidad Santa María, decidieron llevar en el vehículo corsa, 4 puertas, color arena, a la ciudadana Elizabeth Rosales Bracamonte compañera de estudios hasta su residencia, ubicada en la dirección antes señalada, posteriormente buscaron en su domicilio a la ciudadana Danitza Coromoto Buitriago Gamboa, y quedaron distribuidos en el vehículo de la siguiente manera: Leonardo Enrique González Larez, como conductor del automóvil, como copiloto Elizabeth Yuleidys Rosales Bracamonte, en el asiento trasero del lado izquierdo se encontraba el ciudadano Edgar Josué Quintero Torrealba, al lado de éste la ciudadana Irúa Coromoto Moreno García y del lado derecho del asiento trasero el ciudadano Erick Miguel Montenegro Sánchez, quien llevaba en sus piernas a la ciudadana Danitza Buitriago González, siendo entre las 10 y 11 horas de la noche del día indicado, los mencionados estudiantes se desplazaban por el sector de Kennedy específicamente en una zona denominada la “Y”, cerca del bloque 11, fueron interceptados por varias personas quienes le propinan múltiples disparos al vehículo que tripulaba el ciudadano Leonardo Enrique González Larez, resultando heridas en ese momento las ciudadanas Elizabeth Rosales, Irúa Moreno y Danitza Buitriago, continúan su recorrido hacía sector las casitas del mismo barrio, en compañía de Erick Montenegro, Edgar Quintero y Leonardo González, quienes se encontraban con vida e ilesos de la acción realizada en contra de estos, detienen el vehículo antes mencionado, momento cuando la ciudadana Elizabeth Rosales, llama por teléfono a su mamá -Rosa Ángela Bracamonte, pidiéndole ayuda; de seguidas los ciudadanos Erick Montenegro, Edgar Quintero y Leonardo González, se bajan del vehículo con el fin de pedir auxilio, donde los dos primeros se bajan del vehículo y se dirigen hacia el callejón, es decir, vereda 12, gritando que los auxilien, inmediatamente entran al callejón varias personas vestidas de negro con capucha, quienes portando sendas armas de fuego, interceptan y someten a los dos estudiantes, golpeándolos y luego de propinaron varios disparos que le causan de (sic) heridas de gravedad y posteriormente le causan la muerte. Empero, al ciudadano Leonardo González, con las manos en alto se baja del vehículo, lo intercepta su victimario quien le propina un disparo certero a nivel del ojo y le produce la muerte de manera instantanea (sic), estos hechos quedaron demostrados con los siguientes elementos que fueron debatidos en el Juicio Oral y Público, tenemos:
En relación al Homicidio Calificado Frustrado en perjuicio de las ciudadanas Elizabeth Yuleidys Rosales Bracamonte, Irúa Coromoto Moreno García y Danitza Buitriago González.

Al examinar lo aportado por las víctimas Elizabeth Yuleidys Rosales Bracamonte, Irúa Coromoto Moreno García y Danitza Buitriago González, al momento de rendir su testimonio ante el debate oral y público, fueron contestes en afirmar: que luego de culminar un examen universitario de dirigieron hacia el sector de Kennedy en compañía Erick Miguel Montenegro Sánchez, Edgar Josué Quintero Torrealba y Leonardo Enrique González Larez, a bordo de un vehículo corsa, para llevar hasta su residencia a la ciudadana Elizabeth Yuleidys Rosales Bracamonte, momentos cuando subían por la referida urbanización, fueron sorprendidos por una persona que provenía de las escaleras del bloque 1, que vestía de negro, con capucha y portaba arma de fuego, apuntó a los estudiantes, lo que les infundió temor y creó gran confusión por tratarse de una zona de alta peligrosidad, creyeron que era un robo ya que no portaba ningún tipo de identificación, por esta razón no detienen la marcha, por el contrario aceleran el vehículo, de inmediato escucharon varias detonaciones, quedando demostrado con estas deposiciones que las mimas coinciden entre si, al indicar las características del lugar de los acontecimiento y de cómo narraron lo sucedido, lo que a criterio de este decisor, las mismas merecen fe, declaraciones estas que cobran fuerza cuando el ciudadano José Bolívar, funcionario adscrito ala (sic) Guardia Nacional, que estuvo a cargo de la Reconstrucción de los Hechos, determinó que los disparos escuchados por las testigos Elizabeth Yuleidys Rosales Bracamonte, Irúa Coromoto Moreno García y Danitza Buitriago González, no impactaron en el automóvil en cuestión, por lo que a este Juzgador no le cabe duda que, en ese momento ninguno de los tripulantes del referido vehículo resultaron heridos o fallecidos, tal y como lo expusieron las víctimas antes mencionadas.
Luego del suceso antes descrito y aún ilesos todos los tripulantes del vehículo continuaron su recorrido hasta llegar a un lugar del sector de Kennedy en forma de “Y”, lugar indicado por las ciudadanas Elizabeth Yuleidys Rosales Bracamonte y Danitza Buitriago González, al momento de realizarse la reconstrucción de los hechos, fueron contestes en señalar (sic) el lugar cuando el vehículo fue rodeado por varias personas y escucharon múltiples detonaciones; agregó la ciudadana Elizabeth Rosales, durante su exposición, que el vehículo en ese momento se detuvo por la acción de las personas que disparaban.
Dichas declaraciones merecen total credibilidad a este tribunal, concatenándose estas, con los testimonios aportados por los ciudadanos Ramón Antonio Plaza Raga, quien reside en el callejón Ángel Silveira de la parte alta del sector de Kennedy (sic), y afirmó que aproximadamente entre las 10:30 y 11 horas de la noche, personas que se identificaron como la autoridad lo sacaron de su residencia, escuchó una voz de alto la cual provenía de la parada del carro de la calle principal del (sic), escuchando, un carro que aceleró y después oyó disparos, igualmente manifestó que a pesar de no haber visto el vehículo ni a las personas que disparaban, con el sentido auditivo pudo percatarse que tales disparos subían en dirección al destacamento, el cual se encuentra subiendo hacía la terraza seis de dicho sector, manifestó que los funcionarios le indicaron que ingresara a su vivienda, estos salieron en motos las cuales escuchó que pasaron frente a su casa, que dichos disparos continuaban luego que él mismo ingresara a su vivienda, en los mismos términos depuso la ciudadana Simona Yépez Raga, quien expuso: que se encontraba dentro de su vivienda, ubicada en la dirección antes señalada por ser madre de Ramón Raga Plaza y que aproximadamente a las 11 horas de la noche, escuchó un frenazo de un carro, seguido a eso, escuchó tres disparos y luego muchos más, agregó además haber visto varias motos que arrancaban, tales exposiciones le merecen fe a este tribunal por tratarse de testigos que han concurrido al llamado de este Órgano Judicial de manera voluntaria a exponer su declaración desde su propia perspectiva de todo cuanto saben y pudieron percibir esa noche, y en tal sentido son estimados para dar por probado los hechos antes narrados.
En otro orden de ideas, la víctima Irúa García, indico (sic) no recordar el lugar exacto, pero si recuerda haber escuchado el momento cuando el carro se detiene y muchos disparos, que confundió con juegos pirotécnicos; de lo que se desprende que los testimonios antes analizados concuerdan cada uno de ellos y son reforzados en el Acto de la reconstrucción de los Hechos, cuando el ciudadano LUIS PEÑA, asevero (sic) estar presente cerca de la curva, referida por todos en el contradictorio como la “Y”, cuando menciona que escuchó múltiples detonaciones en ese lugar donde de hallaba, consecuencia de esto resulto herido en la cabeza.
Adminiculándose a estas deposiciones lo expuesto por el ciudadano José Luis Cordero, experto adscrito a la División de Análisis y Reconstrucción de los hechos del Cuerpo de Investigaciones Científicas Penales y Criminalísticas, quien realizó levantamiento planimetrico (sic) en el sitio del suceso, describió que se trataba de una curva donde suben y bajan los vehículos de más o menos siete metros de ancho con viviendas de lado y lado, la cual tenía una inclinación de 40° aproximadamente y habían varios orificios y conchas; de la misma manera el experto José Buchanans Cedres, realizó trayectoria balística y al comparece al debate, expuso (sic) que, el sitio del suceso se dividió en tres y en la primera parte observó un impacto y un orificio; razón por la cual dichos testimonios, merecen fe del Tribunal, por provenir de expertos en la materia que tienen conocimientos periciales y profesionales necesarios para explicar fielmente y de forma veráz (sic), las mencionadas experticias, ya que las mismas concuerdan entre si.
Por otro lado, la ciudadana Danitza Buitriago Gamboa, manifestó que al momento cuando escuchó los disparos y específicamente en el sector el cual señala como la “Y”, sintió un impacto en la cabeza, agachándose inmediatamente y permaneció en esa posición, lo cual al ser adminiculada con lo manifestado por el Guardia Nacional Capitán, José Bolívar Celis, quien se encontraba a cargo de la reconstrucción de los hechos realizada en la presente causa y con ayuda de las testigos Elizabeth Rosales, indicó la posición de los tiradores con respecto al vehículo tripulado por el hoy interfecto Leonardo Enrique González Lara; donde concluyó que al realizar la trayectoria balística a través de un kit de láser balístico, la herida sufrida por Danitza Buitriago, se relaciona con las posiciones de los tiradores 3 y 4, ubicados en la parte posterior del vehículo, resultando de esa manera congruente y probable lo manifestado por la anterior ciudadana, en atención a la ubicación adoptada por la misma dentro del vehículo, además este sentenciador pudo verificar y determinar que al momento de efectuarse la trayectoria, ésta era coincidente con la cicatriz que tiene dicha ciudadana en el cuello; de la misma manera aseguró que la referida herida guarda relación con el impacto señalado bajo el N° 8, por el Guardia Nacional José Bolívar Celis durante la reconstrucción de los hechos, ubicado en el parabrisa trasero del vehículo en cuestión; impacto que es descrito de igual forma por el experto Nicolás Morales, quien realizó trayectoria Balística N° 9700-092 TB-0064, de fecha 29-06-05, al vehículo corsa placas ABR-68G, quien al rendir su testimonio ante este tribunal, expuso que los orificios ubicados en la parte delantera del referido vehículo, no guardan relación con los orificios que se encuentran ubicados en la parte trasera del mismo, indicando además que el parabrisa trasero tiene dos orificios de entrada, los cuales no presentan salida, (sic)
Tales testimonios merece credibilidad por parte de este decisor, toda vez que se trata de experto con amplia trayectoria dentro de la institución policial a la cual pertenece, y comparecieron a rendir sus declaraciones con el objeto de ilustrar en el debate, sobre la materia objeto de su trabajo, es en razón de ello, que de manera inequívoca se puede aseverar que en el lugar señalado como la “Y” fue donde resultó herida la ciudadana Danitza Buitriago Gamboa, lesión esta (sic) demostrada por lo antes expuesto, a pesar de no haber comparecido durante el desarrollo del juicio oral y público, el médico tratante; por esta razón este juzgador aplica la lógica, las máximas de experiencia, que al ser adminiculando con todo lo antes indicado, surge suficiente para quien decide, acreditar la herida en la humanidad de la ciudadana Danitza Buitriago Gamboa.
También se observa, que la declaración de la víctima Danitza Buitriago, aportada en la reconstrucción de los hechos, ésta percibió con todos sus sentidos el resultado de la trayectoria balística, lo cual es compatible con lo narrado, también le expresó a su compañero Leonardo González, al que apodaban “el negro” y manejaba el tantas veces mencionado vehículo, que le habían “dado”, asegurando a la par de esto, que la ciudadana Elizabeth Rosales resultó herida en ese momento, porque escuchó que esta le decía al negro que a ella también le habían dado, todo esto fue corroborado con la deposición de la ciudadana Elizabeth Rosales, quien al igual que Danitza Buitriago, afirma que es en el sector de la “Y”, escucharon muchas detonaciones, y ella observa a un sujeto que se acerca hacía el asiento delantero del lado derecho del mencionado automóvil y le propina un disparo a nivel del glúteo derecho. Dicha herida surgen acreditada, por lo aportado en el contradictorio por la médico forense Rodahin Nasser, adscrita al Cuerpo de Investigaciones Científicas Penales y Criminalísticas, quien suscribió experticia N° 136.8.668-05 de fecha 29-06-05, manifestó que se trasladó a la Clínica Popular de Caricuao, donde evaluó a la ciudadana Elizabeth Rosales en fecha 28-06-05, la misma presentó heridas suturadas en el glúteo, con diagnóstico de herida por arma de fuego en el glúteo derecho, el cual dividió en cuatro partes iguales, indicando que la paciente sufrió dos heridas en el cuadrante superior derecho, una debajo del cuadrante anterior y en el cuadrante inferior que se encuentra por debajo de los dos anteriores, presentó equimosis generalizada en todo el glúteo derecho, agregó que esta lesión no produjo ninguna lesión ósea, sin embrago observó fragmentos metálicos a nivel de la pelvis, así mismo, consideró veinte días como tiempo de curación salvo contradicciones, y señaló que el estado general de la paciente fue satisfactorio, recomendando nueva evaluación en 90 días, señalando que el carácter de las heridas de la paciente eran de mediana gravedad, (sic)
Por otro lado, el médico Luis Oscar Quintero Rojas, quien atendió en el Hospital Militar Carlos Arvelo, a la referida víctima, manifestó en la sala de audiencias que recibió a una paciente con presentando herida por arma de fuego en el glúteo derecho y provenía de un centro popular, argumento (sic) además que la referida ciudadana presentaba sangrado, sin embargo aseguró que no se detallo ningún proceso que tuviera la necesidad de intervención quirúrgica, esto fue corroborada con la declaración de la medico Shellyn Concepción Díaz, quien ratificó lo expuesto por el medico antes mencionado.
En otro orden de ideas, declaro (sic) la ciudadana Irúa Moreno, que argumentó que al escuchar las segundas detonaciones el carro se detiene, ella se recuesta y no recuerda más nada, y que fue herida en la parte del cerebro, lesión esta por la cual estuvo en estado de coma, durante tres meses, y como consecuencia de dicha herida no puede ver y ni caminar bien, todo ello producto del impacto recibido, lo cual le ha ocasionado un impedimento permanente, no puede desenvolverse en sus actividades normalmente, por lo que el tribunal en el debate logró hacer el interrogatorio a la víctima de forma muy pausada, ya que la misma habla lento, ello se encuentra reforzado con lo acreditado en el juicio oral y público, por la Medico Forense Rodainah Nasser, quien realizó reconocimiento medico legal N° 136.8.670-05 de fecha 29-06-05, correspondiente a la ciudadana Irúa Moreno, expresó claramente, que examino (sic) a la paciente en el Hospital Pérez Carreño, ya que la misma fue remitida a ese centro asistencial por presentar herida por arma de fuego y traumatismo encefálico leve, además presentó fractura temporal izquierda con contusión hemorrágica, explicando que el hueso temporal estaba en el oído y había derramamiento de sangre, que se aprecia una herida por proyectil único con orificio de entrada sin orificio de salida, evidenciando quemaduras y excoriaciones, lesión esta que a consideración del medico tratante era de carácter grave, por cuanto se trataba de una herida por arma de fuego, que compromete la vida, aunado al edema cerebral, por lo que solicito (sic) que posteriormente se realizara un nuevo reconocimiento.
En tal sentido, cabe señalar que los testimonios, al igual que las pruebas técnicas de orientación y certeza practicadas por los expertos científicos, en el debate oral y público ha tomado una relevante importancia siendo que la percepción de la realidad a pesar de que la transmisión no siempre es absolutamente verdad no basta para descalificar de forma genérica el testimonio, sino que por el contrario deben ser tomadas en cuenta al momento de valorar la eficacia probatoria de la declaración en cada caso en particular, ya que puede el Juez separarse, siempre razonadamente, de la versión del testigo, siendo esto la valoración; razón por la cual dichos testimonios, merecen fe del Tribunal, por provenir de Médicos Forenses y Médico Profesionales que tiene conocimientos científicos, periciales y profesionales necesarios para explicar detalladamente y de forma veráz (sic) las heridas que sufrieran las ciudadanas Elizabeth Yuleidys Rosales Bracamonte, Irúa Coromoto Moreno García y Danitza Buitriago González. Igualmente se destaca que las declaraciones aportadas por las hoy víctimas, concuerdan entre si (sic), al referir a la secuencia de cómo sucedieron los hechos objetos de investigación y la manera de como fueron lesionadas, sin que las mismas cayeran en contradicciones, sin embargo no fue traída a la audiencia del juicio ningún elemento de prueba que desvirtuara o contradijera lo afirmado por ellas.
Así mismo, la ciudadana Rosangela Bracamonte, afirmó que al momento de salir de la vereda 12, del sector las casitas de Kennedy, avistó un carro corsa cuatro puertas, color arena y que fue la primera que se acercó al vehículo, donde logró observar a su hija Elizabeth herida desmayada dentro del vehículo, argumento (sic) igualmente que la ciudadana Irúa Moreno se encontraba desmaya y herida dentro del vehículo, y para ese momento la ciudadana Danitza Buitriago no se encontraba dentro de automóvil, pero posteriormente la pudo ver, manifestando que ella se encontraba consiente (sic), pero estaba igual que Elizabeth e Irúa estaba herida, por lo que este decisor valora esta deposición como una testigo presencial de que ciertamente dichas ciudadanas se encontraban heridas dentro del tantas veces mencionado vehículo, heridas estas producidas en el sector de abajo específicamente en la curva que conforma la “Y”.
Quedo plenamente demostrado para este Juzgador, por todo lo antes expuesto, que los disparos con los cuales resultan heridas las ciudadanas Elizabeth, Irúa y Danitza, se produjeron en el Barrio Kennedy Parroquia Macarao, específicamente en el sector señalado como la “Y”, por la acción de varias personas, los cuales rodearon el tantas veces mencionado automóvil tripulado por los referidos estudiantes universitarios, ocasionando gran cantidad de disparos sobe el vehículo, lo cual surge del convencimiento de este Juzgador, con la declaración que hicieran en el juicio oral y público los ciudadanos Héctor Aparicio, Luis Prada y Odiver Carmona, funcionarios adscritos al Cuerpo de Investigaciones Científicas Penales y Criminalísticas, quienes realizaron Inspección Ocultar N° 997, en la parte externa a un vehículo corsa, placa ABR-68G, ubicado en la vía principal del sector las casitas del barrio Kennedy, en el cual observaron en la parte externa del mismo múltiples impactos, del mismo modo refirió el fotógrafo Roger Moya, dejó constancia mediante fijación fotográfica de los impactos, orificios y abolladuras que presentaba el vehículo en cuestión, fijaciones estas que fueron mostradas y explicadas por el experto en sala de audiencia.
A raíz de estos hechos, dichos funcionarios realizaron otra inspección signada con la nomenclatura N° 1009; relacionada con la inspección 997, y los mismos son contestes y coincidentes en señalar que la inspección técnica 997 es una inspección macro, que se realizó al llegar al sitio donde ocurrieron los hechos y en virtud de que tuvieron conocimiento que en el hospital Pérez Carreño se encontraban tres cadáveres, se trasladaron al referido centro asistencial, y de regreso al sitio de los hechos con el objeto de continuar y culminar dicha inspección, recibieron órdenes de su superior jerárquico, que le tenía que asignarle otra nomenclatura distinta a la inicial, este quedo acreditado al comparecer el consultor jurídico del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalisticas (sic), al debate y durante su declaración manifestó que estuvo presente en el lugar de los hechos el día que estos se cometieron, asegurando que a pesar de no haber girado ninguna orden para la realización de alguna experticia, sugirió que una vez que una inspección es realizada no se puede agregar más nada y si faltara recabar alguna información se debería hacer otra inspección, por este motivo se hizo otra inspección, dándole creencia a lo expresado por los expertos arriba mencionados en relación a la nomenclatura dada a sus experticias.
Cabe destacar, que las declaraciones dadas por los expertos Odiver Carmona, Luis Prada, Héctor Aparicio y Roger Moya, refieren que observaron el vehículo con varios impactos y orificios, dichas deposiciones fuerza con lo expuesto por la ciudadana Patricia Herrera, quien al comparecer a la sala de audiencias, expreso (sic) que realizó inspección técnica en el estacionamiento de la Sub Delegación de Simón Rodríguez del Cuerpo de Investigaciones Científicas Penales y Criminalísticas a un vehículo automotor, modelo corsa, placas N° ABR-68G, manifestó que entre las evidencias de interés criminalístico que recolectó se encontraron fragmentos que al ser movidos de su posición original resultaron ser blindajes y plomo; agregó que al mencionado vehículo le observó múltiples impactos, siendo coincidente la manifestación de la experta con lo dicho por el ciudadano Nicolás Morales, también experto adscrito al cuerpo de Investigaciones Científicas Penales y Criminalísticas, quien realizó experticia de trayectoria balística al vehículo corsa placas ABR-68G, en la Sub Delegación de Simón Rodríguez del cuerpo de Investigaciones Científicas Penales y Criminalísticas, quien expuso que el vehículo en cuestión presentaban varias trayectorias de adelante hacia atrás y de afuera hacia adentro, igualmente manifestó que en relación al orificio del parabrisa, que el disparador se encontraba del lado de afuera, con relación a los orificios observados en la puerta delantera del lado derecho observo (sic) un orificio de entrada sin orificio de salida, con una orientación de derecha a izquierda, indicó también que el parabrisa trasero presento (sic) un bisel en proyección descendente, con relación a los orificios del parabrisa delantero el tirador se encontraba ubicado en la parte exterior del vehículo, indica el experto que los orificios de la parte de adelante no guardan relación con los orificios traseros, explicando que una vez que se efectúa un disparo este tiene un orifico de entrada si queda ahí mismo, y lógicamente un orificio de entrada y salida si el mismo entra y sale, describiendo detalladamente durante su exposición, los impactos que recibió el vehículo, igualmente dejo claro que los tiros que se efectuaron al vehículo son de afuera hacía adentro; así mismo se presentó a rendir declaración el ciudadano Wilmer Molina, quien realizó levantamiento planimetrico (sic) en el sitio del suceso, manifestando haber trabajado conjuntamente con Werney Omar Gil, experto en balística, ambos adscritos al Cuerpo de Investigaciones Científicas Penales y Criminalísticas, expone Wilmer Molina que, al momento de realizar su experticia observó plasmo como punto N° 1, un vehículo corsa que se encontraba en la vía principal del sector las casitas, placas ABR 68G, el cual tenía múltiples impactos, de la misma forma Werney Omar Gil, expuso ante la sala de juicio oral y público, que se encontraba encargado de hacer las fijaciones de los impactos y orificios presentes en el vehículo, a los fines de determinar la trayectoria de este, siendo las anteriores declaraciones congruentes entre si, al exponer que trabajaron un vehículo corsa, placas ABR-68G, y que el mismo presentaba múltiples impactos y orificios, por lo que tales dichos le merecen credibilidad a este juzgador, por cuanto, se trata de funcionarios adscritos al cuerpo policial, quienes al ser considerados como expertos, se entiende que tienen amplio conocimiento en el área en el cual se desempeñan, de la misma manera el ciudadano Luis Alberto Ollarves, aún cuando no realizó experticia alguna, estuvo el día en que ocurrieron los hechos en el lugar, asegurando que observó que el vehículo en cuestión tenía múltiples impactos en su parte externa, declaración que le merece credibilidad a este juzgador por cuanto se trata de un funcionario policial, quien si bien es cierto no detalló el vehículo corsa, pudo observar por estar presente en el sitio que el mismo tenía varios orificios, aunado a que tal declaración es compatible con el testimonio de los expertos antes señalados, siendo todas las declaraciones entre si contestes, con lo apreciado por este tribunal al momento de realizarse la reconstrucción de los hechos a cargo del Guardia Nacional Capitán José Bolívar Celis, específicamente al efectuar experticia balística en la mencionada reconstrucción de los hechos que se hiciere durante el debate oral y público y según lo recogido por la versión de los testigos de la misma, se analizó el recorrido de las balas en el cuerpo de las víctimas, así como los impactos y orificios, lo que hizo concluir que los tiradores se encontraban rodeando el vehículo en cuestión y que todos los disparos fueron efectuados desde el lado de afuera, lo cual además se recogió de manera directa cuando en compañía de expertos testigos, partes y miembros de este Tribunal, se trasladó al sitio donde ocurrieron los hechos con el fin de reconstruir los mismos y observar directamente el supra mencionado automóvil, por lo que aplicando la sana critica y las máximas de experiencia, hace concluir a este sentenciador que fueron varios los agentes que ocasionaron los múltiples impactos y orificios al vehículo, de la misma manera, surge acreditado que la intención de los agentes era causarle la muerte a los estudiantes que se encontraban en el tan mencionado automóvil, del cual además se logró comprobar su existencia y legalidad, según la exposición realizada por los ciudadanos Yean Richard Jesús Sánchez y José Epidemio Prieto Salazar, quienes realizaron experticia de legalidad al vehículo en cuestión, ratificando a viva voz que el mismo era legal.
Ahora bien, surge demostrado, que la intención de los agentes era causarles la muerte a los tripulantes del supra mencionado vehículo, todo ello, en atención a la ubicación de las heridas sufridas por las víctimas de la presente causa, heridas éstas que, se encuentran en zonas del cuerpo que comprometen la vida humana, aunado a que los sujetos activos sin mediar palabras, sin razón alguna, actuando sobre seguro en el resultado de su acción, sorprendiéndolos y con el uso de armas de fuego, las cuales son suficientes para cegar la existencia de una persona, accionaron las mismas en contra del tantas veces mencionado vehículo, a sabiendas que al hacerlo, las balas atravesarían la carrocería del automotor, y en consecuencia, obtendrían el resultado esperado, el cual era causarles la muerte; siendo absurdo para este sentenciador, si quiera considerar que la voluntad de estas personas no era otra sino extinguir la vida de los seres humanos que se encontraban dentro de el vehículo, por lo cual surge demostrado que los agentes tuvieron la intención de consumar su acción, de lo cual no cabe duda en atención a la cantidad de impactos y orificios que están presentes en el vehículo corsa, más sin embargo los agentes, a pesar de tal acción, no lograron consumar el hecho por causas independientes de su voluntad, toda vez que, el conductor del vehículo logró proseguir la marcha y sólo resultan heridas las ciudadanas Danitza Buitriago, Irúa Moreno y Elizabeth Rosales.
Respecto la calificación jurídica que hiciera el Ministerio Público, por los hechos que le causaran las heridas a las ciudadanas Danitza Buitriago Gamboa e Irúa Moreno García, este Tribunal considera que la misma es acertada al atribuirle a los ciudadanos JOSÉ ANTONIO PEÑA PEÑA, GENDRYS ENRIQUE MOLINA, WIL RONALD MONTES CHIRINOS, JOSNEL JAIME, JUAN REYES, FERNANDO MORA, JESÚS ABREU, FRANK SERRADA, AMALIO BRAVO, OLIMPO BARILES, GERSON CARPIO, DANILO ANGULO, ALIRIO CAMEJO, JUAN APOSTOL ROMERO, CARLOS COISCOU PRADA, JOSÉ PEÑA CARRILLO, JORGE ESCALONA, FÉLIX MOTA y FRANKLIN GARCÍA MALDONADO, en la comisión la Complicidad Correspectiva en el delito de Homicidio Calificado Frustrado, por motivos fútiles e innobles; ya que al participar tantos agentes activos en el mismo, surge la imposibilidad de determinar el grado de participación de cada uno; así tenemos, que las circunstancias que agravan el acto de los agentes en el presente caso, surge probado por las pruebas técnicas de balística y planimetría, realizadas por la prueba de la reconstrucción de los hechos, así como de los testimonios rendidos por los testigos anteriormente señalados, en donde se demostró que los agentes como se ha explicado, actuaron alevosamente con una condición de superioridad en relación a las víctimas, por las circunstancias de haberlos sorprendidos, y sin tener un motivo para tal acción, realizaron múltiples disparos, así como por la intención que tuvieron los agentes de cometer el hecho, empleando medios idóneos para perpetrar el mismo, y luego realizar todo lo que es necesario para consumar el hecho, pero por circunstancias ajenas a su voluntad no lo lograron.
En cuanto a la culpabilidad de los acusados JOSÉ ANTONIO PEÑA PEÑA, GENDRYS ENRIQUE MOLINA, WIL RONALD MONTES CHIRINOS, JOSNEL JAIME, JUAN REYES, FERNANDO MORA, JESÚS ABREU, FRANK SERRADA, AMALIO BRAVO, OLIMPO BARILES, GERSON CARPIO, DANILO ANGULO, ALIRIO CAMEJO, JUAN APOSTOL ROMERO, CARLOS COISCOU PRADA, JOSÉ PEÑA CARRILLO, JORGE ESCALONA, FÉLIX MOTA y FRANKLIN GARCÍA MALDONADO, no cabe ninguna duda de la participación de los mismos en los hechos acaecidos en fecha 27-06-05, en el sector Kennedy, toda vez que los mismos eran integrantes de una comisión que se había traslado a dicho sector lo cual se verifico a través de la copia certificada del libro de novedades de la Dirección de Investigaciones de la Dirección General de Inteligencia Militar ya que se deja constancia que el día 27 de Junio siendo las 18:30 horas salen de comisión los funcionarios INSPECTOR (DIM) PEÑA PEÑA JOSÉ ANTONIO, INSPECTOR (DIM) MOLINA GENDRYS ENRIQUE, SUB-INSPECTOR (DIM) MONTE CHIRINOS WILL RONALD, SUB-INSPECTOR (DIM) MAURERA CENTENO JORGE LUIS, SUB- INSPECTOR (DIM) SALAZAR RODRÍGUEZ JOSÉ MANUEL, SUB-INSPECTOR (DIM) JAIME SOSA YOSNEL DE JESÚS, AGENTE (DIM) REYES RUIZ JUAN CARLOS, AGENTE I (DIM) AGUILERA YURELIS JOSÉFINA, AGENTE I (DIM) MORA ZAMORA FERNANDO JAVIER, AGENTE II (DIM) ABREU OQUENDO JESÚS ALBERTO, AGENTE II (DIM) SERRADA FRANK ALBERTO, AGENTE III (DIM) GONZÁLEZ BRIZUELA GREICY BADIANA, adscritos a la Dirección de Investigaciones, SUB-INSPECTOR (DIM) BRAVO GARCÍA AMELIO RAFAEL, SUB INSPECTOR (DIM) BARILE SÁNCHEZ OLIMPIO, SUB INSPECTOR (DIM) CARPIO HENRÍQUEZ NELSON ALEXANDER, SUB-INSPECTOR (DIM) ANGULO URBINA DANILO ALFONSO adscritos a la Región Capital, SUB INSPECTOR (DIM) FLORES EDWIN MANUEL, SUB- INSPECTOR (DIM) CAMEJO ALIRIO JOSÉ, SARGENTO PRIMERO (DIM), ARRIETA JIMÉNEZ ALEXANDER GERARDO adscritos a la Dirección General y los efectivos de la Guardia Nacional C/1ro APOSTOL ROMERO JUAN CARLOS, C/1ro COISCOU PRADA CARLOS FELIPE al mando de los oficiales MAYOR DEL EJERCITO JOSÉ PEÑA CARRILLO, TENIENTE DE NAVÍO (DIM) ESCALONA ESSA JORGE ELPIDIO, a los sectores Macarao, Caricuao y Kennedy, y que además se conformó una comisión mixta con funcionarios del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas. Lo cual merece credibilidad a este Juzgador, por haber sido las mismas expedidas por autoridad competente y además fue incorporada al juicio oral y público por su lectura, por lo que esta instancia judicial valora su lectura; aunado a las novedades de fecha 27 y 28 de Junio del 2005 de la Sub-delegación de Caricuao en la que se dejó constancia de en el asiento Nº 49 que aproximadamente las 9:00 horas de la noche 21:10, sale una comisión de la División Nacional de Investigaciones de Homicidio al mando del funcionario Inspector RICHARD VARELA, en vehículo particular, conjuntamente con los funcionarios de la Unidad de Respuesta Inmediata de este Despacho integradas por los funcionarios Agente FÉLIX MARTINES y Oficial II de la Policía de Caracas, FRANKLIN GARCÍA y comisión de veinte (20) funcionarios de la División de Inteligencia Militar al mando del mayor PEÑA CARRILLO hacia la Urbanización Kennedy, en diligencias relacionadas por la comisión de uno de los delitos contra las personas, Lo (sic) cual merece credibilidad a este Juzgador, por haber sido las mismas expedidas por autoridad competente y además fue incorporada al juicio oral y público por su lectura, es por lo que esta instancia judicial valora su lectura aunado que, en relación a la misma compareció el funcionario Ramón Ayala adscrito a la Sub delegación de Caricuao del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalistica (sic) quien no a pesar de no haber estado presente al momento de que suscito la novedad, señalo (sic) que tuvo conocimiento de los hechos que se ventilaban en la sala de juicio oral y público por cuanto recibe la guardia del día 28-06-05 y reviso (sic) las novedades del día anterior y tal declaración merece total credibilidad a este juzgador toda vez que se trata de un funcionario quien estando bajo juramento de ley y en conocimiento de las consecuencias jurídicas de mentir expuso todo cuanto tuvo conocimiento sin tener ningún interés en la resulta de la presente causa; así mismo compareció el funcionario MARTINES ROJAS JURIM MIGUEL adscrito para la fecha en Distrito 35 de Kennedy quien al rendir su testimonio manifestó que observo en el punto conocido como la “Y” una alcabala de funcionarios armados vestidos con pantalón Jeans, camisas negras, pasamontañas y chaqueta negra, siendo enfático en que dichos funcionarios no se identificaron al momento que este se les acerco, teniendo conocimiento que se trataba de agentes del Dim por cuanto un subalterno de su zona le informo (sic) del particular, así mismo señalo (sic) haber observado cuando realizaban cacheo a los vehículos que por el lugar transitaban, indicando que dicha alcabala se encontraba en la Y que esta cerca de la cancha de Softboll, y tal declaración merece total credibilidad a este juzgador toda vez que se trata de un funcionario quien estando bajo juramento de ley y en conocimiento de las consecuencias jurídicas de mentir expuso todo cuanto tuvo conocimiento sin tener ningún interés en la resulta de la presente causa, por lo que queda suficientemente claro que los acusados arriba señalados estaban el sitio del suceso tal como lo manifestara el Teniente Coronel Sergio Rivero Marcano director de investigaciones de la división general de inteligencia militar quien estando bajo juramento de ley refirió haber autorizado de palabra al Mayor José Baldomero Peña Carrillo a trasladarse junto con los funcionarios de esa dirección a prestar apoyo y colaboración a la comisión del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalistica (sic) para trasladarse al sector de Kennedy toda vez que eran estos los que estaban a cargo de la investigación relacionada con la muerte del funcionario Edwin Toussant, agregó además haber enviado al Ministerio Público entre otras cosas relación del armamento asignadas a los funcionarios que se encontraban a la orden del mayor José Peña Carrillo y tal declaración le merece fe a este tribunal toda vez que como funcionario con amplia trayectoria y conocimiento con el cargo que ostenta fue suficientemente claro en su exposición no contradiciéndose en la misma. Relación de armamento esta que, fue incorporada por su lectura toda vez que fue admitida por el juez de control en su oportunidad legal, siendo que, las armas descritas en la relación del armamento arriba indicado, fueron debidamente sometidas a experticia, por los expertos en balística Jesús Suárez, Lizetta Marín, Olga Ginnette Mieres y Jennifer Sanoja, quienes en relación a la experticia N° 2199, fueron contestes al exponer que todas las armas inspeccionadas se encontraban en buen estado de uso y conservación, de igual forma fueron analizadas tres armas de fuego, dejando constancia que la identificada con el serial de orden EAF959, posee la inscripción “MIJ CICPC”, así mismo la identificada con el serial de orden CBK171 posee la inscripción “POLICARACAS”, siendo las misma dos armas de fuego tipo pistola “GLOCK” calibre 9 milímetros parabellum, modelo 17, en cuanto a la tercera identificada con el serial de orden 150363, la cual posee la inscripción PTJ en la ventana de eyección, tratándose de un arma de fuego tipo fúsil, maraca STEYER, calibre 9 milímetros parabellum, modelo AUG, las cuales también se encontraban en buen estado de uso y conservación, pudiendo las mismas realizar disparos, siendo estas tres armas antes descritas entregadas al funcionario Torres Daniel adscrito a la Sub Delegación Simón Rodríguez, al igual que los anteriores expertos en balística compareció al juicio oral y público la también experto en balística Sandy Pimentel, quien ratifico (sic) el contenido de todas la experticias suscritas por su persona entre las que se encuentra la N° 2199, y por la condición que como expertos tienen estos ciudadanos sobre determinada materia, dada la experiencia que en la misma poseen y es en relación a ello sobre lo que han depuesto en la sala de juicio, este tribunal le merece fe a sus dichos, ahora bien, de las anteriores circunstancias surge a criterio de este sentenciador que las armas antes descritas eran las utilizadas por los ciudadanos Franklin García y Félix Mota toda vez que aun cuando no exista prueba en concreto que determine que esas armas de fuego les fueron asignadas, fue incorporado para su lectura y así valorado en puntos anteriores la trascripción de novedades llevadas por la Sub delegación de Caricuao donde se refleja que el agente Félix Martínez Mota es funcionarios adscrito a la Unidad de Respuesta inmediata del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalistica (sic) y el oficial II Franklin García pertenece a la policía de la Policía de Caracas, esto concatenado con la copia certificada del libro de novedades de la Brigada de respuesta inmediata de la Sub-Delegación de Caricuao de fecha 27-06-06 donde se deja constancia de la salida y regreso de la comisión mixta tantas veces mencionada en la cual incluyen al funcionario Franklin Gracia como integrante de la misma, lo cual merece credibilidad a este Juzgador, por haber sido estas expedidas por autoridad competente y además incorporada al juicio oral y público por su lectura, por lo que esta instancia judicial valora su lectura, de lo cual se obtienen suficientes indicios que analizados entre si y bajo una aplicación racional de la sana critica produce en este sentenciador la convicción que el arma donde lee la inscripción “Policaracas” era la utilizada por el ciudadano Franklin García y las armas que poseen las inscripciones “MIJ C.I.C.P.C.” y la STEYER con la inscripción PTJ serial de orden 150363 eran las que portaba el ciudadano Félix Martínez Mota.
Este Tribunal Unipersonal considera que las declaraciones aportadas por los testigos antes referidos, están revestidas de absoluta veracidad por cuanto la narración de los sucesos, y ante las diversas preguntas tanto la Representante del Ministerio Público, las Defensas y por el Juez, no se contradicen y mencionan de varias formas los mismos hechos como dicen sucedieron, así como la de los expertos. Además, estos testimonios, se convierten en la prueba fundamental en este tipo de hechos punibles, pues todas las evidencias entrelazadas entre si (sic), nos da la plena convicción de que no fue un caso fortuito, aunado a la certeza de sus declaraciones, no contradictorias y útiles para el acervo probatorio y coinciden al tiempo, modo y lugar en que ocurrieron los acontecimientos.
En ese sentido, las valoraciones anteriores de los testimonios evacuados en el transcurso del debate de Juicio Oral y Público, son producto de ese principio fundamental de inmediación y concentración que se unen con las máximas de experiencias del Juez sentenciador profesional. De allí el veredicto de culpabilidad sobre la base de los argumentos anteriores, en contra de los ciudadanos JOSÉ ANTONIO PEÑA PEÑA, GENDRYS ENRIQUE MOLINA, WIL RONALD MONTES CHIRINOS, JOSNEL JAIME, JUAN REYES, FERNANDO MORA, JESÚS ABREU, FRANK SERRADA, AMALIO BRAVO, OLIMPO BARILES, GERSON CARPIO, DANILO ANGULO, ALIRIO CAMEJO, JUAN APÓSTOL ROMERO, CARLOS COISCOU PRADA, JOSÉ PEÑA CARRILLO, JORGE ESCALONA, FÉLIX MOTA y FRANKLIN GARCÍA MALDONADO, por el delito de Homicidio Calificado Frustrado en Grado de Complicidad Correspectiva, previsto y sancionado en el artículo 406 ordinal 1° y 80 en concordancia con el artículo 424, todos del Código Penal vigente, en perjuicio de las ciudadanas Danitza Buitriago Gamboa e Irúa Coromoto Moreno García, por cuanto el Ministerio Público pudo comprobar la participación de los mismos en el mencionado delito, y por ende el presente fallo será CONDENATORIO, conforme al artículo 367 del Código Orgánico Procesal Penal. ASÍ SE DECLARA.-
Por otro lado, la ciudadana Elizabeth Rosales Bracamonte, durante su declaración en la sala de audiencia, así como en la reconstrucción de los hechos, fue clara en indicar que, en el sector de la “Y”, del barrio Kennedy, cuando escucha múltiples detonaciones por la acción de los agentes que disparaban en contra del vehículo en el cual se encontraba, momento este en el que observa a un sujeto que la apunta con un arma de fuego, es por lo que dicha ciudadana en resguardo de su vida reacciona ante tal acción volteándose, tratando de evitar que el daño del cual ya se sentía victima cegara su vida, manifestando en todo que sintió temor, miedo, resultando herida en el glúteo derecho; tal como lo aseveró la médico forense Rodainah Nasser, que practico (sic) reconocimiento médico legal afirmando haber visto restos metálicos en la humanidad de la supra-mencionada ciudadana, siendo clara al expresar médicamente cuando es alojado un proyectil en el cuerpo como en el presente caso, este no lesiona órgano ni impide ninguna función no es necesaria su extracción, esta deposición es adminiculada al testimonio del ciudadano José Gregorio Nerea, experto en Balística, promovido por los representes del Ministerio Público y debidamente admitido por el Juez de Control en su oportunidad legal, quien manifestó entre otras cosas que al evaluar a través de un informe médico, donde se reflejan las heridas en el glúteo derecho de una ciudadana que se encontraba en el asiento del copiloto para el momento en que se produjeron los hechos y conjuntamente con el estudio de la radiografía, logro determinar que la pieza que se encontraba dentro de la humanidad de la victima pertenece a la gamma del calibre 5.56, y a preguntas formuladas por las partes al experto, manifestó y aseguro (sic) que ese calibre es empleado en armas denominadas como de alta potencia, afirmando que es posible que el proyectil quede dentro de la piel, estas declaraciones merece credibilidad a este sentenciador, toda vez que provienen de expertos en la materia, que pueden explicar detalladamente el peritaje que han suscrito
En cuanto a la culpabilidad de los acusados Manuel Salazar, Edwin Flores, Alexander Arrieta y Jorge Maurera Centeno, no cabe ninguna duda de la participación de los mismos en los hechos acaecidos en fecha 27-06-05, en el sector Kennedy, donde resulta como victima la ciudadana Elizabeth Rosales, toda vez que los mismos eran integrantes de la comisión mixta que se traslado a dicho sector, lo cual fue considerado en párrafos anteriores por este decisor; portando entre otras las siguientes armas de fuego: Alexander Arrieta Jiménez, Armas: M-4 (5.56mm), Seriales de orden AO155767, Jorge Maurera, Arma: HK (5.56mm), Serial de orden 11061, José Salazar Arma: HK (5.56mm), Serial de orden y T17413SDW y Edwin Flores, Arma AUG 5.56, Serial de orden 905SA210, lo cual se desprende de la relación de armamento anteriormente valorada, dichas armas también fueron debidamente sometidas a peritaje el cual quedo signado con el N° 2199 suscrito por los expertos en balística Jesús Suárez, Lizetta Marín, Olga Ginnette Mieres, Jennifer Sanoja y Sandy Pimentel, lo que fue adminiculado con lo expuesto y ya valorado por el experto José Gregorio Nerea, quien afirmo (sic) que el proyectil que se encuentra alojado en la humanidad de Elizabeth Rosales pertenece a la Gamma del calibre 5.56mm.
Por lo que, la calificación jurídica dada por los Representantes del Ministerio Público, a criterio de quien decide es acertada, a señalar a los ciudadanos Manuel Salazar, Edwin Flores, Alexander Arrieta y Jorge Maurera Centeno, por ser cómplices correspectivos en la comisión del delito de Homicidio Calificado Frustrado, en perjuicio de la ciudadana Elizabeth Rosales; ya que al participar varios agentes activos en el mismo, surge la imposibilidad de determinar el grado de participación de cada uno; así tenemos, que las circunstancias que agravan el acto de los agentes en el presente caso, surge probado con las pruebas técnicas de balística y planimetría, realizadas por la prueba de la reconstrucción de los hechos, así como de los testimonios rendidos por los testigos anteriormente señalados, en donde se demostró que los agentes actuaron alevosamente con una condición de superioridad en relación a la víctima, por las circunstancias de haberla sorprendido, y sin tener un motivo para realizar tal acción, disparos en contra de la mencionada, así como por la intención que tuvieron los agentes de cometer el hecho, empleando medios idóneos para perpetrar el mismo, no pudiendo consumar el hecho, por circunstancias ajenas a su voluntad.
En consecuencia, surge a criterio de este sentenciador quedo plenamente demostrado la perpetración del delito de Homicidio Calificado Frustrado en Grado de Complicidad Correspectiva, previsto y sancionado en el artículo 406 ordinal 1° y 80 en concordancia con el artículo 424, todos del Código penal vigente, cometidos por los ciudadanos Manuel Salazar, Edwin Flores, Alexander Arrieta y Jorge Maurera Centeno, en perjuicio de la ciudadana Elizabeth Yuleidys Rosales Bracamonte, siendo lo procedente y ajustado a derecho en el presente caso dictar un fallo CONDENATORIO. ASÍ SE DECIDE.-
En relación a la muerte del ciudadano Leonardo Enrique González Larez.
Luego de resultar heridas las ciudadanas Elizabeth Yuleidys Rosales Bracamonte, Danitza Buitriago Gamboa e Irúa Coromoto Moreno García, en el sector de la “Y”, del barrio Kennedy, continuaron su recorrido hacía sector las casitas del mismo barrio, en compañía de Erick Montenegro, Edgar Quintero y Leonardo González, quienes se encontraban con vida e ilesos de la acción realizada en contra de ellos, y que al llegar a la vía principal del sector las casitas, detienen el vehículo corsa el cual tripulaban, cerca de la vereda 12, momento en el cual la ciudadana Elizabeth Rosales, llama por teléfono a su mamá Rosa Ángela Bracamonte, pidiéndole ayuda; seguido a esto, los ciudadanos Erick Montenegro, Edgar Quintero y Leonardo González, se bajan del vehículo con el fin de pedir auxilio, pero el último de los mencionados se bajó con las manos en alto del vehículo, subsiguientemente es interceptado por su victimario, quien le propina un disparo certero a nivel del ojo, el cual le produce la muerte de manera inmediata, como se evidencia del protocolo de Autopsia realizado por la Dra. Evelyn Díaz Médico Anatomopatólogo Forense y del levantamiento de este cadáver, practicado por la médico forense Rodainah Nasser, que al rendir sus testimonios ante este el Contradictorio, explicaron de forma detallada las heridas que sufriera el hoy occiso LEONARDO ENRIQUE GONZÁLEZ LAREZ, de 23 años de edad, exponiendo que la data de la muerte fue en fecha 28-06-05, y que la misma fue producida por el paso de un proyectil único, disparado por un arma de fuego, el proyectil perforó el ojo derecho, siendo este el orificio de entrada, pasa al cráneo, lo fractura, así como también fractura el hueso frontal y continua el trayecto que perfora toda la masa encefálica produciendo una fractura poli fragmentaria, es decir, que rompe el hueso en más de tres partes, indicó que por las características del caso, la muerte fue instantánea, ya que la masa encefálica fue perforada, concluyendo que la causa de la muerte de este ciudadano, fue por hemorragia subdural producida por un arma de fuego de proyectil único a la cabeza.
Estos testimonios promovidos por representante del Ministerio Público, merecen fe del tribunal, por provenir de médicos Forenses que tienen conocimientos científicos, periciales y profesionales necesarios para explicar detalladamente y de forma veraz las heridas que sufriera LEONARDO ENRIQUE GONZÁLEZ LAREZ, que le causara su deceso.
Este hecho surge probado con lo declarado por las ciudadanas Elizabeth Rosales y Danitza Buitriago, quienes fueron contestes en afirmar que, Erick Miguel Montenegro Sánchez, Edgar Josué Quintero Torrealba y Leonardo Enrique González Larez, salieron con vida del vehículo corsa en el cual se encontraban, indicando la ciudadana Danitza Buitriago que Erick Montenegro le dijo que saliera del carro con él para pedir ayuda, sin embargo, la referida ciudadana agregó, que se encontraba muy nerviosa y decidió no salir del vehículo, incluso manifestó que no vio en que dirección salieron sus compañeros, pero sintió cuando corrieron detrás del vehículo; asimismo compareció la ciudadana Edelvis del Carmen Guerra Molina, quien reside en la vía principal del mencionado sector y manifestó haber observado al vehículo corsa detenido entre su casa y la de su cuñado, agregando además que visualizó a tres muchachos y una muchacha pidiendo auxilio, e igualmente pudo apreciar que los referidos muchachos corrían asustados frente de la acera, gritaban y pidiendo auxilio, afirmó que al verlos ninguno de ellos estaba herido, y tal declaración le merece fe a quien aquí decide, toda vez que la misma presencio (sic) de que los ciudadanos se encontraban aún con vida.
Luego de analizar detenidamente todos y cada uno de los medios de prueba que comparecieron a rendir testimonio en relación a esta muerte, aplicando el sistema de la sana crítica, que se apoya en las reglas de la lógica, las máximas de experiencia y los conocimientos transmitidos por los expertos surge acreditado que cuando el ciudadano Leonardo González, salé del vehículo conducido por él mismo, con las manos en alto, fue sorprendido por un sujeto quien venía de parrillero (sic) en una moto y le propina un disparo a la altura del ojo, el cual le produce la muerte de forma instantánea,
También surge plenamente demostrada la muerte del ciudadano Leonardo González Lares, por el documento que recoge el acta de defunción N° 922, de fecha 28-07-05, a nombre del mismo, suscrita por la Primera Autoridad Civil de la Parroquia El Paraíso, la cual merece credibilidad a este Juzgador, ya que es un documento auténtico expedido por autoridad competente.
Así mismo, comparecieron al desarrollo del debate los funcionarios Odiver Carmona, Héctor Aparicio, Luis Prada y Roger Moya, quienes practicaron Inspección Técnica N° 1000, y ratificaron su contenido y firma, indicando Odiver Carmona que, la descripción de las heridas que observó al momento de practicar su inspección quedaron plasmadas en las experticias correspondientes, por su parte Roger Moya, quien realizó las fijaciones fotográficas, las cuales fueron mostradas a las partes, donde se puedo observar en una de (sic) de ellas la imagen de una persona con una herida en el ojo derecho y un hematoma en el ojo izquierdo, aún cuando tal inspección se le realizó a una persona que para el momento no estaba plenamente identificada por ellos, no le cabe duda a este Juzgador que se trata del hoy interfecto Leonardo González, ello en atención a las declaraciones de las médicos antes analizadas.
Cabe destacar igualmente que compareció al contradictorio el experto Werney Omar Gil, quien apoya al protocolo de autopsia de quien en vida respondiera al nombre de Leonardo González Larez, donde explico (sic) la trayectoria balística de la herida sufrida la víctima, determinando que la misma tenía un trayecto de adelante hacía atrás, de arriba hacia abajo, de izquierda a derecha, manifestando que para el momento de recibir el impacto el occiso se encontraba en un plano inferior en relación a su victimario, agregando que la única herida presente en el cuerpo se encontraba en el ojo, y describe además que el sitio del suceso es plano, lo cual coincide con lo expuesto por el experto José Luis Cordero, adscrito a la División de Análisis y Reconstrucción de los Hechos, quien durante su exposición manifestó haber estado presente en el lugar de los hechos fijó el mismo, manifestando que en el lugar se encontraban unas casitas el cual era totalmente plano, declaraciones estas que le merecen credibilidad a este sentenciador, por cuanto se tratan de funcionarios adscritos al Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalisticas (sic), con amplia conocimientos en el área en la cual se desempeñan.
Igualmente, el experto Rubén Villamizar, señaló en el debate haber realizado la experticia de análisis de traza de disparo (ATD), a los fines de determinar si existen o no partículas constituyentes del fulminante de una bala para armas de fuego, en ambas manos de tres cadáveres relacionadas con la investigación que se adelantaba, concluyendo que en ningún de los casos se determinó la presencia de los elementos constituyentes de la misma, por lo que este decisor aplicando la máximas de experiencia, la sana crítica, la lógica y la inmediación, concluye que en ningún momento hubo enfrentamiento entre las víctimas y su victimario, ya que la prueba de trazo de disparo resultó ser negativa.
Por otra parte, compareció el ciudadano Henry Cubides, quien expuso que en la mañana siguiente a lo después de haber ocurrido los hechos, salió de su vivienda y luego de revisar su vehículo de color negro, Renault fuego, del año 83, el cual se encontraba estacionado frente su residencia, ubicada en la terraza seis del barrio Kennedy, se percató que en la parte de atrás del mismo localizó un proyectil, lo retiró con un papel, lo introdujo en un bolsa y posteriormente lo entregío (sic) a un funcionario que estaba debidamente identificado como adscrito al Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas, declaración esta que le merece fe a este juzgador por cuanto se trata de un testigo quien debidamente juramentado e impuesto de la consecuencia jurídica de mentir ante la autoridad judicial, expuso en relación a los hechos sobre los cuales tuvo conocimiento, lo cual cobra fuerza al comparecer a la sala de audiencia el experto en trayectoria balística, José Buchanans, quien expuso haber avistado un vehículo Renault con un impacto, todo lo cual al ser adminiculado con la declaración de los expertos en balística Jesús Suárez, Lizetta Marín, Olga Ginnette Mieres y Jennifer Sanoja, quienes realizaron experticia N° 2239, de fecha 30-06-05, indicando que la evidencia suministrada correspondía a un blindaje, el cual había sido entregado por el ciudadano Henry Omar Cubides, y al realizar el peritaje de reconocimiento técnico y comparación balística a la evidencia en cuestión concluyeron que se trataba de un blindaje disparado por un arma de fuego tipo sub ametralladora, marca STEYER, calibre 9 milímetros, serial de orden 150363, esto es reforzado por el experto Sandy Pimentel, quien ratifica el contenido de todas la experticias suscritas por su persona entre las que se encuentra la N° 2239, hay que señalar que estas experticia se explico (sic) detalladamente en el capítulo anterior donde se analizaron y se determinó que dicha arma pertenecía al ciudadano FÉLIX MOTA
Quedo probado que la intención del agente que causó la herida en contra del ciudadano LEONARDO GONZÁLEZ, era la de causar su muerte, toda vez que, esta herida fue propinada con astucia por haber sido realizada en sitio específico y dada para perforar órganos vitales, tal y como resulto descrito en el Protocolo de autopsia y levantamiento de Cádaver (sic), usando con instrumento para consumar su acción un arma de fuego, lo cual trajo como consecuencia una hemorragia subdural que ocasionó la muerte inmediata del ciudadano en cuestión, sin otorgarle ningún tipo de oportunidad a la víctima a defenderse.
En cuanto a la calificación jurídica dada por el Ministerio Público, en relación a la muerte del ciudadano Leonardo González en fecha 27-06-05, a quedado plenamente comprobado para este juzgador, la perpetración del delito Homicidio Calificado, previsto y sancionado en el artículo 406 ordinal 1° del Código Penal vigente, así tenemos que las circunstancias que agravan el acto del sujeto activo, surge probado cuando este actuando sobre seguro al disparar contra la humanidad de su víctima, toda vez que Leonardo González, se encontraba desarmado y por el contrario muy asustado por lo sucedido minutos antes en el sector de la “Y”, en donde sus compañeras habían resultado lesionadas, tales circunstancias quedaron demostradas por las declaraciones de los testigos anteriormente señalados, donde se evidencia que su agresor no tenía motivo alguno para desplegar tal acción, la cual como antes se ha explicado consistió en propinarle un disparo certero, con el cual estaría seguro que le causaría su muerte, utilizando un medio suficiente para ello como lo fue un arma de fuego.
Ahora bien, en cuanto a la culpabilidad del acusado FÉLIX ALBERTO MOTA, surge del convencimiento de quien aquí decide, que el mismo fue la persona que acciona su arma de fuego, en contra de la humanidad de Leonardo González, efectuándole un solo disparo certero, toda vez, que este funcionario en compañía de Franklin García tripulaba un vehículo tipo moto, son los primeros en llegar a la terraza seis del sector las casitas del barrio Kennedy, ya que eran funcionarios adscritos a la Sub Delegación de Caricuao del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalisticas (sic), y en consecuencia conocedores de la zona en cuestión, sirviendo de guía a los demás funcionarios integrantes de la comisión mixta; y es en este mismo lugar donde fue colectado por el ciudadano Henry Cubides un blindaje, el cual al ser sometido a peritaje de reconocimiento técnico y comparación balística por expertos adscritos a tal división, determinaron que el mismo había sido disparado por un arma de fuego marca STEYER, serial de orden 150363, arma éstas que portaba el acusado Félix Martínez Mota, circunstancias estas que hermenéuticamente reunidas permiten a este sentenciador llegar a la convicción que el acusado no sólo estaba en el sitio del suceso, sino que además realizó la acción típica y antijurídica, que produjo la pérdida de una vida humana, que es un bien de interés eminentemente social y público que al ser infringido injustamente produce un daño público que debe ser reprimido y prevenido, toda vez que la tutela penal radica en la protección por interés social de la vida de los individuos que componen la sociedad.
Por todo lo antes expuesto, surge a criterio de este sentenciador que quedo plenamente demostrado la perpetración del delito de Homicidio Calificado, previsto y sancionado en el artículo 406 ordinal 1° del Código Penal vigente, cometido por el ciudadano Félix Martínez Mota, en perjuicio del ciudadano Leonardo González Larez, por lo que el presente fallo debe ser CONDENATORIO, de conformidad con lo dispuesto en el artículo 367 del Código Orgánico Procesal Penal. ASÍ SE DECIDE.-
Demostrado como ha quedado la autoría del acusado Félix Mota, en la comisión del delito analizado, en perjuicio de Leonardo González, pasa este juez a razonar respecto a la responsabilidad y participación que tiene el acusado Franklin García en tales hechos; estableciendo que el referido ciudadano se encontraba en compañía de Félix Mota, ya que este último fungía como parrillero de la unidad tipo moto tripulada por él mismo, quien realizó las maniobras necesarias a los fines que a su compañero le fuese posible accionar su arma en contra de la víctima, realizando así la acción preparatoria necesaria para que el autor ejecute el acto consumativo del delito, participando de esta manera indirectamente en la consumación del mismo, circunstancia esta suficiente para acreditar la responsabilidad del acusado en cuestión; en la comisión del delito por el cual los Representantes del Ministerio Público lo acusan, vale decir, como Cómplice Necesario en la comisión del delito de Homicidio Calificado, previsto y sancionado en el artículo 406 ordinal 1° del Código Penal vigente, en concordancia con el artículo 84 ordinales 2° y 3° Ejusdem, calificación ésta que comparte este juzgador, por lo que el fallo en el presente caso debe ser CONDENATORIO, de conformidad con lo dispuesto en el artículo 367 del Código Orgánico Procesal Penal. Así Se Decide.-
En relación a la muerte de los ciudadanos Erick Miguel Montenegro Sánchez y Edgar Josué Quintero Torrealba
Resulta luego de ser heridas las ciudadanas Elizabeth Yuleidys Rosales Bracamonte, Danitza Buitriago Gamboa e Irúa Coromoto Moreno García en el sector de la “Y”, del barrio Kennedy, cuando continúan el recorrido hacía sector las casitas del mismo barrio, en compañía de Erick Montenegro, Edgar Quintero y Leonardo González, quienes se encontraban con vida y habían resultado ilesos de la acción realizada anteriormente, , siendo que al llegar a la vía principal del sector, el último de los mencionados detiene el vehículo, cerca de la vereda 12, momento en el cual la ciudadana Elizabeth Rosales, llama por teléfono a su mamá -Rosa Ángela Bracamonte-, pidiéndole ayuda; seguidamente, los ciudadanos Erick Montenegro, Edgar Quintero y Leonardo González, se bajan del vehículo con el fin de pedir auxilio, siendo que Erick Montenegro y Edgar Quintero, ingresan desesperadamente a la vereda 12 –callejón-, gritando que los auxilien, sin embrago, los vecinos del sector pensaron que se trataba de unos delincuentes y al no ser reconocidos por ninguno de ellos, estos no los socorrieron, inmediatamente entran al callejón varias personas vestidas de negro, con capucha, portaban sendas armas de fuego, los interceptan, los someten, golpeándolos y luego le propinan varios disparos con arma de fuego, que les causan la muerte, como evidenció, lo cual luego de analizar detenidamente todos y cada uno de los medios de prueba que comparecieron a rendir testimonio en relación a estas muertes, aplicando el sistema de la sana crítica, que se apoya en las reglas de la lógica, las máximas de experiencia y los conocimientos transmitidos por los expertos surge acreditado de la siguiente manera que:
A la sala de audiencias compareció la ciudadana Edelvis del Carmen Guerra Molina, quien reside en la vía principal del sector de las casitas, y observó al vehículo corsa detenido entre su casa y la de su cuñado, agregando además que visualizó a tres muchachos y una muchacha pidiendo auxilio, y que corrían asustados frente a la acera, gritaban pidiendo auxilio, afirmó que al momento de verlos ninguno de ellos estaba herido, expuso que posterior a eso, dos de los muchachos ingresaron al callejón asegurando nuevamente que en ese momento ellos no se encontraban heridos, tal declaración es congruente con lo manifestado por la ciudadana Mayuris Javiela Márquez González, quien argumentó haberse percatado que dos personas, describiéndolas como uno blanquito y uno morenito ingresaron corriendo al callejón y a quienes no les observó ningún tipo de arma y detrás de ellos entran varias personas vestidas de negro y encapuchadas, así mismo, la ciudadana Tibisay Salas, compareció a rendir declaración sobre los hechos donde expresó que ese día en horas de la noche escuchó gritos de personas que decían “somos estudiantes, somos estudiantes”, también la ciudadana Nancy Damelia Lozada de Hernández, rindió su testimonio y mediante el cual refirió que en horas de la noche del día en cuestión, se encontraba en su vivienda ubicada al final del callejón de la terraza seis, cuando escuchó a una persona que le preguntaba a otra ¿cuantos eran?, respondiendo la persona que dos, escuchó además que la persona que preguntaba le indicó a quien respondió que se pusiera contra la pared y posteriormente se colocara contra el piso, agregó que escuchó las voces, las cuales eran cerca de una casilla que se encuentra en el callejón, de la misma manera que escuchó cuando un muchacho le refería a otra persona que lo disculpara, y aseveró haber oído en ese momentos quejidos, en señal de que personas dentro del callejón estaban siendo golpeadas, por ol (sic) que se determina que todas las testigos anteriores analizadas fueron coincidentes en afirmar y señalar que después de lo que percibieron, bien porque lo vieron o lo escucharon, oyeron muchas detonaciones dentro del callejón y todas estas declaraciones le merecen credibilidad a este juzgador por cuanto son testigos de los hechos que sucedieron dentro de la vereda 12, terraza seis del sector la casita del barrio Kennedy en fecha 27-06-05, las cuales comparecieron a la sala y desde su propia perspectiva narraron los hechos sobre los que tuvieron conocimiento, estando debidamente juramentadas y advertidas de la consecuencia jurídica de mentir ante la autoridad judicial.
Tales testimonios cobran fuerza con lo manifestado por la ciudadana Miriam Mercedes Rotjes, quien afirmo (sic) que aproximadamente a las 10:30 de la noche se encontraba en su vivienda en compañía de su hija Kenya Tovar Rotjes, cuando se asomó por la ventana y observó que ingresaron al callejón dos muchachos pidiendo auxilio, quienes tocaron la puerta de su vivienda, pero ella no les abrió porque pensaba que eran unos malandros, exponiendo que inmediatamente vio que llegaron unos funcionarios que salían y entraban al callejón, describiendo que estaban vestidas con ropa de color negra, con capuchas negras, asegura haber visto cuando a uno de los muchachos de los que ingresaron primero en el callejón, se encontraba escondido en una casilla donde guardan las bombas al final de la vereda, lo sacan y lo golpean, igualmente manifiesta que los dos muchachos les piden a sus agresores que no les hagan nada porque eran estudiantes de la Universidad Santa Maria, fue también clara al manifestar que escuchó muchos tiros dentro del callejón, aseveró que presenció cuando agarraron a Edgar, cuyo nombre sabía ya que, éste se encontraba lanzado boca abajo en el piso frente a su ventana, su compañero lo llamaba por su nombre, diciéndole: “Edgar, Edgar, estás ahí?, y este no respondía, de esa misma forma aseguró que a Edgar le dieron un tiro en la cabeza frente a la ventana de su casa, donde quedó el hueco del disparo que le propinaron, manifestó que vio cuando golpeaban a Edgar y él decía que le sacaron los documentos de su ropa que el era estudiante; así mismo expuso que se enteró que el otro muchacho que se encontraba dentro del callejón se llamaba Erick por las noticias que con posterioridad a los hechos se publicaron en el periódico, toda vez que, al momento de suceder tales hechos la misma lo refería como “el flaco”, declaración esta que es totalmente congruente con el testimonio la ciudadana kenya Tovar Rotjes, quien argumentó en el debate que siendo aproximadamente las 10:30 horas de la noche de el día 27-06-05, se encontraba en compañía de su mama Miriam Rotjes, cuando escuchó que dos muchachos entraron gritando a la vereda donde ella reside, siendo clara al agregar que estos dos muchachos tocaron la puerta de su casa, sin embrago (sic) ella no abrió la puerta, por temor que hubiesen sido unos malandros, igualmente observó que también ingresaron unas personas al callejón quienes estaban vestidos de blue jeans, franelas negras, capuchas, y observó cuando agarraron al “morenito” y le pusieron unas esposas y le daban patadas, posteriormente lo lanzaron frente a la ventana de su casa, y como se encontraba parada ahí pudo observar todo, tenía suficiente visibilidad, también vio cuando al callejón ingresó una persona morena que estaba vestida con una chemise blanca de cuello negro y pantalón quien le dijo a las otras personas: “mátenlo que el mató a uno de los nuestros”, así mismo aseguró haber presenciado el momento cuando una persona que se encontraba de espaldas a la ventana de su casa, vestida con pantalón de blue jean, pasamontañas y una camisa negra, le pone el arma larga en la cabeza y escucha cuando el arma es accionada, en cuanto “al blanquito” agregó que lo cuando sacaron de la casilla donde guardan las bombonas y le colocaron un tiraje, manifestó que los muchachos que estaban siendo sometidos les decían a sus agresores que habían ido a darle la cola a una compañera, aseguró además haber escuchado cuando le decían al “blanquito”, que corriera y este no quería por lo que le disparaban y él saltaba los tiros, seguidamente lo lanzaron en los pies del otro muchacho que era el “morenito” a quien el “blanquito” lo llamaba Edgar y al ver que Edgar no le contestaba decía: “Edgar nos mataron”, en ese momento se puso a llorar, y fue enfática al señalar que al muchacho a cada rato lo golpeaban, así mismo fue clara al exponer que observó cuando “el blanquito” se voltea, y ve que el pantalón de este tenía manchas de sangre, observándole una herida en el pecho que tenía “bombitas de agua” al momento que se voltea y le pregunta a su agresor el porqué lo estaban matando, luego de eso le dieron un disparo, manifestando que este había quedado medio arrodillado, que aún tenía el tirro y a pesar de haber quedado de espaldas se le veía la cara, agregó que, en la mañana del día siguiente se percató que en ese mismo sitio donde estaba el “morenito” había un charco de sangre y un hueco que había quedado en ese lugar, declaraciones que son de total credibilidad para quien decide, al no ser contradictorias dichos testimonios entre si (sic) y por el contrario se complementan entre si (sic), aunado al hecho que todas las testigos comparecieron de manera voluntaria; (sic)
En razón de todo lo sucedió se realizó la Reconstrucción de los Hechos, en donde este Tribunal pudo observar, describir y estar en los lugares indicados por las testigos presénciales, vale decir, Kenya Tovar y Miriam Rotjes, en donde se apreció que desde los lugares indicados por las mismas, estas tenían absoluta visibilidad hacía la vereda donde resultaron muertos los ciudadanos Erick Montengro y Edgar Quintana, por lo que es absolutamente cierto que haya podido ver todo lo sucedido en la vereda 12, declaraciones que al ser adminiculadas con lo expuesto por la ciudadana Rosa Ángela Bracamonte, quien manifstó (sic) que recibió una llamada telefónica de su hija quien le pedía auxilio, por lo que salió de su casa ubicada en la vereda 12 de la terraza seis del sector las casitas del Barrio Kennedy, y el llegar a la vía principal se dirigió inmediatamente al vehículo en el cual se encontraba su hija, observando que unas personas ingresaban al callejón y otras se quedaron en el vehículo, indicando además que posterior a eso escuchó múltiples impactos que provenían del callejón -vereda 12- y tal declaración le merece total credibilidad a este sentenciador en cuanto es una persona que compareció ante esta sala de juicio, y expuso en relación a lo que tuvo conocimiento el día en que acontecieron lo hechos.
En otro orden de ideas tenemos, que con todas esas deposiciones, son consideradas para dar por probado que entre las 10 y 11 de la noche del día 27-06-05, los ciudadanos Erick Montenegro y Edgar Quintana ingresan a la vereda 12 (callejón), seguidos por varias personas encapuchadas y vestidas de negro, quienes golpearon a estas personas, así como también les propinaron múltiples disparos, produciéndole la muerte tanto de Erick Montenegro y Edgar Quintana dentro del callejón, específicamente frente a la ventana de la vivienda de las ciudadanas Kenya Tovar Rotjes y Miriam Mercedes Rotjes.-
La declaración de los expertos Omar Gil y José Luis Cordero, adscrito a la División de Análisis y Reconstrucción de los hechos, en relación a la descripción del sitio del suceso, durante su exposición manifestaron haber estado presente en el lugar de los hechos, describieron el callejón en donde se encontraban unas casitas un metro con un metro de ancho y al final había un espacio más ancho con aproximadamente 4 metros de largo, estableciendo además que localizó un proyectil parcialmente deformado, así como impactos y orificios, asegurando por la experiencia que posee pudo observar que algunos de los orificios de la pared ya se encontraban modificados, declaraciones estas que le merecen credibilidad a este sentenciador, por cuanto se tratan de funcionarios adscritos al Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas, con amplia conocimientos en el área en la cual se desempeñan por la condición de expertos, lo cual se concatena al conseguir un impacto de manera descendente, es decir, que la boca del cañón estaba en un ángulo superior, tales deposiciones son reforzadas por la declaración el experto Wilmer Molina, quien realizó levantamiento planimétrico el día de los hechos, manifestando que describió un callejón el cual fijó en su plano con el número 8, y es en ese lugar donde encuentra un blindaje.
Por otra parte durante la celebración del juicio oral y público, compareció la ciudadana Nancy Damelia Hernández, afirmó haber entregado “algo machacadito” que encontró al día siguiente de que ocurrieron los hechos, el cual fue entregado a un funcionario del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalisticas (sic), lo cual es adminiculado con la deposición que hiciera Yilbert Aquinos Oropeza, quien expuso que estuvo presente en el lugar de los hechos un día después de ocurridos los mismos, entrevistándose con una señora que estuvo presente, le informó lo que había escuchado ese día quien le hizo entrega de un proyectil y un blindaje los cuales se encontraban en una servilleta, tales declaraciones le merecen credibilidad a este sentenciador toda vez que, ambas declaraciones son contestes entre sí, y que no han sido desvirtuara por ninguna de las pruebas traída al juicio.
La muerte del ciudadano Erick Miguel Montenegro Torrealba, surge acreditada por el levantamiento signado bajo el N° 136117537, de fecha 29-06-05, realizado por la médico forense Rodainah Nasser, quien durante su exposición señaló que examinó externamente al cadáver de quien en vida respondiera al nombre de Erick Miguel Montenegro, describiendo que presentaba múltiples heridas por arma de fuego, de proyectil único en: cabeza, tórax, abdomen miembros superiores e inferiores, concluyendo que la causa de la muerte fue por hemorragia interna producida por herida de arma de fuego específicamente proyectil único al tórax, lo que sirvió de guía al medico Anatomopatólogo Franklin Pérez, adscrito a la División de Medicatura Forense del Cuerpo de Investigaciones Científicas Penales y Criminalísticas, quien dejó constancia de haber realizado autopsia al cadáver al mencionado cadáver, hizo una descripción externa del cadáver, señalando que, presentaba once (11) heridas por arma de fuego, once (11) orificios de entrada y nueve (09) orificios de salida, ya que se localizaron dos proyectiles en el cuerpo del occiso, uno a nivel de la oreja del lado derecho y el otro en el hemitórax, es decir, en el pecho, las cuales fueron extraídas, y estableció que todas las heridas presentes en el cadáver presentaban halo de contusión y una de ellas tenía tatuaje a nivel epigástrico, es decir, que había sido realizada a una distancia menor a 60 centímetros entre la boca del cañón y la víctima, en consecuencia, esta herida era a contacto, describiendo la trayectoria de estas heridas las cuales en su mayoría eran de adelante hacía atrás, de abajo hacía arriba y de derecha a izquierda, indicando que la causa de la muerte fue por hemorragia interna herida producida por arma de fuego de proyectil único al tórax. y tales declaraciones le merecen credibilidad a este sentenciador toda vez que, son expertas adscritas al Cuerpo de Investigaciones Científicas Penales y Criminalísticas, con amplia trayectoria por la cantidad de peritajes realizan diariamente.
También se encuentra demostrada la muerte del ciudadano Erick Miguel Montenegro Sánchez, por el documento que recoge el acta de defunción, suscrita por la Primera Autoridad Civil de la Parroquia El Paraíso, de fecha 28-07-05, la cual merece credibilidad a este Juzgador, por haber sido expedida por autoridad competente.
Así mismo, comparecieron al desarrollo del debate los ciudadanos Odiver Carmona, Héctor Aparicio, Luis Prada y Roger Moya quienes practicaron inspección técnica N° 998, ratificó el contenido de la misma, indicando Odiver Carmona que la descripción de las heridas que observó al momento de practicar su inspección quedaron plasmadas en las experticias correspondientes; por otra parte Roger Moya, quien realizó las fijaciones fotográficas, se puede observar en una de de ellas la imagen de una persona de sexo masculino piel blanca, con múltiples heridas en su cuerpo y al momento de practicar tal inspección no estaba identificada persona alguna pero a raíz del contradictorio no cabe duda a este Juzgador que se trata del hoy occiso Erick Miguel Montenegro, ello en atención a las declaraciones de las médicos antes analizadas, adminiculado tanto con las declaraciones de las testigos antes señalada quienes describen que en al callejón ingresa un muchacho “blanquito”, a quien las ciudadanas Miriam Rotjes y Kenya Tovar, afirmaron haber observado cuando al muchacho “blanquito”, le propinan varios disparos, de la misma manera con el testimonio del experto Werney Omar Gil, expuso que en relación a la trayectoria balística, de las heridas sufridas determino que el cadáver presentaba once heridas, estableciendo que hay tres que describen un plano, por la cantidad de heridas presentes en el cuerpo de la víctima, manifestó que hay una herida en el epigástrico que se encuentra en un plano inferior y diagonal al tirador, dos heridas a nivel de la fosa iliaca derecha y otra en el epigastrio, exponiendo que, la victima con respecto al victimario se encontraba en alguna de las heridas en un plano superior y otras en el plano inferior.
Igualmente, el experto Rubén Villamizar, al exponer en sala de audiencia en relación a las experticias realizadas por él mismo, señaló haber realizado análisis de traza de disparo (ATD), a los fines de determinar si existen o no partículas constituyentes del fulminante de una bala para armas de fuego, en ambas manos de tres cadáveres relacionadas con la investigación que se adelantaba con objeto de la presente causa, concluyendo que en ningún de los casos se determinó la presencia de los elementos constituyentes de la misma, cuya declaración como anteriormente se ha dicho le merecer credibilidad a este sentenciador y lo que determina que en ningún momento las víctimas estaban armadas.
Quedo efectivamente probado con los elementos antes analizados, que la intención de los agentes eran de causarle la muerte al hoy interfecto ciudadano ERICK MONTENEGRO, como quedó demostrado en el protocolo de autopsia donde especifica las lesiones que sufriera el mismo, por lo que este Tribunal, asegura que hubo ensañamiento por cuanto se aumento deliberadamente e innecesariamente el dolor de la víctima.
Por lo que, la calificación jurídica dada por los Representantes del Ministerio Público, a criterio de quien decide es acertada, al atribuirle a los agentes del hecho la comisión del delito de Homicidio Calificado por Motivos Fútiles e Innobles en perjuicio de el ciudadano Erick Miguel Montenegro; comprobado para este juzgador plenamente, la perpetración del delito antes señalado, previsto y sancionado en el artículo 406 ordinal 1° del Código Penal vigente, así tenemos que las circunstancias que agravan el acto del sujeto activo, surge probado cuando este actuando sobre seguro en su resultado y sin motivo dispara contra la humanidad de su víctima, demostrándose que la víctima se encontraba desarmada, tal como ha quedado demostrado, tratando de resguardar su vida escondiéndose en una casilla ubicada al final del callejón, siendo encontrado, acorralado y sometido por sus victimarios y a pesar que este les pedía que revisaran sus documentos para que de esa manera se percataran que era estudiante universitario, los agentes con crueldad activaron sus armas hasta que le produjeron su muerte y tales circunstancias quedaron plenamente demostradas en el desarrollo del debate.
Ahora bien, en cuanto a la culpabilidad de los acusados JOSÉ ANTONIO PEÑA PEÑA y FÉLIX ALBERTO MOTA, surge del convencimiento de quien aquí decide, que estos son las personas que accionaron su arma de fuego en contra de Erick Montenegro Sánchez, toda vez que, luego de producirle la muerte de Leonardo González, el ciudadano Félix Mota ingresa al callejón en la búsqueda de los otros dos estudiantes, seguido por José Antonio Peña Peña entre otros, quienes entraron accionando sus armas de fuego, tal como lo expusieron los testigos antes analizados; (sic)
Quedando esto acreditado con el resultado de comparación balística N° 2910 de fecha 29-06-05, suscrito por los expertos Olga Mieres, Sandy Pimentel, Lizzetta Marín y Jesús Suárez, quienes al comparecer al contradictorio concluyeron que uno de los dos proyectiles calibre 9 milímetros parabellum, extraído al cadáver del ciudadano Montenegro Sánchez Erick Miguel, fue disparado por el arma de fuego tipo sub ametralladora marca IMI modelo MINI UZI, serial de orden M192920, que era el arma que portaba José Peña Peña, circunstancia esta que ya quedo (sic) plenamente demostrada para este sentenciador, de la misma manera los antes mencionados expertos expusieron en relación a la experticia N° Balística N° 2200 de fecha 29-06-05 de reconocimiento técnico y comparación balística a una concha, dos proyectiles y un blindaje, presentando uno de los proyectiles, el blindaje y la concha, características que les permitió su individualización y al ser la concha antes referida comparada mediante la experticia 2319, localizada en la terraza seis sector las casitas, vale decir, callejón, dio como resultado que la misma fue percutida por el arma de fuego tipo fúsil calibre 9 milímetros, parabellum, marca STEYER, serial de orden 15036, objeto de la experticia 2199 perteneciente al ciudadano Félix Mota, circunstancias estas que analizadas y entrelazadas entre si (sic), le permite a este sentenciador llegar a la conclusión que los acusados no sólo estaban en el sitio del suceso, sino que además realizaron la acción típica y antijurídica, mediante la cual le causaron la muerte al ciudadano Erick Miguel Montenegro, empleando las actividades necesarias para privar de una manera cruel y con ensañamiento la vida de estos jóvenes, encontrándose en un estado superioridad en relación a la víctima, toda vez que como ya en muchas oportunidades se ha explano (sic) estas no portaban ningún tipo de arma y por el contrario ha quedado demostrado que en todo momento estaban asustadas e ignorantes de la acción realizada por los agentes en su contra.
Vale la pena destacar, que de acuerdo al “Manual de Criminalística”, Sexta Edición del 2003, de Miguel Maza Márquez, profesor en la materia, en las páginas 39 y 40, refirió textualmente: “Las estrías de los proyectiles producidas por las irregularidades de sus homólogos en el ánima son únicas. Si un alto grado de correspondencia es hallado entre las estrías de dos proyectiles, se puede decir inequívocamente que fueron disparados las armas que portaban los acusados JOSÉ ANTONIO PEÑA PEÑA y FÉLIX ALBERTO MOTA...”. Que de acuerdo a esas experticias se puede determina que efectivamente los proyectiles fueron extraídos del cuerpo del occiso Erick Miguel Montenegro.
Por todo lo antes expuesto, surge a criterio de este sentenciador que quedo plenamente demostrado la perpetración del delito de Homicidio Calificado, previsto y sancionado en el artículo 406 ordinal 1° del Código Penal vigente, cometido por los ciudadanos Félix Martínez Mota y José Antonio Peña Peña, en perjuicio del ciudadano Erick Miguel Montenegro Sánchez, debiendo ser este fallo eminentemente CONDENATORIO, de conformidad con lo dispuesto en el artículo 367 del Código Orgánico Procesal Penal. ASÍ SE DECIDE.-
Por otro lado también surge acreditada la muerte del ciudadano Edgar Josué Quintero Torrealba, por el levantamiento signado bajo el N° 136-117536, de fecha 29-06-05, realizado por la médico forense Rodainah Nasser, quien durante su exposición señaló que examinó externamente al cadáver de quien en vida respondiera al nombre de Edgar Josué Quintana, describiendo que presentaba múltiples heridas por arma de fuego, de proyectil único en: cabeza, tórax, abdomen miembros superiores e inferiores, concluyendo que la causa de la muerte fue por hemorragia interna producida por herida de arma de fuego específicamente proyectil único a la cabeza, lo cual sirvió de guía al medico Anatomopatólogo Franklin Pérez, adscrito a la División de Medicatura Forense del Cuerpo de Investigaciones Científicas Penales y Criminalísticas, quien dejó constancia de haber realizado autopsia al cadáver de un ciudadano quien en vida respondiera al nombre de EDGAR JOSUÉ QUINTANA, hizo una descripción externa del cadáver, señalando que, presentaba seis (06) heridas por arma de fuego, con una trayectoria de atrás hacía delante de arriba hacia abajo, de izquierda a derecha, indicando que existían múltiples hemorragias, pero señaló que la causa de la muerte fue la hemorragia subdural por herida por arma de fuego único a la cabeza. Compareció igualmente el experto Werney Omar Gil, quien expuso que en relación a la trayectoria balística de las heridas sufridas por el mismo, determino (sic)que el cadáver presentaba seis heridas, estableciendo que la víctima se encontraba en un plano inferior en todas la heridas encontradas en su cuerpo, y tales declaraciones le merecen credibilidad a este sentenciador toda vez que, son expertas adscritas al Cuerpo de Investigaciones Científicas Penales y Criminalísticas, con amplia trayectoria y que explican detalladamente y de forma veraz las heridas que sufrió el occiso EDGAR JOSUÉ QUINTANA
También surge plenamente demostrada la muerte del ciudadano Edgar Josué Quintero Torrealba, por el el (sic) acta de defunción de dicha persona, suscrita por la Primera Autoridad Civil de la Parroquia El Paraíso, de fecha 27-07-05, la cual merece credibilidad a este Juzgador, por haber sido expedida por autoridad competente.
Así mismo, comparecieron al desarrollo del debate los ciudadanos Odiver Carmona, Héctor Aparicio, Luis Prada y Roger Moya quienes practicaron inspección técnica N° 999, ratificaron tanto su firma como el contenido de la misma, indicando Odiver Carmona que, la descripción de las heridas que observó al momento de practicar su inspección quedaron plasmadas en las experticias correspondientes, por su parte Roger Moya, quien realizó las fijaciones fotográficas, mostró a las partes la imagen de una persona de sexo masculino piel morena, con múltiples heridas en su cuerpo y aún cuando tal inspección se le realizó a una persona que para el momento no estaba plenamente identificada por ellos, no le cabe duda a este Juzgador que se trata del hoy occiso Edgar Josué Quintero Torrealba, ello en atención a las declaraciones de las médicos antes analizadas, adminiculado con las declaraciones de las testigos Kenya Tovar y Miriam Mercedes Rojles, quienes argumentan que al callejón ingresó un muchacho “morenito”, afirmando las mismas que observaron cuando al muchacho “morenito” lo lanzaron frente a la ventana de su casa y le colocan un arma larga en la cabeza, escuchando la detonación que en contra de la humanidad de éste se efectuó.
Igualmente, el experto Rubén Villamizar, al exponer en sala de audiencia en relación a las experticias realizadas por él mismo, señaló haber realizado análisis de traza de disparo (ATD), a los fines de determinar si existen o no partículas constituyentes del fulminante de una bala para armas de fuego, en ambas manos de tres cadáveres relacionadas con la investigación que se adelantaba con objeto de la presente causa, concluyendo que en ningún de los casos se determinó la presencia de los elementos constituyentes de la misma, cuya declaración como anteriormente se ha dicho le merecer credibilidad a este sentenciador.
Con lo anteriormente analizado quedo probado que la intención de los agentes que causaron las heridas en contra del ciudadano EDGAR QUINTERO, era la de causar su muerte, toda vez que, las heridas que le causó la muerte fue propinada en un sitio específico y de manera suficiente para causarle la muerte, sin dar oportunidad a la víctima de reaccionar, enseñándose de una manera cruel y despiadada en contra del mismo, actuando además sobre seguro obteniendo el resultado deseado, lo que sin duda alguna es una conducta alevosa por parte de los agentes, quienes no tuvieron motivo para realizar tal agresión, siendo de esta manera consumada la acción de Complicidad Correspectiva en el delito de Homicidio Calificado.
Por lo que, la calificación jurídica dada por los Representantes del Ministerio Público, a criterio de quien decide es acertada, a señalar a los ciudadanos Olimpio Bariles, José Manuel Abreu Oquendo y Peña Peña José Antonio, como Cómplices Correspectivos en la comisión del delito de Homicidio Calificado, previsto y sancionado en el artículo 406 ordinal 1° en relación con el artículo 424, ambos del Código Penal vigente, en perjuicio del ciudadano Edgar Josué Quintero Torrealba; ya que al participar varios agentes activos en el mismo, surge la imposibilidad de determinar el grado de participación de cada uno, este Tribunal Unipersonal considera que las declaraciones aportadas por los testigos antes referidos, están revestidas de absoluta veracidad por cuanto la narración de los sucesos, no se contradicen y mencionan de varias formas los mismos hechos como dicen sucedieron, así como la de los expertos.
Por todo lo antes expuesto, surge a criterio de este sentenciador que quedo plenamente demostrado la perpetración del precitado delito, siendo lo procedente y ajustado a derecho dictar una sentencia CONDENATORIA, de conformidad con lo dispuesto en el artículo 367 del Código Orgánico Procesal Penal. ASÍ SE DECIDE.-
En lo concerniente al delito de Uso Indebido De Arma De Fuego, atribuidos a los acusados PEÑA CARRILLO JOSÉ BALDOMERO, ESCALONA ESAA JORGE ELPIDIO, ABREU OQUENDO JESÚS ALBERTO, MORA ZAMORA FERNANDO JAVIER, SERRADA FRANK ALBERTO, BARILE SÁNCHEZ OLIMPIO, CARPIO HENRÍQUEZ GELSON ALEXANDER, PEÑA PEÑA JOSÉ ANTONIO, SALAZAR RODRÍGUEZ JOSÉ MANUEL, CAMEJO ALIRIO JOSÉ, MOLINA GENDRYS ENRIQUE, JAIME SOSA YOSNEL DE JESÚS, FLORES EDWIN MANUEL, ARRIETA JIMÉNEZ ALEXANDER GERARDO, REYES RUIZ JUAN CARLOS, MAURERA CENTENO JORGE LUIS, COISCOU PRADA CARLOS FELIPE, MONTE CHIRINOS WILL RONALD, APÓSTOL ROMERO JUAN CARLOS, ANGULO URBINA DANILO ALFONSO, BRAVO GARCÍA AMALIO RAFAEL, MARTÍNEZ MOTA FÉLIX ALBERTO y GARCÍA MALDONADO FRANKLIN JOSÉ, por los Representantes del Ministerio Público, considera este Tribunal Unipersonal, quedo (sic) plenamente demostrado en el debate que los antes mencionados acusados son funcionarios policiales y militares en servicio, con amplios conocimiento en el uso de las armas, que fueron instruidos y autorizados por el Estado Venezolano, a los fines de utilizar las mismas en defensa, resguardo, protección de los ciudadanos que habitan dentro del territorio y en legitima defensa, cuando corra riesgo su propia vida, sin embargo, durante el desarrollo del juicio oral y público, se evidenció que los prenombrados no hicieron uso de sus armas en ninguno de estos casos para los cuales estaban autorizados por el Estado, y tal circunstancia surge acreditada por lo expuesto en Sala de Audiencia por el experto Rubén Villamizar, quien asevero (sic) haber practicado en el dorso de ambas manos de los ciudadanos quien en vida respondieran a los nombres de Erick Montenegro, Leonardo González y Edgar Quintero, así como de las ciudadanas Danitza Buitriago, Elizabeth Rosales e Irúa Moreno, análisis de trazas de disparo, a los fines de detectar la presencia de bario, antimonio y plomo, elementos que sólo pueden detectarse cuando se ha accionado un arma de fuego, y en el caso específico de las seis víctimas anteriormente señaladas, dichos análisis resultaron negativo, con lo que se demuestra que dichas personas no accionaron armas de fuego; por esta razón este juzgador aplica el principio fundamental de inmediación y concentración que se unen con las máximas de experiencias, de allí el veredicto de culpabilidad sobre la base de los argumentos anteriores, en contra de los precitados ciudadanos, en la comisión del delito de Uso Indebido De Arma De Fuego, previsto y sancionado en el artículo 281, conforme al artículo 367 del Código Orgánico Procesal Penal. ASÍ SE DECLARA.-
En relación al delito de simulación de hecho punible
Durante el desarrollo del juicio oral y público, quedo (sic) plenamente demostrado la comisión del delito de de simulación de hecho punible, previsto y sancionado en el artículo 239 del Código Penal, ya que las circunstancias que rodearon el hecho se evidencio (sic) que efectivamente los ciudadanos PEÑA CARRILLO JOSÉ BALDOMERO, ABREU OQUENDO JESÚS ALBERTO, BARILE SÁNCHEZ OLIMPIO, PEÑA PEÑA JOSÉ ANTONIO, MARTÍNEZ MOTA FÉLIX ALBERTO y GARCÍA MALDONADO FRANKLIN JOSÉ, realizaron actividades con las cuales modificaron el sitio donde acontecieron los sucesos, teniendo conocimientos dichos funcionarios que con esta acción cometían un delito al modificar la escena del crimen, lo cual queda reforzado con la deposición del experto José Luis Cordero García, quien practicó la Reconstrucción de los Hechos, quien durante su declaración refirió que al momento de inspeccionar el sitio del suceso específicamente el callejón donde fallecieron los ciudadanos Erick Miguel Montenegro Sánchez y Edgar Josué Quintero Torrealba, pudo observar en la parte más ancha unos impactos y algunos orificios que presentaban las paredes y según su propio dicho, habían sido modificados, es decir, no era algo liso, explicó que no era un solo golpe, por el contrario, tenía signos de búsqueda, e indica que el lugar fue modificado, y tal aseveración resulta del conocimiento que sobre el área tiene como experto, lo cual es suficiente para crear en la convicción de este sentenciador, que los agentes cometieron el delito de simulación de hecho punible, previsto y sancionado en el artículo 239 del Código Penal, toda vez, que ya quedo (sic) demostrado que los mismos estuvieron en los sitios del suceso antes descrito, a los fines de salvaguardar su responsabilidad en la comisión de los delitos antes señalados, los cuales fueron cometidos por sus personas, debiendo en consecuencia, ser este fallo CONDENATORIO, de conformidad con lo dispuesto en el artículo 367 del Código Orgánico Procesal Penal. ASÍ SE DECIDE.-
En cuanto al delito de encubrimiento
Ahora bien, en lo que respecta al delito de encubrimiento, surge igualmente del convencimiento de este sentenciador en atención de los medios de prueba que comparecieron a rendir su testimonio a este juicio oral y público, y dicho delito quedo consumado por los ciudadanos RICHARD VARELA y BALDOMERO PEÑA CARRILLO, quienes fueron contestes en afirmar que los mismos, eran los jefes superiores tanto de la comisión de la Dirección de Inteligencia Militar (D.I.M) y Cuerpo de Investigaciones Científicas Penales y Criminalísticas, quienes integraban la comisión mixta que se trasladaron al sector de Kennedy el día en que sucedieron los hechos y giraban instrucciones a sus subalternos, para impedir el descubrimiento de los verdaderos hechos y en consecuencia el castigo de los culpables, por lo que este sentenciador comparte la calificación jurídica dada por la vindicta pública, vale decir, el delito de encubrimiento, previsto y sancionado en e l (sic) artículo 254 del Código Penal vigente, debiendo en consecuencia, dictar fallo CONDENATORIO, de conformidad con lo dispuesto en el artículo 367 del Código Orgánico Procesal Penal. ASÍ SE DECIDE.-
En cuanto al delito de Hurto Calificado
En relación a este hecho, se demostró que efectivamente en el locker asignado al funcionario Gendrys Enrique Molina, fue localizada una pulsera con la inscripción de “ERICK”, la cual pertenecía al hoy occiso Erick Miguel Montenegro Sánchez, hecho este corroborado con lo manifestado por los funcionarios Abelardo José Brito Escalona, Juan Bautista García y Marco Rosales Salas, quienes realizaron inventario a los lockers de los funcionarios adscritos de la Dirección de Inteligencia Militar (D.I.M), refiriendo que específicamente lockers del acusadose (sic) localizaron varias pertenencias, entre ella una pulsera con la inscripción de “ERICK”.
Aunado a ello, se encuentra la declaración aportada por la experto Yésika Yesenia Pérez Velasco, quien expuso en relación a la experticia que realizó a un reloj y una pulsera, donde describe que la misma tenía una inscripción de tipo amarillo que se leía “ERICK”; por lo que este Tribunal da credibilidad a dichos testimonios.
Por otra parte durante la exposición de la ciudadana Danitza Buitriago, la misma aseguró que tenía dos años conociendo a Erick y que este siempre llevaba una pulsera plateada que tenía la inscripción de su nombre y al adminicular todas y cada una de las pruebas entre si (sic), surge la plena convicción a este juzgador que el acusado Gendry Molina, es el autor del delito de Hurto Calificado, previsto y sancionado en el artículo 453 numeral 2° del Código Penal vigente, delito éste que se consuma con el solo apoderamiento o sustracción del objeto, agravándose en este caso, al momento que el agente se aprovecha de la desgracia particular del hurtado, como lo fue el hecho que el mismo, resultó muerto, en consecuencia, debe ser este fallo CONDENATORIO, de conformidad con lo dispuesto en el artículo 367 del Código Orgánico Procesal Penal. ASÍ SE DECIDE.-
En cuanto al delito de violación de domicilio
En el transcurso del juicio oral y público, quedo plenamente demostrado la comisión del delito de de violación de domicilio, previsto y sancionado en el artículo 184 del Código Penal, ya que las circunstancias que rodearon el hecho se evidenció que efectivamente los ciudadanos MARTÍNEZ MOTA FÉLIX ALBERTO y GARCÍA MALDONADO FRANKLIN JOSÉ, son los autores del delito antes referido, toda vez que momentos antes de que ocurrieran los hechos objeto de este debate, los funcionarios integrantes de la comisión mixta desplegaron una actividad de investigación que se llevó a cabo en el sector, por la muerte de un funcionario adscrito a la Dirección de Inteligencia Militar, y éstos procedieron a ingresaban (sic) de manera arbitraria e ilegal y sin la respectiva orden judicial a la vivienda correspondiente a la ciudadana Simona Raga Yépez y su familia, procedieron a intimidarlos con su presencia; esto esta demostrado con la declaración de la referida ciudadana quien al comparecer ante este tribunal afirmó que personas que se identificaron como autoridad ingresaron a su vivienda vestidos de negro con capucha y portando armas largas, interrogándola acerca de los hombres que habitaban en dicho lugar, respondiéndole que se encontraba en ese momento su yerno y su hijo de nombre Ramón Antonio Plaza Raga, donde uno funcionarios proceden a sacar a dichos sujetos de su residencia; mientras tanto el otro funcionario registro algunas habitaciones; simultáneamente a este hecho escuchó muchas detonaciones; siendo corroborado el dicho de esta ciudadana con lo manifestado por su hijo Ramón Plaza Raga quien ante la sala de juicio además agregó (sic) que el funcionario le requiso (sic) e interrogó (sic) en relación a un ciudadano al cual se refería como “El Edicito” y él le manifestó que tenia tiempo que no lo veía, es cuando se avista un vehículo corsa y el funcionario policial le manifestó textualmente lo siguiente: “Si, y quien es ese que va allí” refiriéndose al vehículo corsa en el cual se trasladaban los estudiantes de la universitarios, indicándole que no sabia quien era, es en ese momento es cuando escucha muchísimas detonaciones retirándose los funcionarios a buscar los vehículos tipo moto que portaban y se encontraban apartados de la vivienda, para emprender la persecución del referido vehículo, por lo que los acusados MARTÍNEZ MOTA FÉLIX ALBERTO y GARCÍA MALDONADO FRANKLIN JOSÉ actuaron abusando de las funciones que tienen, violentando el derecho constitucional que viene reconocido por las principales declaraciones internacionales del derecho humanos; tal como lo es la inviolabilidad del domicilio, que es uno de los derechos que tiene mayor trascendencia jurídica, en cual tiene como única excepción el allanamiento de morada instrumento corrientemente utilizado para la realización de este tipo procedimiento, el cual en el presente caso no fue cumplido ni solicitado, siendo que estos funcionarios irrumpieron en la residencia de la ciudadana Simona Raga Yépez, por estas consideraciones el presente fallo en consecuencia, debe ser CONDENATORIO, de conformidad con lo dispuesto en el artículo 367 del Código Orgánico Procesal Penal. ASÍ SE DECIDE.-
En cuanto al delito Alteración de Documento Público
Por otra parte, el Ministerio Público acusó al ciudadano Peña Peña José Antonio, por la comisión del delito de Alteración de Documento Público, previsto y sancionado en el artículo 78 de la Ley Contra la Corrupción, delito esté plenamente comprobado, toda vez el acusado en su rango de Mayor teniendo plena competencia para la utilización y disposición de los libros y otros registros que lleva la Dirección de Inteligencia Militar, ejecutó maniobra sobre el libro destinado para el asiento de entrada y salida de armamento perteneciente a esa dirección, alterando y modificando el sentido y alcance de lo escrito en el folio 26 en las pautas 23 y 28, donde se reflejaba el arma que portaba, consumando su delito al colocar liquido corrector denominado comúnmente como tipex sobre lo ya escrito; a esta conclusión llego este sentenciador con la declaración de los expertos Alejandro Rodelo y Mayra Torrealba, quienes al comparecen a la sala de juicio ratificaron el informe por ellos presentados, señalando que peritaron un libro perteneciente a la Dirección de Inteligencia Militar, el cual se encontraba en buen estado de uso y conservación, indicando que todo documento tiene un sentido original cuando no ha sido enmendado y al ser enmascarado pierde el sentido original, agregando que en esta materia el término fraudulento es el hecho de manipular para cambiar la escritura lo cual le cambia el sentido original, y como resulto probado tal alteración solo le favorece al acusado, por ello considera este Juzgador, en atención a las reglas de la lógica y las máximas de experiencias que el ciudadano JOSÉ ANTONIO PEÑA PENA es el autor del precitado delito, y por ello lo ajustado a derecho es dictar un fallo CONDENATORIO, de conformidad con lo dispuesto en el artículo 367 del Código Orgánico Procesal Penal. ASÍ SE DECIDE.-
En relación al delito de Porte Ilícito de Arma de Fuego
Finalmente el Ministerio Público acusó al acusado PEÑA CARRILLO JOSÉ BALDOMERO por la comisión del delito de PORTE ILÍCITO DE ARMA DE FUEGO, previsto y sancionado en el artículo 277 deL (sic) Código Penal, delito esté que quedo (sic) plenamente comprobado con la declaración de la ciudadana LILIANA URIBE quien al comparecer a la sala de audiencia señalo haber recibido de manos del Mayor Pena Carrillo un armamento el cual solo indico que era personal, sin haber presentado documentos que lo acreditara para portar el mismo, circunstancia esta suficiente para dar por acreditado el delito in comento, siendo lo mas ajustado a derecho es que este fallo sea CONDENATORIO, de conformidad con lo dispuesto en el artículo 367 del Código Orgánico Procesal Penal. Y ASÍ SE DECIDE.-
En relación a los hechos sucedidos en fecha 06-12-02, en la plaza Francia de Altamira, mediante cual fueron acusados los ciudadanos Radames Olivares y Olimpio Barile Sánchez
Finalizado el debate oral y público, quedo demostrado que fecha 06-12-02, siendo aproximadamente las 11:00 horas de la noche, unos sujetos a bordo de un vehículo Toyota Machito transitaban por la avenida Francisco de Miranda, de repente accionaron sus armas en dirección a la Plaza Francia de Altamira, en donde se encontraban varias personas realizando una actividad, no resultando ninguna persona lesionada.
Por otro lado tenemos, que a la audiencia comparecieron los ciudadanos LUIS JOSÉ GREGORIO DELGADO MICHELENA, JAIME ANDRÉS RIVERO LEÓN y EDITH JOSÉ ROJAS PEÑA, quienes fueron contestes en afirmar que en fecha 06-12-02, se realizaba una actividad en la plaza Francia de Altamira, encontrándose varias personas en dicho lugar y es cuando avistaron a un vehículo que se desplazaba por la avenida Francisco de Miranda, de donde efectuaron varios disparos, de lo que se colige que si bien es cierto que observaron a unos ciudadanos disparan de dicho vehículo, no es menos cierto que no aportaron ninguna característica que los señalaran a los acusados como los autores o participes en lo acaecido. Manifestando igualmente el ultimo de los nombrados haber emprendido una persecución en contra del Vehículo Toyota machito, pero sin embargo expreso que hubo un momento que lo perdió de vista y no pudo ni siquiera anotar la placa, lo que a criterio de este Juzgador el testigo no tiene la cereza que efectivamente ese vehículo haya sido de donde disparan hacia la Plaza Altamira.
Por otra parte, también compareció al debate el ciudadano JOSÉ MARTÍN VELÁSQUEZ RIVAS, quien indico que había tenido conocimiento que en fecha 06-12-03, desde un vehículo Toyota machito se efectuaron varios disparos, de igual manera se evidencia que la misma no aporta elementos de prueba que comprometan a los acusados, ya que dicha declaración es metamente (sic) referencial.
Cabe señalar, que los funcionarios policiales Jaime Andrés Rivero León y José Martín Velásquez, quienes para ese momento se desempeñan como funcionarios policiales adscritos al Instituto Autónomo de Policía de Chacao, fueron contestes en afirmar que detuvieron a dos personas que se encontraban a bordo de un vehículo Toyota Machito el cual se encontraba en la calle Juan Bosco, exactamente donde se encontraba yesterday, quedando identificados los detenidos Olimpio Bariles y Radames Olivares, y les decomisaron varios armas de fuego, amén de que los mismos eran funcionarios adscritos al Instituto Autónomo de Policía del Municipio Chacao. por la declaración que en sala de audiencias hicieran por lo cual a este sentenciador, surge acreditada la aprehensión de los acusados antes mencionados por todo lo antes expuesto. A raíz del decomiso de las mencionadas armas el ciudadano José Luis Gregorio Michelena, testigo promovido por la vindicta pública, informó a esta sala que estuvo presente en el momento en que ocurrieron los hechos objetos del presente debate, y luego de tal acción, pudo recolectar unas conchas que se encontraban en las adyacencias del lugar, las cuales con posterioridad fueron entregadas a los efectivos policiales, a los fines de realizar la experticia balística correspondiente.
No obstante, determina este Sentenciador que no existen elementos suficientes para dar demostrado la responsabilidad penal de los ciudadanos Olimpio Barile Sánchez, como Cómplice Del Delito De Intimidación Publica, previsto y sancionado en el artículo 297 y 298, en concordancia con el artículo 84 ordinal 3º todos del Código Penal Vigente, y Radames Olivares, como Cómplice Del Delito De Intimidación Publica, previsto y sancionado en el artículo 297 y 298, en concordancia con el artículo 84 ordinal 3º todos del Código Penal Vigente y Uso Indebido De Arma De Fuego, previsto y sancionado en el artículo 281 Ejusdem, ya que no existen testigos presenciales que determinen a ciencia cierta que los hoy acusados hayan cometido el delito in comento, no pudiendo el Representante del Ministerio Público traer al debate las pruebas suficientes, para demostrar la responsabilidad de los acusados.
Por todo lo anteriormente expuesto, este Tribunal Unipersonal al apreciar las pruebas ofrecidas por el Representante de Ministerio Público y evacuadas durante el desarrollo del debate, atendiendo la sana critica, las reglas de la lógica, los conocimientos científicos y la máximas de experiencia, considera que en el caso que nos ocupa no existe la certeza de que efectivamente sean los acusados RADAMES OLIVARES como cómplice del delito de intimidación publica, previsto y sancionado en el artículo 297 y 298, en concordancia con el artículo 84 ordinal 3º todos del Código Penal Vigente y OLIMPIO BARILE, como cómplice del delito de intimidación publica, previsto y sancionado en el artículo 297 y 298, en concordancia con el artículo 84 ordinal 3º todos del Código Penal Vigente y uso indebido de arma de fuego, previsto y sancionado en el artículo 281 Ejusdem, por lo que ante la duda razonable e insuficiencia de elementos probatorios, el presente fallo imperativamente deberá ser ABSOLUTORIO,. Y ASÍ SE DECLARA.
PENALIDAD
1.- Del ciudadano PEÑA CARRILLO JOSÉ BALDOMERO, por los delitos de: HOMICIDIO CALIFICADO FRUSTRADO EN GRADO DE COMPLICIDAD CORRESPECTIVA, previsto y sancionado en el artículo 406 ordinal 1 en relación con el artículo 80 en concordancia con el artículo 424, todos del Código Penal, en perjuicio de las ciudadanas IRÚA COROMOTO GRACIA y DANITZA COROMOTO BUITRAGO, USO INDEBIDO DE ARMA DE FUEGO, SIMULACIÓN DE HECHO PUNIBLE, PORTE ILÍCITO DE ARMA DE FUEGO y ENCUBRIMIENTO, previstos y sancionados en los artículo 281, 239, 277 y 254 ejusdem.
El delito de HOMICIDIO CALIFICADO, previsto y sancionado en el artículo 406 ordinal 1 del Código Penal, en perjuicio de la ciudadana IRÚA COROMOTO GRACIA, prevé una pena de QUINCE (15) A VEINTE (20) AÑOS DE PRISIÓN, siendo su término medio DIECISIETE (17) AÑOS Y SEIS (6) MESES DE PRISIÓN, conforme al artículo 37 ejusdem. Ahora se observa que el mismo fu (sic) cometido en GRADO DE COMPLICIDAD CORRESPECTIVA, por lo que se le rebajara una tercera parte de la pena, según lo estipulado en el artículo 424 ibidem, quedando la pena en ONCE (11) AÑOS Y OCHO (8) MESES DE PRISIÓN. Asimismo se evidencia que el mismo fue realizado en GRADO DE FRUSTRACIÓN, se procederá a rebajarle una tercera parte (1/3), conforme a lo a lo preceptuado en el artículo 82 del Código Penal, quedando la pena a cumplir en relación a este hecho en SIETE (7) AÑOS, NUEVE (9) MESES y DIEZ (10) DÍAS DE PRISIÓN.
En relación al delito de HOMICIDIO CALIFICADO, previsto y sancionado en el artículo 406 ordinal 1 del Código Penal, en perjuicio de la ciudadana DANITZA COROMOTO BUITRAGO, prevé una pena de QUINCE (15) A VEINTE (20) AÑOS DE PRISIÓN, siendo su término medio DIECISIETE (17) AÑOS Y SEIS (6) MESES DE PRISIÓN, conforme a lo establecido en el artículo 37 ejusdem. Igualmente se observa que el mismo fu cometido en GRADO DE COMPLICIDAD CORRESPECTIVA, por lo que se le rebajara una tercera parte (1/3) de la pena, según lo estipulado en el artículo 424 ibidem, quedando la pena en ONCE (11) AÑOS Y OCHO (8) MESES DE PRISIÓN. Asimismo fue realizado en GRADO DE FRUSTRACIÓN, se procederá a rebajarle una tercera parte (1/3), conforme a lo a lo preceptuado en el artículo 82 del Código Penal, quedando la pena por este hecho en SIETE (7) AÑOS, NUEVE (9) MESES y DIEZ (10) DÍAS DE PRISIÓN.
Con respecto al delito de USO INDEBIDO DE ARMA DE FUEGO, previsto y sancionado en el artículo 281 del Código Penal, al mencionado delito se le aplicará la pena establecida en el artículo 277 ejusdem, que prevé una pena de TRES (3) A CINCO (5) AÑOS DE PRISIÓN, y conforme al artículo 37 ejusdem, su término medio es de CUATRO (4) AÑOS DE PRISIÓN, y se le aumentará un tercio conforme al artículo 281 ibidem, quedando la pena este delito en CINCO (5) AÑOS Y CUATRO (4) MESES DE PRISIÓN.
Por el delito de PORTE ILÍCITO DE ARMA DE FUEGO, previsto y sancionado en el artículo 277 del Código Penal, el cual prevé una pena de TRES (3) A CINCO (5) AÑOS DE PRISIÓN, siendo su término medio conforme al artículo 37 ejusdem, de CUATRO (4) AÑOS DE PRISIÓN, pena esta que se le aplicará por este hecho.-
En lo concerniente al delito de SIMULACIÓN DE HECHO PUNIBLE, previsto y sancionado en los artículo 239 del Código Penal, establece una pena de UNO (1) A QUINCE (15) MESES DE PRISIÓN, siendo su término medio OCHO (8) MESES DE PRISIÓN, conforme al artículo 37 ejusdem, pena que se le aplicará por esta acción.-
Por el delito de ENCUBRIMIENTO, previsto y sancionado en el artículo 254 del Código Penal, estipula una pena de de UNO (1) A CINCO (5) AÑOS DE PRISIÓN, siendo su término medio TRES (3) AÑOS DE PRISIÓN, como lo establece el artículo 37 ejusdem, pena esta que se le asignará por este delito.
En el presente caso existe concurrencia real de delitos, debiendo aplicar el artículo 88 del Código Penal… es decir que el delito de mayor entidad en el presente caso es el delito de HOMICIDIO CALIFICADO FRUSTRADO EN GRADO DE COMPLICIDAD CORRESPECTIVA, previsto y sancionado en el artículo 406 ordinal 1° en relación con el artículo 80 en concordancia con el artículo 424, todos del Código Penal, en perjuicio de las ciudadanas IRÚA COROMOTO GRACIA, que se le estableció una pena de SIETE (7) AÑOS, NUEVE (9) MESES y DIEZ (10) DÍAS DE PRISIÓN; por lo que se le aumentará la mitad de los otros delitos, quedando en definitiva la pena a cumplir por el acusado PEÑA CARRILLO JOSÉ BALDOMERO en DIECIOCHO (18) AÑOS Y CUATRO (4) MESES DE PRISIÓN . ASÍ SE DECLARA.
2.- Del ciudadano ESCALONA ISAA JORGE ELPIDIO, se le siguió juicio por los delitos de HOMICIDIO CALIFICADO FRUSTRADO EN GRADO DE COMPLICIDAD CORRESPECTIVA, previsto y sancionado en el artículo 406 ordinal 1 en relación con el artículo 80 en concordancia con el artículo 424, todos del Código Penal, en perjuicio de las ciudadanas IRÚA COROMOTO GRACIA y DANITZA COROMOTO BUITRAGO y USO INDEBIDO DE ARMA DE FUEGO, previsto y sancionado en el artículo 281 ejusdem.-
El delito de HOMICIDIO CALIFICADO, previsto y sancionado en el artículo 406 ordinal 1 del Código Penal, en perjuicio de la ciudadana IRÚA COROMOTO GRACIA, prevé una pena de QUINCE (15) A VEINTE (20) AÑOS DE PRISIÓN, siendo su término medio DIECISIETE (17) AÑOS Y SEIS (6) MESES DE PRISIÓN, conforme al artículo 37 ejusdem. Ahora se observa que el mismo fu cometido en GRADO DE COMPLICIDAD CORRESPECTIVA, por lo que se le rebajara una tercera parte de la pena, según lo estipulado en el artículo 424 ibidem, quedando la pena en ONCE (11) AÑOS Y OCHO (8) MESES DE PRISIÓN. Asimismo se evidencia que el mismo fue realizado en GRADO DE FRUSTRACIÓN, se procederá a rebajarle una tercera parte (1/3), conforme a lo a lo preceptuado en el artículo 82 del Código Penal, quedando la pena a cumplir en relación a este hecho en SIETE (7) AÑOS, NUEVE (9) MESES y DIEZ (10) DÍAS DE PRISIÓN.
En relación al delito de HOMICIDIO CALIFICADO, previsto y sancionado en el artículo 406 ordinal 1 del Código Penal, en perjuicio de la ciudadana DANITZA COROMOTO BUITRAGO, prevé una pena de QUINCE (15) A VEINTE (20) AÑOS DE PRISIÓN, siendo su término medio DIECISIETE (17) AÑOS Y SEIS (6) MESES DE PRISIÓN, conforme a lo establecido en el artículo 37 ejusdem. Igualmente se observa que el mismo fu cometido en GRADO DE COMPLICIDAD CORRESPECTIVA, por lo que se le rebajara una tercera parte (1/3) de la pena, según lo estipulado en el artículo 424 ibidem, quedando la pena en ONCE (11) AÑOS Y OCHO (8) MESES DE PRISIÓN. Asimismo fue realizado en GRADO DE FRUSTRACIÓN, se procederá a rebajarle una tercera parte (1/3), conforme a lo a lo preceptuado en el artículo 82 del Código Penal, quedando la pena por este hecho en SIETE (7) AÑOS, NUEVE (9) MESES y DIEZ (10) DÍAS DE PRISIÓN.
Con respecto al delito de USO INDEBIDO DE ARMA DE FUEGO, previsto y sancionado en el artículo 281 del Código Penal, al mencionado delito se le aplicará la pena establecida en el artículo 277 ejusdem, que prevé una pena de TRES (3) A CINCO (5) AÑOS DE PRISIÓN, y conforme al artículo 37 ejusdem, su término medio es de CUATRO (4) AÑOS DE PRISIÓN, y se le aumentará un tercio conforme al artículo 281 ibidem, quedando la pena este delito en CINCO (5) AÑOS Y CUATRO (4) MESES DE PRISIÓN.
Ahora bien, en el presente caso existe concurrencia real de delitos, por lo que se aplicará el artículo 88 del Código Penal…es decir que el delito de mayor entidad en el presente caso es el delito de HOMICIDIO CALIFICADO FRUSTRADO EN GRADO DE COMPLICIDAD CORRESPECTIVA, previsto y sancionado en el artículo 406 ordinal 1° en relación con el artículo 80 en concordancia con el artículo 424, todos del Código Penal, en perjuicio de las ciudadanas IRÚA COROMOTO GRACIA, que se le estableció una pena de SIETE (7) AÑOS, NUEVE (9) MESES y DIEZ (10) DÍAS DE PRISIÓN; por lo que se le aumentará la mitad de los otros delitos, quedando en definitiva la pena a cumplir por el ciudadano ESCALONA ISAA JORGE ELPIDIO, en CATORCE (14) AÑOS Y SEIS (6) MESES DE PRISIÓN. ASÍ SE DECLARA.-
3.- Del ciudadano JESÚS ABREU OQUENDO por los delitos de HOMICIDIO CALIFICADO EN GRADO DE COMPLICIDAD CORRESPECTIVA, previsto y sancionado en el artículo 406 ordinal 1 en concordancia con el artículo 424, todos del Código Penal, en perjuicio de EDGAR JOSUÉ QUINTERO, HOMICIDIO CALIFICADO FRUSTRADO EN GRADO DE COMPLICIDAD CORRESPECTIVA, previsto y sancionado en el artículo 406 ordinal 1 en relación con el artículo 80 en concordancia con el artículo 424, ejusdem, en perjuicio de las ciudadanas IRÚA COROMOTO GRACIA y DANITZA COROMOTO BUITRAGO, USO INDEBIDO DE ARMA DE FUEGO y SIMULACIÓN DE HECHO PUNIBLE, previstos y sancionados en el artículo 281 y 239 ibidem.
El delito de HOMICIDIO CALIFICADO, previsto y sancionado en el artículo 406 ordinal 1 del Código Penal, en perjuicio del ciudadano EDGAR JOSUÉ QUINTERO, establece una pena de QUINCE (15) A VEINTE (20) AÑOS DE PRISIÓN, siendo su término medio DIECISIETE (17) AÑOS y SEIS (6) MESES DE PRISIÓN, conforme el artículo 37 ejusdem. Asimismo se observa que el mismo fue cometido en COMPLICIDAD CORRESPECTIVA, por lo que se aplicara el artículo 424 ibidem, quedando la pena por este delito en ONCE (11) AÑOS y OCHO (8) MESES DE PRISIÓN.
Con respecto al HOMICIDIO CALIFICADO, previsto y sancionado en el artículo 406 ordinal 1 del Código Penal, en perjuicio de la ciudadana IRÚA COROMOTO GRACIA, prevé una pena de QUINCE (15) A VEINTE (20) AÑOS DE PRISIÓN, siendo su término medio DIECISIETE (17) AÑOS Y SEIS (6) MESES DE PRISIÓN, conforme al artículo 37 ejusdem. Ahora se observa que el mismo fu cometido en GRADO DE COMPLICIDAD CORRESPECTIVA, por lo que se le rebajara una tercera parte de la pena, según lo estipulado en el artículo 424 ibidem, quedando la pena en ONCE (11) AÑOS Y OCHO (8) MESES DE PRISIÓN. Asimismo se evidencia que el mismo fue realizado en GRADO DE FRUSTRACIÓN, se procederá a rebajarle una tercera parte (1/3), conforme a lo a lo preceptuado en el artículo 82 del Código Penal, quedando la pena a cumplir en relación a este hecho en SIETE (7) AÑOS, NUEVE (9) MESES y DIEZ (10) DÍAS DE PRISIÓN.
En relación al delito de HOMICIDIO CALIFICADO, previsto y sancionado en el artículo 406 ordinal 1 del Código Penal, en perjuicio de la ciudadana DANITZA COROMOTO BUITRAGO, prevé una pena de QUINCE (15) A VEINTE (20) AÑOS DE PRISIÓN, siendo su término medio DIECISIETE (17) AÑOS Y SEIS (6) MESES DE PRISIÓN, conforme a lo establecido en el artículo 37 ejusdem. Igualmente se observa que el mismo fu cometido en GRADO DE COMPLICIDAD CORRESPECTIVA, por lo que se le rebajara una tercera parte (1/3) de la pena, según lo estipulado en el artículo 424 ibidem, quedando la pena en ONCE (11) AÑOS Y OCHO (8) MESES DE PRISIÓN. Asimismo fue realizado en GRADO DE FRUSTRACIÓN, se procederá a rebajarle una tercera parte (1/3), conforme a lo a lo preceptuado en el artículo 82 del Código Penal, quedando la pena por este hecho en SIETE (7) AÑOS, NUEVE (9) MESES y DIEZ (10) DÍAS DE PRISIÓN.
Con respecto al delito de USO INDEBIDO DE ARMA DE FUEGO, previsto y sancionado en el artículo 281 del Código Penal, al mencionado delito se le aplicará la pena establecida en el artículo 277 ejusdem, que prevé una pena de TRES (3) A CINCO (5) AÑOS DE PRISIÓN, y conforme al artículo 37 ejusdem, su término medio es de CUATRO (4) AÑOS DE PRISIÓN, y se le aumentará un tercio conforme al artículo 281 ibidem, quedando la pena este delito en CINCO (5) AÑOS Y CUATRO (4) MESES DE PRISIÓN.
En lo concerniente al delito de SIMULACIÓN DE HECHO PUNIBLE, previsto y sancionado en los artículo 239 del Código Penal, establece una pena de UNO (1) A QUINCE (15) MESES DE PRISIÓN, siendo su término medio OCHO (8) MESES DE PRISIÓN, conforme al artículo 37 ejusdem, pena que se le aplicará por esta acción.-
Ahora bien, en el presente caso existe concurrencia real de delitos, por lo que se aplicará el artículo 88 del Código Penal…es decir que el delito de mayor entidad en el presente caso es el delito de HOMICIDIO CALIFICADO EN GRADO DE COMPLICIDAD CORRESPECTIVA, previsto y sancionado en el artículo 406 ordinal 1° en relación con el artículo 424, ambos del Código Penal, en perjuicio del ciudadano EDGAR JOSUÉ QUINTERO, que se le estableció una pena de ONCE (11) AÑOS, OCHO (8) MESES DE PRISIÓN; por lo que se le aumentará la mitad de los otros delitos, quedando en definitiva la pena a cumplir por el ciudadano JESÚS ABREU OQUENDO, en VEINTIDÓS (22) AÑOS y CINCO (5) MESES Y DIEZ (10) DÍAS DE PRISIÓN. ASÍ SE DECLARA.-
4.- Del ciudadano MORA ZAMORA FERNANDO JAVIER, por los delitos de HOMICIDIO CALIFICADO FRUSTRADO EN GRADO DE COMPLICIDAD CORRESPECTIVA, previsto y sancionado en el artículo 406 ordinal 1 en relación con el artículo 80 en concordancia con el artículo 424, todos del Código Penal, en perjuicio de las ciudadanas IRÚA COROMOTO GRACIA y DANITZA COROMOTO BUITRAGO y USO INDEBIDO DE ARMA DE FUEGO, previsto y sancionado en el artículo 281 ejusdem.-
El delito de HOMICIDIO CALIFICADO, previsto y sancionado en el artículo 406 ordinal 1 del Código Penal, en perjuicio de la ciudadana IRÚA COROMOTO GRACIA, prevé una pena de QUINCE (15) A VEINTE (20) AÑOS DE PRISIÓN, siendo su término medio DIECISIETE (17) AÑOS Y SEIS (6) MESES DE PRISIÓN, conforme al artículo 37 ejusdem. Ahora se observa que el mismo fu cometido en GRADO DE COMPLICIDAD CORRESPECTIVA, por lo que se le rebajara una tercera parte de la pena, según lo estipulado en el artículo 424 ibidem, quedando la pena en ONCE (11) AÑOS Y OCHO (8) MESES DE PRISIÓN. Asimismo se evidencia que el mismo fue realizado en GRADO DE FRUSTRACIÓN, se procederá a rebajarle una tercera parte (1/3), conforme a lo a lo preceptuado en el artículo 82 del Código Penal, quedando la pena a cumplir en relación a este hecho en SIETE (7) AÑOS, NUEVE (9) MESES y DIEZ (10) DÍAS DE PRISIÓN.
En relación al delito de HOMICIDIO CALIFICADO, previsto y sancionado en el artículo 406 ordinal 1 del Código Penal, en perjuicio de la ciudadana DANITZA COROMOTO BUITRAGO, prevé una pena de QUINCE (15) A VEINTE (20) AÑOS DE PRISIÓN, siendo su término medio DIECISIETE (17) AÑOS Y SEIS (6) MESES DE PRISIÓN, conforme a lo establecido en el artículo 37 ejusdem. Igualmente se observa que el mismo fu cometido en GRADO DE COMPLICIDAD CORRESPECTIVA, por lo que se le rebajara una tercera parte (1/3) de la pena, según lo estipulado en el artículo 424 ibidem, quedando la pena en ONCE (11) AÑOS Y OCHO (8) MESES DE PRISIÓN. Asimismo fue realizado en GRADO DE FRUSTRACIÓN, se procederá a rebajarle una tercera parte (1/3), conforme a lo a lo preceptuado en el artículo 82 del Código Penal, quedando la pena por este hecho en SIETE (7) AÑOS, NUEVE (9) MESES y DIEZ (10) DÍAS DE PRISIÓN.
Con respecto al delito de USO INDEBIDO DE ARMA DE FUEGO, previsto y sancionado en el artículo 281 del Código Penal, al mencionado delito se le aplicará la pena establecida en el artículo 277 ejusdem, que prevé una pena de TRES (3) A CINCO (5) AÑOS DE PRISIÓN, y conforme al artículo 37 ejusdem, su término medio es de CUATRO (4) AÑOS DE PRISIÓN, y se le aumentará un tercio conforme al artículo 281 ibidem, quedando la pena este delito en CINCO (5) AÑOS Y CUATRO (4) MESES DE PRISIÓN.
Ahora bien, en el presente caso existe concurrencia real de delitos, por lo que se aplicará el artículo 88 del Código Penal… es decir que el delito de mayor entidad en el presente caso es el delito de HOMICIDIO CALIFICADO FRUSTRADO EN GRADO DE COMPLICIDAD CORRESPECTIVA, previsto y sancionado en el artículo 406 ordinal 1° en relación con el artículo 80 en concordancia con el artículo 424, todos del Código Penal, en perjuicio de las ciudadanas IRÚA COROMOTO GRACIA, que se le estableció una pena de SIETE (7) AÑOS, NUEVE (9) MESES y DIEZ (10) DÍAS DE PRISIÓN; por lo que se le aumentará la mitad de los otros delitos, quedando en definitiva la pena a cumplir por el ciudadano MORA ZAMORA FERNANDO JAVIER, en CATORCE (14) AÑOS Y SEIS (6) MESES DE PRISIÓN. ASÍ SE DECLARA.-
5.- Del ciudadano CARPIO ENRIQUE JESÚS ALEXANDER, por los delitos de HOMICIDIO CALIFICADO FRUSTRADO EN GRADO DE COMPLICIDAD CORRESPECTIVA, previsto y sancionado en el artículo 406 ordinal 1 en relación con el artículo 80 en concordancia con el artículo 424, todos del Código Penal, en perjuicio de las ciudadanas IRÚA COROMOTO GRACIA y DANITZA COROMOTO BUITRAGO y USO INDEBIDO DE ARMA DE FUEGO, previsto y sancionado en el artículo 281 ejusdem.-
El delito de HOMICIDIO CALIFICADO, previsto y sancionado en el artículo 406 ordinal 1 del Código Penal, en perjuicio de la ciudadana IRÚA COROMOTO GRACIA, prevé una pena de QUINCE (15) A VEINTE (20) AÑOS DE PRISIÓN, siendo su término medio DIECISIETE (17) AÑOS Y SEIS (6) MESES DE PRISIÓN, conforme al artículo 37 ejusdem. Ahora se observa que el mismo fu cometido en GRADO DE COMPLICIDAD CORRESPECTIVA, por lo que se le rebajara una tercera parte de la pena, según lo estipulado en el artículo 424 ibidem, quedando la pena en ONCE (11) AÑOS Y OCHO (8) MESES DE PRISIÓN. Asimismo se evidencia que el mismo fue realizado en GRADO DE FRUSTRACIÓN, se procederá a rebajarle una tercera parte (1/3), conforme a lo a lo preceptuado en el artículo 82 del Código Penal, quedando la pena a cumplir en relación a este hecho en SIETE (7) AÑOS, NUEVE (9) MESES y DIEZ (10) DÍAS DE PRISIÓN.
En relación al delito de HOMICIDIO CALIFICADO, previsto y sancionado en el artículo 406 ordinal 1 del Código Penal, en perjuicio de la ciudadana DANITZA COROMOTO BUITRAGO, prevé una pena de QUINCE (15) A VEINTE (20) AÑOS DE PRISIÓN, siendo su término medio DIECISIETE (17) AÑOS Y SEIS (6) MESES DE PRISIÓN, conforme a lo establecido en el artículo 37 ejusdem. Igualmente se observa que el mismo fu cometido en GRADO DE COMPLICIDAD CORRESPECTIVA, por lo que se le rebajara una tercera parte (1/3) de la pena, según lo estipulado en el artículo 424 ibidem, quedando la pena en ONCE (11) AÑOS Y OCHO (8) MESES DE PRISIÓN. Asimismo fue realizado en GRADO DE FRUSTRACIÓN, se procederá a rebajarle una tercera parte (1/3), conforme a lo a lo preceptuado en el artículo 82 del Código Penal, quedando la pena por este hecho en SIETE (7) AÑOS, NUEVE (9) MESES y DIEZ (10) DÍAS DE PRISIÓN.
Con respecto al delito de USO INDEBIDO DE ARMA DE FUEGO, previsto y sancionado en el artículo 281 del Código Penal, al mencionado delito se le aplicará la pena establecida en el artículo 277 ejusdem, que prevé una pena de TRES (3) A CINCO (5) AÑOS DE PRISIÓN, y conforme al artículo 37 ejusdem, su término medio es de CUATRO (4) AÑOS DE PRISIÓN, y se le aumentará un tercio conforme al artículo 281 ibidem, quedando la pena este delito en CINCO (5) AÑOS Y CUATRO (4) MESES DE PRISIÓN.
Ahora bien, en el presente caso existe concurrencia real de delitos, por lo que se aplicará el artículo 88 del Código Penal, que refiere… es decir que el delito de mayor entidad en el presente caso es el delito de HOMICIDIO CALIFICADO FRUSTRADO EN GRADO DE COMPLICIDAD CORRESPECTIVA, previsto y sancionado en el artículo 406 ordinal 1° en relación con el artículo 80 en concordancia con el artículo 424, todos del Código Penal, en perjuicio de las ciudadanas IRÚA COROMOTO GRACIA, que se le estableció una pena de SIETE (7) AÑOS, NUEVE (9) MESES y DIEZ (10) DÍAS DE PRISIÓN; por lo que se le aumentará la mitad de los otros delitos, quedando en definitiva la pena a cumplir por el ciudadano CARPIO ENRIQUE JESÚS ALEXANDER, en CATORCE (14) AÑOS Y SEIS (6) MESES DE PRISIÓN. ASÍ SE DECLARA.-
6.- Del ciudadano PEÑA PEÑA JOSÉ ANTONIO, por los delitos de COAUTOR EN EL DELITO DE HOMICIDIO CALIFICADO, previsto y sancionado en el artículo 406 ordinal 1° del Código Penal, en perjuicio de ERICK MONTENEGRO, HOMICIDIO CALIFICADO EN GRADO DE COMPLICIDAD CORRESPECTIVA, previsto y sancionado en el artículo 406 ordinal 1 en concordancia con el artículo 424 ejusdem, en perjuicio de EDGAR JOSUÉ QUINTERO, HOMICIDIO CALIFICADO FRUSTRADO EN GRADO DE COMPLICIDAD CORRESPECTIVA, previsto y sancionado en el artículo 406 ordinal 1 en relación con el artículo 80 en concordancia con el artículo 424, Ibidem, en perjuicio de las ciudadanas IRÚA COROMOTO GRACIA y DANITZA COROMOTO BUITRAGO, USO INDEBIDO DE ARMA DE FUEGO, SIMULACIÓN DE HECHO PUNIBLE, previstos y sancionados en los artículos 281, 239 del Código Penal y ALTERACIÓN DE DOCUMENTO PÚBLICO previsto y sancionado en el artículo 78 de la Ley Contra la Corrupción.
Ahora bien, el delito de HOMICIDIO CALIFICADO EN GRADO DE COAUTOR, previsto y sancionado en el artículo 406 ordinal 1° del Código Penal, en perjuicio de ERICK MONTENEGRO, prevé una pena de QUINCE (15) A VEINTE (20) AÑOS DE PRISIÓN, siendo su término medio DIECISIETE (17) AÑOS Y SEIS (6) MESES DE PRISIÓN, como lo establece el artículo 37 ejusdem, pena que se le aplicará al mencionado ciudadano por ese delito.
En relación al delito de HOMICIDIO CALIFICADO EN GRADO DE COMPLICIDAD CORRESPECTIVA, previsto y sancionado en el artículo 406 ordinal 1 en concordancia con el artículo 424 ejusdem, en perjuicio de EDGAR JOSUÉ QUINTERO, el delito de HOMICIDIO CALIFICADO, establece una pena de QUINCE (15) A VEINTE (20) AÑOS DE PRISIÓN, siendo su término medio DIECISIETE (17) AÑOS Y SEIS (6) MESES DE PRISIÓN, como lo establece el artículo 37 ejusdem, y como el mencionado delito fue cometido en GRADO DE COMPLICIDAD CORRESPECTIVA, se le rebajará un tercio, quedando la pena en ONCE (11) AÑOS Y OCHO (8) MESES DE PRISIÓN, pena que se le aplicará por ese delito.
En lo concerniente al delito de HOMICIDIO CALIFICADO, previsto y sancionado en el artículo 406 ordinal 1 del Código Penal, en perjuicio de la ciudadana IRÚA COROMOTO GRACIA, prevé una pena de QUINCE (15) A VEINTE (20) AÑOS DE PRISIÓN, siendo su término medio DIECISIETE (17) AÑOS Y SEIS (6) MESES DE PRISIÓN, conforme al artículo 37 ejusdem. Ahora se observa que el mismo fu cometido en GRADO DE COMPLICIDAD CORRESPECTIVA, por lo que se le rebajara una tercera parte de la pena, según lo estipulado en el artículo 424 ibidem, quedando la pena en ONCE (11) AÑOS Y OCHO (8) MESES DE PRISIÓN. Asimismo se evidencia que el mismo fue realizado en GRADO DE FRUSTRACIÓN, se procederá a rebajarle una tercera parte (1/3), conforme a lo a lo preceptuado en el artículo 82 del Código Penal, quedando la pena a cumplir en relación a este hecho en SIETE (7) AÑOS, NUEVE (9) MESES y DIEZ (10) DÍAS DE PRISIÓN.
El delito de HOMICIDIO CALIFICADO, previsto y sancionado en el artículo 406 ordinal 1 del Código Penal, en perjuicio de la ciudadana DANITZA COROMOTO BUITRAGO, prevé una pena de QUINCE (15) A VEINTE (20) AÑOS DE PRISIÓN, siendo su término medio DIECISIETE (17) AÑOS Y SEIS (6) MESES DE PRISIÓN, conforme a lo establecido en el artículo 37 ejusdem. Igualmente se observa que el mismo fu cometido en GRADO DE COMPLICIDAD CORRESPECTIVA, por lo que se le rebajara una tercera parte (1/3) de la pena, según lo estipulado en el artículo 424 ibidem, quedando la pena en ONCE (11) AÑOS Y OCHO (8) MESES DE PRISIÓN. Asimismo fue realizado en GRADO DE FRUSTRACIÓN, se procederá a rebajarle una tercera parte (1/3), conforme a lo a lo preceptuado en el artículo 82 del Código Penal, quedando la pena por este hecho en SIETE (7) AÑOS, NUEVE (9) MESES y DIEZ (10) DÍAS DE PRISIÓN.
Con respecto al delito de USO INDEBIDO DE ARMA DE FUEGO, previsto y sancionado en el artículo 281 del Código Penal, al mencionado delito se le aplicará la pena establecida en el artículo 277 ejusdem, que prevé una pena de TRES (3) A CINCO (5) AÑOS DE PRISIÓN, y conforme al artículo 37 ejusdem, su término medio es de CUATRO (4) AÑOS DE PRISIÓN, y se le aumentará un tercio conforme al artículo 281 ibidem, quedando la pena por este delito en CINCO (5) AÑOS Y CUATRO (4) MESES DE PRISIÓN.
En lo concerniente al delito de SIMULACIÓN DE HECHO PUNIBLE, previsto y sancionado en los artículo 239 del Código Penal, establece una pena de UNO (1) A QUINCE (15) MESES DE PRISIÓN, siendo su término medio OCHO (8) MESES DE PRISIÓN, conforme al artículo 37 ejusdem, pena que se le aplicará por esta acción.-
Por el delito de ALTERACIÓN DE DOCUMENTO PÚBLICO, previsto y sancionado en el artículo 78 de la Ley Contra la Corrupción, estipula una pena de TRES (3) A SIETE (7) AÑOS DE PRISIÓN, siendo su término medio CINCO (5) AÑOS DE PRISIÓN, como lo establece el artículo 37 ejusdem, pena esta que se le asignará por este delito.
En el presente caso existe concurrencia real de delitos, debiendo aplicar el artículo 88 del Código Penal… es decir que el delito de mayor entidad en el presente caso es el delito de HOMICIDIO CALIFICADO EN GRADO DE COACTAR, previsto y sancionado en el artículo 406 ordinal 1° del Código Penal, en perjuicio de las ciudadanas IRÚA COROMOTO GRACIA, que se le estableció una pena de DIECISIETE (17) AÑOS Y SEIS (6) MESES DE PRISIÓN; por lo que se le aumentará la mitad de los otros delitos, que sumados da un total de TREINTA Y SEIS (36) AÑOS, SIETE (7) MESES y DIEZ (10) DÍAS, de lo que se desprende que en el caso que nos ocupa la pena sobrepasa el limite establecido en nuestra legislación, tal y como lo señala el artículo 94 del Código Penal, el cual reza… quedando en definitiva la pena a cumplir por el acusado PEÑA JOSÉ ANTONIO, en TREINTA (30) AÑOS DE PRISIÓN . ASÍ SE DECLARA.
7.- Del ciudadano BARILE SÁNCHEZ OLIMPIO, por los de delitos HOMICIDIO CALIFICADO EN GRADO DE COMPLICIDAD CORRESPECTIVA, previsto y sancionado en el artículo 406 ordinal 1 en concordancia con el artículo 424, todos del Código Penal, en perjuicio de EDGAR JOSUÉ QUINTERO, HOMICIDIO CALIFICADO FRUSTRADO EN GRADO DE COMPLICIDAD CORRESPECTIVA, previsto y sancionado en el artículo 406 ordinal 1 en relación con el artículo 80 en concordancia con el artículo 424, ejusdem, en perjuicio de las ciudadanas IRÚA COROMOTO GRACIA y DANITZA COROMOTO BUITRAGO, USO INDEBIDO DE ARMA DE FUEGO y SIMULACIÓN DE HECHO PUNIBLE, previstos y sancionados en los artículos 281 y 239 ibidem.
En relación al delito de HOMICIDIO CALIFICADO EN GRADO DE COMPLICIDAD CORRESPECTIVA, previsto y sancionado en el artículo 406 ordinal 1 en concordancia con el artículo 424 del Código Penal, en perjuicio de EDGAR JOSUÉ QUINTERO, el delito de HOMICIDIO CALIFICADO, establece una pena de QUINCE (15) A VEINTE (20) AÑOS DE PRISIÓN, siendo su término medio DIECISIETE (17) AÑOS Y SEIS (6) MESES DE PRISIÓN, como lo establece el artículo 37 ejusdem, y como el mencionado delito fue cometido en GRADO DE COMPLICIDAD CORRESPECTIVA, se le rebajará un tercio, quedando la pena en ONCE (11) AÑOS Y OCHO (8) MESES DE PRISIÓN, pena que se le aplicará por ese delito.
En lo concerniente al delito de HOMICIDIO CALIFICADO, previsto y sancionado en el artículo 406 ordinal 1 del Código Penal, en perjuicio de la ciudadana IRÚA COROMOTO GRACIA, prevé una pena de QUINCE (15) A VEINTE (20) AÑOS DE PRISIÓN, siendo su término medio DIECISIETE (17) AÑOS Y SEIS (6) MESES DE PRISIÓN, conforme al artículo 37 ejusdem. Ahora se observa que el mismo fu cometido en GRADO DE COMPLICIDAD CORRESPECTIVA, por lo que se le rebajara una tercera parte de la pena, según lo estipulado en el artículo 424 ibidem, quedando la pena en ONCE (11) AÑOS Y OCHO (8) MESES DE PRISIÓN. Asimismo se evidencia que el mismo fue realizado en GRADO DE FRUSTRACIÓN, se procederá a rebajarle una tercera parte (1/3), conforme a lo a lo preceptuado en el artículo 82 del Código Penal, quedando la pena a cumplir en relación a este hecho en SIETE (7) AÑOS, NUEVE (9) MESES y DIEZ (10) DÍAS DE PRISIÓN.
El delito de HOMICIDIO CALIFICADO, previsto y sancionado en el artículo 406 ordinal 1 del Código Penal, en perjuicio de la ciudadana DANITZA COROMOTO BUITRAGO, prevé una pena de QUINCE (15) A VEINTE (20) AÑOS DE PRISIÓN, siendo su término medio DIECISIETE (17) AÑOS Y SEIS (6) MESES DE PRISIÓN, conforme a lo establecido en el artículo 37 ejusdem. Igualmente se observa que el mismo fu cometido en GRADO DE COMPLICIDAD CORRESPECTIVA, por lo que se le rebajara una tercera parte (1/3) de la pena, según lo estipulado en el artículo 424 ibidem, quedando la pena en ONCE (11) AÑOS Y OCHO (8) MESES DE PRISIÓN. Asimismo fue realizado en GRADO DE FRUSTRACIÓN, se procederá a rebajarle una tercera parte (1/3), conforme a lo a lo preceptuado en el artículo 82 del Código Penal, quedando la pena por este hecho en SIETE (7) AÑOS, NUEVE (9) MESES y DIEZ (10) DÍAS DE PRISIÓN.
Con respecto al delito de USO INDEBIDO DE ARMA DE FUEGO, previsto y sancionado en el artículo 281 del Código Penal, al mencionado delito se le aplicará la pena establecida en el artículo 277 ejusdem, que prevé una pena de TRES (3) A CINCO (5) AÑOS DE PRISIÓN, y conforme al artículo 37 ejusdem, su término medio es de CUATRO (4) AÑOS DE PRISIÓN, y se le aumentará un tercio conforme al artículo 281 ibidem, quedando la pena por este delito en CINCO (5) AÑOS Y CUATRO (4) MESES DE PRISIÓN. En lo concerniente al delito de SIMULACIÓN DE HECHO PUNIBLE, previsto y sancionado en los artículo 239 del Código Penal, establece una pena de UNO (1) A QUINCE (15) MESES DE PRISIÓN, siendo su término medio OCHO (8) MESES DE PRISIÓN, conforme al artículo 37 ejusdem, pena que se le aplicará por esta acción.-
En el presente caso existe concurrencia real de delitos, debiendo aplicar el artículo 88 del Código Penal, que refiere… es decir que el delito de mayor entidad en el presente caso es el delito de HOMICIDIO CALIFICADO EN GRADO DE COMPLICIDAD CORRESPECTIVA, previsto y sancionado en el artículo 406 ordinal 1 en concordancia con el artículo 424 ejusdem, en perjuicio de EDGAR JOSUÉ QUINTERO,, que se le estableció una pena de ONCE (11) AÑOS Y OCHO (8) MESES DE PRISIÓN; por lo que se le aumentará la mitad de los otros delitos, que sumados da un total de VEINTIDÓS (22) AÑOS, CINCO (5) MESES y DIEZ (10) DÍAS DE PRISIÓN, pena esta que en definitiva cumplirá el ciudadano BARILE SÁNCHEZ OLIMPIO . ASÍ SE DECLARA.
8.- Del ciudadano SERRADA FRANK ALBERTO, por los delitos de HOMICIDIO CALIFICADO FRUSTRADO EN GRADO DE COMPLICIDAD CORRESPECTIVA, previsto y sancionado en el artículo 406 ordinal 1 en relación con el artículo 80 en concordancia con el artículo 424, todos del Código Penal, en perjuicio de las ciudadanas IRÚA COROMOTO GRACIA y DANITZA COROMOTO BUITRAGO y USO INDEBIDO DE ARMA DE FUEGO, previsto y sancionado en el artículo 281 ejusdem.
El delito de HOMICIDIO CALIFICADO, previsto y sancionado en el artículo 406 ordinal 1 del Código Penal, en perjuicio de la ciudadana IRÚA COROMOTO GRACIA, prevé una pena de QUINCE (15) A VEINTE (20) AÑOS DE PRISIÓN, siendo su término medio DIECISIETE (17) AÑOS Y SEIS (6) MESES DE PRISIÓN, conforme al artículo 37 ejusdem. Ahora se observa que el mismo fu cometido en GRADO DE COMPLICIDAD CORRESPECTIVA, por lo que se le rebajara una tercera parte de la pena, según lo estipulado en el artículo 424 ibidem, quedando la pena en ONCE (11) AÑOS Y OCHO (8) MESES DE PRISIÓN. Asimismo se evidencia que el mismo fue realizado en GRADO DE FRUSTRACIÓN, se procederá a rebajarle una tercera parte (1/3), conforme a lo a lo preceptuado en el artículo 82 del Código Penal, quedando la pena a cumplir en relación a este hecho en SIETE (7) AÑOS, NUEVE (9) MESES y DIEZ (10) DÍAS DE PRISIÓN.
En relación al delito de HOMICIDIO CALIFICADO, previsto y sancionado en el artículo 406 ordinal 1 del Código Penal, en perjuicio de la ciudadana DANITZA COROMOTO BUITRAGO, prevé una pena de QUINCE (15) A VEINTE (20) AÑOS DE PRISIÓN, siendo su término medio DIECISIETE (17) AÑOS Y SEIS (6) MESES DE PRISIÓN, conforme a lo establecido en el artículo 37 ejusdem. Igualmente se observa que el mismo fu cometido en GRADO DE COMPLICIDAD CORRESPECTIVA, por lo que se le rebajara una tercera parte (1/3) de la pena, según lo estipulado en el artículo 424 ibidem, quedando la pena en ONCE (11) AÑOS Y OCHO (8) MESES DE PRISIÓN. Asimismo fue realizado en GRADO DE FRUSTRACIÓN, se procederá a rebajarle una tercera parte (1/3), conforme a lo a lo preceptuado en el artículo 82 del Código Penal, quedando la pena por este hecho en SIETE (7) AÑOS, NUEVE (9) MESES y DIEZ (10) DÍAS DE PRISIÓN.
Con respecto al delito de USO INDEBIDO DE ARMA DE FUEGO, previsto y sancionado en el artículo 281 del Código Penal, al mencionado delito se le aplicará la pena establecida en el artículo 277 ejusdem, que prevé una pena de TRES (3) A CINCO (5) AÑOS DE PRISIÓN, y conforme al artículo 37 ejusdem, su término medio es de CUATRO (4) AÑOS DE PRISIÓN, y se le aumentará un tercio conforme al artículo 281 ibidem, quedando la pena este delito en CINCO (5) AÑOS Y CUATRO (4) MESES DE PRISIÓN.
Ahora bien, en el presente caso existe concurrencia real de delitos, por lo que se aplicará el artículo 88 del Código Penal, que refiere… es decir que el delito de mayor entidad en el presente caso es el delito de HOMICIDIO CALIFICADO FRUSTRADO EN GRADO DE COMPLICIDAD CORRESPECTIVA, previsto y sancionado en el artículo 406 ordinal 1° en relación con el artículo 80 en concordancia con el artículo 424, todos del Código Penal, en perjuicio de las ciudadanas IRÚA COROMOTO GRACIA, que se le estableció una pena de SIETE (7) AÑOS, NUEVE (9) MESES y DIEZ (10) DÍAS DE PRISIÓN; por lo que se le aumentará la mitad de los otros delitos, quedando en definitiva la pena a cumplir por el ciudadano SERRADA FRANK ALBERTO, en CATORCE (14) AÑOS Y SEIS (6) MESES DE PRISIÓN. ASÍ SE DECLARA.-
9.- Del ciudadano SALAZAR RODRÍGUEZ JOSÉ MANUEL, por los delitos de HOMICIDIO CALIFICADO FRUSTRADO EN GRADO DE COMPLICIDAD CORRESPECTIVA, previsto y sancionado en el artículo 406 ordinal 1 en relación con el artículo 80 en concordancia con el artículo 424, todos del Código Penal, en perjuicio de las ciudadanas IRÚA COROMOTO GRACIA, DANITZA COROMOTO BUITRAGO e ELIZABETH ROSALES, USO INDEBIDO DE ARMA DE FUEGO, previsto y sancionado en el artículo 281 ejusdem.
El delito de HOMICIDIO CALIFICADO, previsto y sancionado en el artículo 406 ordinal 1 del Código Penal, en perjuicio de la ciudadana IRÚA COROMOTO GRACIA, prevé una pena de QUINCE (15) A VEINTE (20) AÑOS DE PRISIÓN, siendo su término medio DIECISIETE (17) AÑOS Y SEIS (6) MESES DE PRISIÓN, conforme al artículo 37 ejusdem. Ahora se observa que el mismo fu cometido en GRADO DE COMPLICIDAD CORRESPECTIVA, por lo que se le rebajara una tercera parte de la pena, según lo estipulado en el artículo 424 ibidem, quedando la pena en ONCE (11) AÑOS Y OCHO (8) MESES DE PRISIÓN. Asimismo se evidencia que el mismo fue realizado en GRADO DE FRUSTRACIÓN, se procederá a rebajarle una tercera parte (1/3), conforme a lo a lo preceptuado en el artículo 82 del Código Penal, quedando la pena a cumplir en relación a este hecho en SIETE (7) AÑOS, NUEVE (9) MESES y DIEZ (10) DÍAS DE PRISIÓN.
En relación al delito de HOMICIDIO CALIFICADO, previsto y sancionado en el artículo 406 ordinal 1 del Código Penal, en perjuicio de la ciudadana DANITZA COROMOTO BUITRAGO, prevé una pena de QUINCE (15) A VEINTE (20) AÑOS DE PRISIÓN, siendo su término medio DIECISIETE (17) AÑOS Y SEIS (6) MESES DE PRISIÓN, conforme a lo establecido en el artículo 37 ejusdem. Igualmente se observa que el mismo fu cometido en GRADO DE COMPLICIDAD CORRESPECTIVA, por lo que se le rebajara una tercera parte (1/3) de la pena, según lo estipulado en el artículo 424 ibidem, quedando la pena en ONCE (11) AÑOS Y OCHO (8) MESES DE PRISIÓN. Asimismo fue realizado en GRADO DE FRUSTRACIÓN, se procederá a rebajarle una tercera parte (1/3), conforme a lo a lo preceptuado en el artículo 82 del Código Penal, quedando la pena por este hecho en SIETE (7) AÑOS, NUEVE (9) MESES y DIEZ (10) DÍAS DE PRISIÓN.
El delito de HOMICIDIO CALIFICADO, previsto y sancionado en el artículo 406 ordinal 1 del Código Penal, en perjuicio de la ciudadana ELIZABETH ROSALES, prevé una pena de QUINCE (15) A VEINTE (20) AÑOS DE PRISIÓN, siendo su término medio DIECISIETE (17) AÑOS Y SEIS (6) MESES DE PRISIÓN, conforme al artículo 37 ejusdem. Ahora se observa que el mismo fu cometido en GRADO DE COMPLICIDAD CORRESPECTIVA, por lo que se le rebajara una tercera parte de la pena, según lo estipulado en el artículo 424 ibidem, quedando la pena en ONCE (11) AÑOS Y OCHO (8) MESES DE PRISIÓN. Asimismo se evidencia que el mismo fue realizado en GRADO DE FRUSTRACIÓN, se procederá a rebajarle una tercera parte (1/3), conforme a lo a lo preceptuado en el artículo 82 del Código Penal, quedando la pena a cumplir en relación a este hecho en SIETE (7) AÑOS, NUEVE (9) MESES y DIEZ (10) DÍAS DE PRISIÓN.
Con respecto al delito de USO INDEBIDO DE ARMA DE FUEGO, previsto y sancionado en el artículo 281 del Código Penal, al mencionado delito se le aplicará la pena establecida en el artículo 277 ejusdem, que prevé una pena de TRES (3) A CINCO (5) AÑOS DE PRISIÓN, y conforme al artículo 37 ejusdem, su término medio es de CUATRO (4) AÑOS DE PRISIÓN, y se le aumentará un tercio conforme al artículo 281 ibidem, quedando la pena este delito en CINCO (5) AÑOS Y CUATRO (4) MESES DE PRISIÓN.
Ahora bien, en el presente caso existe concurrencia real de delitos, por lo que se aplicará el artículo 88 del Código Penal, que refiere… es decir que el delito de mayor entidad en el presente caso es el delito de HOMICIDIO CALIFICADO FRUSTRADO EN GRADO DE COMPLICIDAD CORRESPECTIVA, previsto y sancionado en el artículo 406 ordinal 1° en relación con el artículo 80 en concordancia con el artículo 424, todos del Código Penal, en perjuicio de las ciudadanas IRÚA COROMOTO GRACIA, que se le estableció una pena de SIETE (7) AÑOS, NUEVE (9) MESES y DIEZ (10) DÍAS DE PRISIÓN; por lo que se le aumentará la mitad de los otros delitos, quedando en definitiva la pena a cumplir por el ciudadano SALAZAR RODRÍGUEZ JOSÉ MANUEL, en DIECIOCHO (18) AÑOS Y DOS (2) MESES Y VEINTE (20) DÍAS DE PRISIÓN. ASÍ SE DECLARA.-
10.- Del ciudadano CAMEJO ALIRIO JOSÉ, por los delitos de HOMICIDIO CALIFICADO FRUSTRADO EN GRADO DE COMPLICIDAD CORRESPECTIVA, previsto y sancionado en el artículo 406 ordinal 1 en relación con el artículo 80 en concordancia con el artículo 424, todos del Código Penal, en perjuicio de las ciudadanas IRÚA COROMOTO GRACIA y DANITZA COROMOTO BUITRAGO y USO INDEBIDO DE ARMA DE FUEGO, previsto y sancionado en el artículo 281 ejusdem.
El delito de HOMICIDIO CALIFICADO, previsto y sancionado en el artículo 406 ordinal 1 del Código Penal, en perjuicio de la ciudadana IRÚA COROMOTO GRACIA, prevé una pena de QUINCE (15) A VEINTE (20) AÑOS DE PRISIÓN, siendo su término medio DIECISIETE (17) AÑOS Y SEIS (6) MESES DE PRISIÓN, conforme al artículo 37 ejusdem. Ahora se observa que el mismo fu cometido en GRADO DE COMPLICIDAD CORRESPECTIVA, por lo que se le rebajara una tercera parte de la pena, según lo estipulado en el artículo 424 ibidem, quedando la pena en ONCE (11) AÑOS Y OCHO (8) MESES DE PRISIÓN. Asimismo se evidencia que el mismo fue realizado en GRADO DE FRUSTRACIÓN, se procederá a rebajarle una tercera parte (1/3), conforme a lo a lo preceptuado en el artículo 82 del Código Penal, quedando la pena a cumplir en relación a este hecho en SIETE (7) AÑOS, NUEVE (9) MESES y DIEZ (10) DÍAS DE PRISIÓN.
En relación al delito de HOMICIDIO CALIFICADO, previsto y sancionado en el artículo 406 ordinal 1 del Código Penal, en perjuicio de la ciudadana DANITZA COROMOTO BUITRAGO, prevé una pena de QUINCE (15) A VEINTE (20) AÑOS DE PRISIÓN, siendo su término medio DIECISIETE (17) AÑOS Y SEIS (6) MESES DE PRISIÓN, conforme a lo establecido en el artículo 37 ejusdem. Igualmente se observa que el mismo fu cometido en GRADO DE COMPLICIDAD CORRESPECTIVA, por lo que se le rebajara una tercera parte (1/3) de la pena, según lo estipulado en el artículo 424 ibidem, quedando la pena en ONCE (11) AÑOS Y OCHO (8) MESES DE PRISIÓN. Asimismo fue realizado en GRADO DE FRUSTRACIÓN, se procederá a rebajarle una tercera parte (1/3), conforme a lo a lo preceptuado en el artículo 82 del Código Penal, quedando la pena por este hecho en SIETE (7) AÑOS, NUEVE (9) MESES y DIEZ (10) DÍAS DE PRISIÓN.
Con respecto al delito de USO INDEBIDO DE ARMA DE FUEGO, previsto y sancionado en el artículo 281 del Código Penal, al mencionado delito se le aplicará la pena establecida en el artículo 277 ejusdem, que prevé una pena de TRES (3) A CINCO (5) AÑOS DE PRISIÓN, y conforme al artículo 37 ejusdem, su término medio es de CUATRO (4) AÑOS DE PRISIÓN, y se le aumentará un tercio conforme al artículo 281 ibidem, quedando la pena este delito en CINCO (5) AÑOS Y CUATRO (4) MESES DE PRISIÓN.
Ahora bien, en el presente caso existe concurrencia real de delitos, por lo que se aplicará el artículo 88 del Código Penal, que refiere… es decir que el delito de mayor entidad en el presente caso es el delito de HOMICIDIO CALIFICADO FRUSTRADO EN GRADO DE COMPLICIDAD CORRESPECTIVA, previsto y sancionado en el artículo 406 ordinal 1° en relación con el artículo 80 en concordancia con el artículo 424, todos del Código Penal, en perjuicio de las ciudadanas IRÚA COROMOTO GRACIA, que se le estableció una pena de SIETE (7) AÑOS, NUEVE (9) MESES y DIEZ (10) DÍAS DE PRISIÓN; por lo que se le aumentará la mitad de los otros delitos, quedando en definitiva la pena a cumplir por el ciudadano CAMEJO ALIRIO JOSÉ, en CATORCE (14) AÑOS Y SEIS (6) MESES DE PRISIÓN. ASÍ SE DECLARA.-
11.- Del ciudadano MOLINA GENDRYS ENRIQUE, por los delitos de HOMICIDIO CALIFICADO FRUSTRADO EN GRADO DE COMPLICIDAD CORRESPECTIVA, previsto y sancionado en el artículo 406 ordinal 1 en relación con el artículo 80 en concordancia con el artículo 424, todos del Código Penal, en perjuicio de las ciudadanas IRÚA COROMOTO GRACIA y DANITZA COROMOTO BUITRAGO, USO INDEBIDO DE ARMA DE FUEGO, previsto y sancionado en el artículo 281 ejusdem y HURTO CALIFICADO, previsto y sancionado en el artículo 453 parte in fine del ordinal 2° ibidem, en perjuicio de ERICK MONTENEGRO.
El delito de HOMICIDIO CALIFICADO, previsto y sancionado en el artículo 406 ordinal 1 del Código Penal, en perjuicio de la ciudadana IRÚA COROMOTO GRACIA, prevé una pena de QUINCE (15) A VEINTE (20) AÑOS DE PRISIÓN, siendo su término medio DIECISIETE (17) AÑOS Y SEIS (6) MESES DE PRISIÓN, conforme al artículo 37 ejusdem. Ahora se observa que el mismo fu cometido en GRADO DE COMPLICIDAD CORRESPECTIVA, por lo que se le rebajara una tercera parte de la pena, según lo estipulado en el artículo 424 ibidem, quedando la pena en ONCE (11) AÑOS Y OCHO (8) MESES DE PRISIÓN. Asimismo se evidencia que el mismo fue realizado en GRADO DE FRUSTRACIÓN, se procederá a rebajarle una tercera parte (1/3), conforme a lo a lo preceptuado en el artículo 82 del Código Penal, quedando la pena a cumplir en relación a este hecho en SIETE (7) AÑOS, NUEVE (9) MESES y DIEZ (10) DÍAS DE PRISIÓN.
En relación al delito de HOMICIDIO CALIFICADO, previsto y sancionado en el artículo 406 ordinal 1 del Código Penal, en perjuicio de la ciudadana DANITZA COROMOTO BUITRAGO, prevé una pena de QUINCE (15) A VEINTE (20) AÑOS DE PRISIÓN, siendo su término medio DIECISIETE (17) AÑOS Y SEIS (6) MESES DE PRISIÓN, conforme a lo establecido en el artículo 37 ejusdem. Igualmente se observa que el mismo fu cometido en GRADO DE COMPLICIDAD CORRESPECTIVA, por lo que se le rebajara una tercera parte (1/3) de la pena, según lo estipulado en el artículo 424 ibidem, quedando la pena en ONCE (11) AÑOS Y OCHO (8) MESES DE PRISIÓN. Asimismo fue realizado en GRADO DE FRUSTRACIÓN, se procederá a rebajarle una tercera parte (1/3), conforme a lo a lo preceptuado en el artículo 82 del Código Penal, quedando la pena por este hecho en SIETE (7) AÑOS, NUEVE (9) MESES y DIEZ (10) DÍAS DE PRISIÓN.
Con respecto al delito de USO INDEBIDO DE ARMA DE FUEGO, previsto y sancionado en el artículo 281 del Código Penal, al mencionado delito se le aplicará la pena establecida en el artículo 277 ejusdem, que prevé una pena de TRES (3) A CINCO (5) AÑOS DE PRISIÓN, y conforme al artículo 37 ejusdem, su término medio es de CUATRO (4) AÑOS DE PRISIÓN, y se le aumentará un tercio conforme al artículo 281 ibidem, quedando la pena este delito en CINCO (5) AÑOS Y CUATRO (4) MESES DE PRISIÓN.
En lo concerniente al delito de HURTO CALIFICADO, previsto y sancionado en el 453 del Código Penal, en perjuicio de ERICK MONTENEGRO, prevé una pena de CUATRO (4) A SEIS (6) AÑOS DE PRISIÓN, siendo su término medio SEIS (6) AÑOS DE PRISIÓN, conforme a lo establecido en el artículo 37 ejusdem, pena esta que se le impone al acusado por este delito.
Ahora bien, en el presente caso existe concurrencia real de delitos, por lo que se aplicará el artículo 88 del Código Penal, que refiere… es decir que el delito de mayor entidad en el presente caso es el delito de HOMICIDIO CALIFICADO FRUSTRADO EN GRADO DE COMPLICIDAD CORRESPECTIVA, previsto y sancionado en el artículo 406 ordinal 1° en relación con el artículo 80 en concordancia con el artículo 424, todos del Código Penal, en perjuicio de las ciudadanas IRÚA COROMOTO GRACIA, que se le estableció una pena de SIETE (7) AÑOS, NUEVE (9) MESES y DIEZ (10) DÍAS DE PRISIÓN; por lo que se le aumentará la mitad de los otros delitos, quedando en definitiva la pena a cumplir por el ciudadano CAMEJO ALIRIO JOSÉ, en DIECISIETE (17) AÑOS Y CUATRO (4) MESES DE PRISIÓN. ASÍ SE DECLARA.-
12.- Del ciudadano JAIME SOSA YOSNEL DE JESÚS, por los delitos de HOMICIDIO CALIFICADO FRUSTRADO EN GRADO DE COMPLICIDAD CORRESPECTIVA, previsto y sancionado en el artículo 406 ordinal 1 en relación con el artículo 80 en concordancia con el artículo 424, todos del Código Penal, en perjuicio de las ciudadanas IRÚA COROMOTO GRACIA y DANITZA COROMOTO BUITRAGO, USO INDEBIDO DE ARMA DE FUEGO, previsto y sancionado en el artículo 281 ejusdem.-
El delito de HOMICIDIO CALIFICADO, previsto y sancionado en el artículo 406 ordinal 1 del Código Penal, en perjuicio de la ciudadana IRÚA COROMOTO GRACIA, prevé una pena de QUINCE (15) A VEINTE (20) AÑOS DE PRISIÓN, siendo su término medio DIECISIETE (17) AÑOS Y SEIS (6) MESES DE PRISIÓN, conforme al artículo 37 ejusdem. Ahora se observa que el mismo fu cometido en GRADO DE COMPLICIDAD CORRESPECTIVA, por lo que se le rebajara una tercera parte de la pena, según lo estipulado en el artículo 424 ibidem, quedando la pena en ONCE (11) AÑOS Y OCHO (8) MESES DE PRISIÓN. Asimismo se evidencia que el mismo fue realizado en GRADO DE FRUSTRACIÓN, se procederá a rebajarle una tercera parte (1/3), conforme a lo a lo preceptuado en el artículo 82 del Código Penal, quedando la pena a cumplir en relación a este hecho en SIETE (7) AÑOS, NUEVE (9) MESES y DIEZ (10) DÍAS DE PRISIÓN.
En relación al delito de HOMICIDIO CALIFICADO, previsto y sancionado en el artículo 406 ordinal 1 del Código Penal, en perjuicio de la ciudadana DANITZA COROMOTO BUITRAGO, prevé una pena de QUINCE (15) A VEINTE (20) AÑOS DE PRISIÓN, siendo su término medio DIECISIETE (17) AÑOS Y SEIS (6) MESES DE PRISIÓN, conforme a lo establecido en el artículo 37 ejusdem. Igualmente se observa que el mismo fu cometido en GRADO DE COMPLICIDAD CORRESPECTIVA, por lo que se le rebajara una tercera parte (1/3) de la pena, según lo estipulado en el artículo 424 ibidem, quedando la pena en ONCE (11) AÑOS Y OCHO (8) MESES DE PRISIÓN. Asimismo fue realizado en GRADO DE FRUSTRACIÓN, se procederá a rebajarle una tercera parte (1/3), conforme a lo a lo preceptuado en el artículo 82 del Código Penal, quedando la pena por este hecho en SIETE (7) AÑOS, NUEVE (9) MESES y DIEZ (10) DÍAS DE PRISIÓN.
Con respecto al delito de USO INDEBIDO DE ARMA DE FUEGO, previsto y sancionado en el artículo 281 del Código Penal, al mencionado delito se le aplicará la pena establecida en el artículo 277 ejusdem, que prevé una pena de TRES (3) A CINCO (5) AÑOS DE PRISIÓN, y conforme al artículo 37 ejusdem, su término medio es de CUATRO (4) AÑOS DE PRISIÓN, y se le aumentará un tercio conforme al artículo 281 ibidem, quedando la pena este delito en CINCO (5) AÑOS Y CUATRO (4) MESES DE PRISIÓN.
Ahora bien, en el presente caso existe concurrencia real de delitos, por lo que se aplicará el artículo 88 del Código Penal, que refiere… es decir que el delito de mayor entidad en el presente caso es el delito de HOMICIDIO CALIFICADO FRUSTRADO EN GRADO DE COMPLICIDAD CORRESPECTIVA, previsto y sancionado en el artículo 406 ordinal 1° en relación con el artículo 80 en concordancia con el artículo 424, todos del Código Penal, en perjuicio de las ciudadanas IRÚA COROMOTO GRACIA, que se le estableció una pena de SIETE (7) AÑOS, NUEVE (9) MESES y DIEZ (10) DÍAS DE PRISIÓN; por lo que se le aumentará la mitad de los otros delitos, quedando en definitiva la pena a cumplir por el ciudadano JAIME SOSA YOSNEL DE JESÚS, en CATORCE (14) AÑOS Y SEIS (6) MESES DE PRISIÓN. ASÍ SE DECLARA.-
13.- Del ciudadano FLORES EDWIN MANUEL, por los delitos de HOMICIDIO CALIFICADO FRUSTRADO EN GRADO DE COMPLICIDAD CORRESPECTIVA, previsto y sancionado en el artículo 406 ordinal 1 en relación con el artículo 80 en concordancia con el artículo 424, todos del Código Penal, en perjuicio de las ciudadanas IRÚA COROMOTO GRACIA, DANITZA COROMOTO BUITRAGO e ELIZABETH ROSALES y USO INDEBIDO DE ARMA DE FUEGO, previsto y sancionado en el artículo 281 ejusdem.
El delito de HOMICIDIO CALIFICADO, previsto y sancionado en el artículo 406 ordinal 1 del Código Penal, en perjuicio de la ciudadana IRÚA COROMOTO GRACIA, prevé una pena de QUINCE (15) A VEINTE (20) AÑOS DE PRISIÓN, siendo su término medio DIECISIETE (17) AÑOS Y SEIS (6) MESES DE PRISIÓN, conforme al artículo 37 ejusdem. Ahora se observa que el mismo fu cometido en GRADO DE COMPLICIDAD CORRESPECTIVA, por lo que se le rebajara una tercera parte de la pena, según lo estipulado en el artículo 424 ibidem, quedando la pena en ONCE (11) AÑOS Y OCHO (8) MESES DE PRISIÓN. Asimismo se evidencia que el mismo fue realizado en GRADO DE FRUSTRACIÓN, se procederá a rebajarle una tercera parte (1/3), conforme a lo a lo preceptuado en el artículo 82 del Código Penal, quedando la pena a cumplir en relación a este hecho en SIETE (7) AÑOS, NUEVE (9) MESES y DIEZ (10) DÍAS DE PRISIÓN.
En relación al delito de HOMICIDIO CALIFICADO, previsto y sancionado en el artículo 406 ordinal 1 del Código Penal, en perjuicio de la ciudadana DANITZA COROMOTO BUITRAGO, prevé una pena de QUINCE (15) A VEINTE (20) AÑOS DE PRISIÓN, siendo su término medio DIECISIETE (17) AÑOS Y SEIS (6) MESES DE PRISIÓN, conforme a lo establecido en el artículo 37 ejusdem. Igualmente se observa que el mismo fu cometido en GRADO DE COMPLICIDAD CORRESPECTIVA, por lo que se le rebajara una tercera parte (1/3) de la pena, según lo estipulado en el artículo 424 ibidem, quedando la pena en ONCE (11) AÑOS Y OCHO (8) MESES DE PRISIÓN. Asimismo fue realizado en GRADO DE FRUSTRACIÓN, se procederá a rebajarle una tercera parte (1/3), conforme a lo a lo preceptuado en el artículo 82 del Código Penal, quedando la pena por este hecho en SIETE (7) AÑOS, NUEVE (9) MESES y DIEZ (10) DÍAS DE PRISIÓN.
El delito de HOMICIDIO CALIFICADO, previsto y sancionado en el artículo 406 ordinal 1 del Código Penal, en perjuicio de la ciudadana ELIZABETH ROSALES, prevé una pena de QUINCE (15) A VEINTE (20) AÑOS DE PRISIÓN, siendo su término medio DIECISIETE (17) AÑOS Y SEIS (6) MESES DE PRISIÓN, conforme al artículo 37 ejusdem. Ahora se observa que el mismo fu cometido en GRADO DE COMPLICIDAD CORRESPECTIVA, por lo que se le rebajara una tercera parte de la pena, según lo estipulado en el artículo 424 ibidem, quedando la pena en ONCE (11) AÑOS Y OCHO (8) MESES DE PRISIÓN. Asimismo se evidencia que el mismo fue realizado en GRADO DE FRUSTRACIÓN, se procederá a rebajarle una tercera parte (1/3), conforme a lo a lo preceptuado en el artículo 82 del Código Penal, quedando la pena a cumplir en relación a este hecho en SIETE (7) AÑOS, NUEVE (9) MESES y DIEZ (10) DÍAS DE PRISIÓN.
Con respecto al delito de USO INDEBIDO DE ARMA DE FUEGO, previsto y sancionado en el artículo 281 del Código Penal, al mencionado delito se le aplicará la pena establecida en el artículo 277 ejusdem, que prevé una pena de TRES (3) A CINCO (5) AÑOS DE PRISIÓN, y conforme al artículo 37 ejusdem, su término medio es de CUATRO (4) AÑOS DE PRISIÓN, y se le aumentará un tercio conforme al artículo 281 ibidem, quedando la pena este delito en CINCO (5) AÑOS Y CUATRO (4) MESES DE PRISIÓN.
Ahora bien, en el presente caso existe concurrencia real de delitos, por lo que se aplicará el artículo 88 del Código Penal, que refiere… es decir que el delito de mayor entidad en el presente caso es el delito de HOMICIDIO CALIFICADO FRUSTRADO EN GRADO DE COMPLICIDAD CORRESPECTIVA, previsto y sancionado en el artículo 406 ordinal 1° en relación con el artículo 80 en concordancia con el artículo 424, todos del Código Penal, en perjuicio de las ciudadanas IRÚA COROMOTO GRACIA, que se le estableció una pena de SIETE (7) AÑOS, NUEVE (9) MESES y DIEZ (10) DÍAS DE PRISIÓN; por lo que se le aumentará la mitad de los otros delitos, quedando en definitiva la pena a cumplir por el ciudadano FLORES EDWIN MANUEL, en DIECIOCHO (18) AÑOS Y DOS (2) MESES Y VEINTE (20) DÍAS DE PRISIÓN. ASÍ SE DECLARA.-
14.- Del ciudadano ARRIETA JIMÉNEZ ALEXANDER GERARDO, por los delitos de HOMICIDIO CALIFICADO FRUSTRADO EN GRADO DE COMPLICIDAD CORRESPECTIVA, previsto y sancionado en el artículo 406 ordinal 1 en relación con el artículo 80 en concordancia con el artículo 424, todos del Código Penal, en perjuicio de las ciudadanas IRÚA COROMOTO GRACIA, DANITZA COROMOTO BUITRAGO e ELIZABETH ROSALES y USO INDEBIDO DE ARMA DE FUEGO, previsto y sancionado en el artículo 281 ejusdem.
El delito de HOMICIDIO CALIFICADO, previsto y sancionado en el artículo 406 ordinal 1 del Código Penal, en perjuicio de la ciudadana IRÚA COROMOTO GRACIA, prevé una pena de QUINCE (15) A VEINTE (20) AÑOS DE PRISIÓN, siendo su término medio DIECISIETE (17) AÑOS Y SEIS (6) MESES DE PRISIÓN, conforme al artículo 37 ejusdem. Ahora se observa que el mismo fu cometido en GRADO DE COMPLICIDAD CORRESPECTIVA, por lo que se le rebajara una tercera parte de la pena, según lo estipulado en el artículo 424 ibidem, quedando la pena en ONCE (11) AÑOS Y OCHO (8) MESES DE PRISIÓN. Asimismo se evidencia que el mismo fue realizado en GRADO DE FRUSTRACIÓN, se procederá a rebajarle una tercera parte (1/3), conforme a lo a lo preceptuado en el artículo 82 del Código Penal, quedando la pena a cumplir en relación a este hecho en SIETE (7) AÑOS, NUEVE (9) MESES y DIEZ (10) DÍAS DE PRISIÓN.
En relación al delito de HOMICIDIO CALIFICADO, previsto y sancionado en el artículo 406 ordinal 1 del Código Penal, en perjuicio de la ciudadana DANITZA COROMOTO BUITRAGO, prevé una pena de QUINCE (15) A VEINTE (20) AÑOS DE PRISIÓN, siendo su término medio DIECISIETE (17) AÑOS Y SEIS (6) MESES DE PRISIÓN, conforme a lo establecido en el artículo 37 ejusdem. Igualmente se observa que el mismo fu cometido en GRADO DE COMPLICIDAD CORRESPECTIVA, por lo que se le rebajara una tercera parte (1/3) de la pena, según lo estipulado en el artículo 424 ibidem, quedando la pena en ONCE (11) AÑOS Y OCHO (8) MESES DE PRISIÓN. Asimismo fue realizado en GRADO DE FRUSTRACIÓN, se procederá a rebajarle una tercera parte (1/3), conforme a lo a lo preceptuado en el artículo 82 del Código Penal, quedando la pena por este hecho en SIETE (7) AÑOS, NUEVE (9) MESES y DIEZ (10) DÍAS DE PRISIÓN.
El delito de HOMICIDIO CALIFICADO, previsto y sancionado en el artículo 406 ordinal 1 del Código Penal, en perjuicio de la ciudadana ELIZABETH ROSALES, prevé una pena de QUINCE (15) A VEINTE (20) AÑOS DE PRISIÓN, siendo su término medio DIECISIETE (17) AÑOS Y SEIS (6) MESES DE PRISIÓN, conforme al artículo 37 ejusdem. Ahora se observa que el mismo fu cometido en GRADO DE COMPLICIDAD CORRESPECTIVA, por lo que se le rebajara una tercera parte de la pena, según lo estipulado en el artículo 424 ibidem, quedando la pena en ONCE (11) AÑOS Y OCHO (8) MESES DE PRISIÓN. Asimismo se evidencia que el mismo fue realizado en GRADO DE FRUSTRACIÓN, se procederá a rebajarle una tercera parte (1/3), conforme a lo a lo preceptuado en el artículo 82 del Código Penal, quedando la pena a cumplir en relación a este hecho en SIETE (7) AÑOS, NUEVE (9) MESES y DIEZ (10) DÍAS DE PRISIÓN.
Con respecto al delito de USO INDEBIDO DE ARMA DE FUEGO, previsto y sancionado en el artículo 281 del Código Penal, al mencionado delito se le aplicará la pena establecida en el artículo 277 ejusdem, que prevé una pena de TRES (3) A CINCO (5) AÑOS DE PRISIÓN, y conforme al artículo 37 ejusdem, su término medio es de CUATRO (4) AÑOS DE PRISIÓN, y se le aumentará un tercio conforme al artículo 281 ibidem, quedando la pena este delito en CINCO (5) AÑOS Y CUATRO (4) MESES DE PRISIÓN.
Ahora bien, en el presente caso existe concurrencia real de delitos, por lo que se aplicará el artículo 88 del Código Penal, que refiere… es decir que el delito de mayor entidad en el presente caso es el delito de HOMICIDIO CALIFICADO FRUSTRADO EN GRADO DE COMPLICIDAD CORRESPECTIVA, previsto y sancionado en el artículo 406 ordinal 1° en relación con el artículo 80 en concordancia con el artículo 424, todos del Código Penal, en perjuicio de las ciudadanas IRÚA COROMOTO GRACIA, que se le estableció una pena de SIETE (7) AÑOS, NUEVE (9) MESES y DIEZ (10) DÍAS DE PRISIÓN; por lo que se le aumentará la mitad de los otros delitos, quedando en definitiva la pena a cumplir por el ciudadano ARRIETA JIMÉNEZ ALEXANDER GERARDO, en DIECIOCHO (18) AÑOS Y DOS (2) MESES Y VEINTE (20) DÍAS DE PRISIÓN. ASÍ SE DECLARA.-
15.- Del ciudadano REYES JESÚS JUAN CARLOS, por los delitos de HOMICIDIO CALIFICADO FRUSTRADO EN GRADO DE COMPLICIDAD CORRESPECTIVA, previsto y sancionado en el artículo 406 ordinal 1 en relación con el artículo 80 en concordancia con el artículo 424, todos del Código Penal, en perjuicio de las ciudadanas IRÚA COROMOTO GRACIA y DANITZA COROMOTO BUITRAGO y USO INDEBIDO DE ARMA DE FUEGO, previsto y sancionado en el artículo 281 ejusdem.-
El delito de HOMICIDIO CALIFICADO, previsto y sancionado en el artículo 406 ordinal 1 del Código Penal, en perjuicio de la ciudadana IRÚA COROMOTO GRACIA, prevé una pena de QUINCE (15) A VEINTE (20) AÑOS DE PRISIÓN, siendo su término medio DIECISIETE (17) AÑOS Y SEIS (6) MESES DE PRISIÓN, conforme al artículo 37 ejusdem. Ahora se observa que el mismo fu cometido en GRADO DE COMPLICIDAD CORRESPECTIVA, por lo que se le rebajara una tercera parte de la pena, según lo estipulado en el artículo 424 ibidem, quedando la pena en ONCE (11) AÑOS Y OCHO (8) MESES DE PRISIÓN. Asimismo se evidencia que el mismo fue realizado en GRADO DE FRUSTRACIÓN, se procederá a rebajarle una tercera parte (1/3), conforme a lo a lo preceptuado en el artículo 82 del Código Penal, quedando la pena a cumplir en relación a este hecho en SIETE (7) AÑOS, NUEVE (9) MESES y DIEZ (10) DÍAS DE PRISIÓN.
En relación al delito de HOMICIDIO CALIFICADO, previsto y sancionado en el artículo 406 ordinal 1 del Código Penal, en perjuicio de la ciudadana DANITZA COROMOTO BUITRAGO, prevé una pena de QUINCE (15) A VEINTE (20) AÑOS DE PRISIÓN, siendo su término medio DIECISIETE (17) AÑOS Y SEIS (6) MESES DE PRISIÓN, conforme a lo establecido en el artículo 37 ejusdem. Igualmente se observa que el mismo fu cometido en GRADO DE COMPLICIDAD CORRESPECTIVA, por lo que se le rebajara una tercera parte (1/3) de la pena, según lo estipulado en el artículo 424 ibidem, quedando la pena en ONCE (11) AÑOS Y OCHO (8) MESES DE PRISIÓN. Asimismo fue realizado en GRADO DE FRUSTRACIÓN, se procederá a rebajarle una tercera parte (1/3), conforme a lo a lo preceptuado en el artículo 82 del Código Penal, quedando la pena por este hecho en SIETE (7) AÑOS, NUEVE (9) MESES y DIEZ (10) DÍAS DE PRISIÓN.
Con respecto al delito de USO INDEBIDO DE ARMA DE FUEGO, previsto y sancionado en el artículo 281 del Código Penal, al mencionado delito se le aplicará la pena establecida en el artículo 277 ejusdem, que prevé una pena de TRES (3) A CINCO (5) AÑOS DE PRISIÓN, y conforme al artículo 37 ejusdem, su término medio es de CUATRO (4) AÑOS DE PRISIÓN, y se le aumentará un tercio conforme al artículo 281 ibidem, quedando la pena este delito en CINCO (5) AÑOS Y CUATRO (4) MESES DE PRISIÓN.
Ahora bien, en el presente caso existe concurrencia real de delitos, por lo que se aplicará el artículo 88 del Código Penal, que refiere… es decir que el delito de mayor entidad en el presente caso es el delito de HOMICIDIO CALIFICADO FRUSTRADO EN GRADO DE COMPLICIDAD CORRESPECTIVA, previsto y sancionado en el artículo 406 ordinal 1° en relación con el artículo 80 en concordancia con el artículo 424, todos del Código Penal, en perjuicio de las ciudadanas IRÚA COROMOTO GRACIA, que se le estableció una pena de SIETE (7) AÑOS, NUEVE (9) MESES y DIEZ (10) DÍAS DE PRISIÓN; por lo que se le aumentará la mitad de los otros delitos, quedando en definitiva la pena a cumplir por el ciudadano REYES JESÚS JUAN CARLOS, en CATORCE (14) AÑOS Y SEIS (6) MESES DE PRISIÓN. ASÍ SE DECLARA.-
16.- Del ciudadano MAURERA CENTENO JORGE LUIS, por los delitos de HOMICIDIO CALIFICADO FRUSTRADO EN GRADO DE COMPLICIDAD CORRESPECTIVA, previsto y sancionado en el artículo 406 ordinal 1 en relación con el artículo 80 en concordancia con el artículo 424, todos del Código Penal, en perjuicio de las ciudadanas IRÚA COROMOTO GRACIA, DANITZA COROMOTO BUITRAGO e ELIZABETH ROSALES y USO INDEBIDO DE ARMA DE FUEGO, previsto y sancionado en el artículo 281 ejusdem.
El delito de HOMICIDIO CALIFICADO, previsto y sancionado en el artículo 406 ordinal 1 del Código Penal, en perjuicio de la ciudadana IRÚA COROMOTO GRACIA, prevé una pena de QUINCE (15) A VEINTE (20) AÑOS DE PRISIÓN, siendo su término medio DIECISIETE (17) AÑOS Y SEIS (6) MESES DE PRISIÓN, conforme al artículo 37 ejusdem. Ahora se observa que el mismo fu cometido en GRADO DE COMPLICIDAD CORRESPECTIVA, por lo que se le rebajara una tercera parte de la pena, según lo estipulado en el artículo 424 ibidem, quedando la pena en ONCE (11) AÑOS Y OCHO (8) MESES DE PRISIÓN. Asimismo se evidencia que el mismo fue realizado en GRADO DE FRUSTRACIÓN, se procederá a rebajarle una tercera parte (1/3), conforme a lo a lo preceptuado en el artículo 82 del Código Penal, quedando la pena a cumplir en relación a este hecho en SIETE (7) AÑOS, NUEVE (9) MESES y DIEZ (10) DÍAS DE PRISIÓN.
En relación al delito de HOMICIDIO CALIFICADO, previsto y sancionado en el artículo 406 ordinal 1 del Código Penal, en perjuicio de la ciudadana DANITZA COROMOTO BUITRAGO, prevé una pena de QUINCE (15) A VEINTE (20) AÑOS DE PRISIÓN, siendo su término medio DIECISIETE (17) AÑOS Y SEIS (6) MESES DE PRISIÓN, conforme a lo establecido en el artículo 37 ejusdem. Igualmente se observa que el mismo fu cometido en GRADO DE COMPLICIDAD CORRESPECTIVA, por lo que se le rebajara una tercera parte (1/3) de la pena, según lo estipulado en el artículo 424 ibidem, quedando la pena en ONCE (11) AÑOS Y OCHO (8) MESES DE PRISIÓN. Asimismo fue realizado en GRADO DE FRUSTRACIÓN, se procederá a rebajarle una tercera parte (1/3), conforme a lo a lo preceptuado en el artículo 82 del Código Penal, quedando la pena por este hecho en SIETE (7) AÑOS, NUEVE (9) MESES y DIEZ (10) DÍAS DE PRISIÓN.
El delito de HOMICIDIO CALIFICADO, previsto y sancionado en el artículo 406 ordinal 1 del Código Penal, en perjuicio de la ciudadana ELIZABETH ROSALES, prevé una pena de QUINCE (15) A VEINTE (20) AÑOS DE PRISIÓN, siendo su término medio DIECISIETE (17) AÑOS Y SEIS (6) MESES DE PRISIÓN, conforme al artículo 37 ejusdem. Ahora se observa que el mismo fu cometido en GRADO DE COMPLICIDAD CORRESPECTIVA, por lo que se le rebajara una tercera parte de la pena, según lo estipulado en el artículo 424 ibidem, quedando la pena en ONCE (11) AÑOS Y OCHO (8) MESES DE PRISIÓN. Asimismo se evidencia que el mismo fue realizado en GRADO DE FRUSTRACIÓN, se procederá a rebajarle una tercera parte (1/3), conforme a lo a lo preceptuado en el artículo 82 del Código Penal, quedando la pena a cumplir en relación a este hecho en SIETE (7) AÑOS, NUEVE (9) MESES y DIEZ (10) DÍAS DE PRISIÓN.
Con respecto al delito de USO INDEBIDO DE ARMA DE FUEGO, previsto y sancionado en el artículo 281 del Código Penal, al mencionado delito se le aplicará la pena establecida en el artículo 277 ejusdem, que prevé una pena de TRES (3) A CINCO (5) AÑOS DE PRISIÓN, y conforme al artículo 37 ejusdem, su término medio es de CUATRO (4) AÑOS DE PRISIÓN, y se le aumentará un tercio conforme al artículo 281 ibidem, quedando la pena este delito en CINCO (5) AÑOS Y CUATRO (4) MESES DE PRISIÓN.
Ahora bien, en el presente caso existe concurrencia real de delitos, por lo que se aplicará el artículo 88 del Código Penal, que refiere… es decir que el delito de mayor entidad en el presente caso es el delito de HOMICIDIO CALIFICADO FRUSTRADO EN GRADO DE COMPLICIDAD CORRESPECTIVA, previsto y sancionado en el artículo 406 ordinal 1° en relación con el artículo 80 en concordancia con el artículo 424, todos del Código Penal, en perjuicio de las ciudadanas IRÚA COROMOTO GRACIA, que se le estableció una pena de SIETE (7) AÑOS, NUEVE (9) MESES y DIEZ (10) DÍAS DE PRISIÓN; por lo que se le aumentará la mitad de los otros delitos, quedando en definitiva la pena a cumplir por el ciudadano MAURERA CENTENO JORGE LUIS, en DIECIOCHO (18) AÑOS Y DOS (2) MESES Y VEINTE (20) DÍAS DE PRISIÓN. ASÍ SE DECLARA.-
17.- Del ciudadano COISCOU PRADA CARLOS FELIPE, por los delitos de HOMICIDIO CALIFICADO FRUSTRADO EN GRADO DE COMPLICIDAD CORRESPECTIVA, previsto y sancionado en el artículo 406 ordinal 1 en relación con el artículo 80 en concordancia con el artículo 424, todos del Código Penal, en perjuicio de las ciudadanas IRÚA COROMOTO GRACIA y DANITZA COROMOTO BUITRAGO y USO INDEBIDO DE ARMA DE FUEGO, previsto y sancionado en el artículo 281 ejusdem.-
El delito de HOMICIDIO CALIFICADO, previsto y sancionado en el artículo 406 ordinal 1 del Código Penal, en perjuicio de la ciudadana IRÚA COROMOTO GRACIA, prevé una pena de QUINCE (15) A VEINTE (20) AÑOS DE PRISIÓN, siendo su término medio DIECISIETE (17) AÑOS Y SEIS (6) MESES DE PRISIÓN, conforme al artículo 37 ejusdem. Ahora se observa que el mismo fu cometido en GRADO DE COMPLICIDAD CORRESPECTIVA, por lo que se le rebajara una tercera parte de la pena, según lo estipulado en el artículo 424 ibidem, quedando la pena en ONCE (11) AÑOS Y OCHO (8) MESES DE PRISIÓN. Asimismo se evidencia que el mismo fue realizado en GRADO DE FRUSTRACIÓN, se procederá a rebajarle una tercera parte (1/3), conforme a lo a lo preceptuado en el artículo 82 del Código Penal, quedando la pena a cumplir en relación a este hecho en SIETE (7) AÑOS, NUEVE (9) MESES y DIEZ (10) DÍAS DE PRISIÓN.
En relación al delito de HOMICIDIO CALIFICADO, previsto y sancionado en el artículo 406 ordinal 1 del Código Penal, en perjuicio de la ciudadana DANITZA COROMOTO BUITRAGO, prevé una pena de QUINCE (15) A VEINTE (20) AÑOS DE PRISIÓN, siendo su término medio DIECISIETE (17) AÑOS Y SEIS (6) MESES DE PRISIÓN, conforme a lo establecido en el artículo 37 ejusdem. Igualmente se observa que el mismo fu cometido en GRADO DE COMPLICIDAD CORRESPECTIVA, por lo que se le rebajara una tercera parte (1/3) de la pena, según lo estipulado en el artículo 424 ibidem, quedando la pena en ONCE (11) AÑOS Y OCHO (8) MESES DE PRISIÓN. Asimismo fue realizado en GRADO DE FRUSTRACIÓN, se procederá a rebajarle una tercera parte (1/3), conforme a lo a lo preceptuado en el artículo 82 del Código Penal, quedando la pena por este hecho en SIETE (7) AÑOS, NUEVE (9) MESES y DIEZ (10) DÍAS DE PRISIÓN.
Con respecto al delito de USO INDEBIDO DE ARMA DE FUEGO, previsto y sancionado en el artículo 281 del Código Penal, al mencionado delito se le aplicará la pena establecida en el artículo 277 ejusdem, que prevé una pena de TRES (3) A CINCO (5) AÑOS DE PRISIÓN, y conforme al artículo 37 ejusdem, su término medio es de CUATRO (4) AÑOS DE PRISIÓN, y se le aumentará un tercio conforme al artículo 281 ibidem, quedando la pena este delito en CINCO (5) AÑOS Y CUATRO (4) MESES DE PRISIÓN.
Ahora bien, en el presente caso existe concurrencia real de delitos, por lo que se aplicará el artículo 88 del Código Penal, que refiere… es decir que el delito de mayor entidad en el presente caso es el delito de HOMICIDIO CALIFICADO FRUSTRADO EN GRADO DE COMPLICIDAD CORRESPECTIVA, previsto y sancionado en el artículo 406 ordinal 1° en relación con el artículo 80 en concordancia con el artículo 424, todos del Código Penal, en perjuicio de las ciudadanas IRÚA COROMOTO GRACIA, que se le estableció una pena de SIETE (7) AÑOS, NUEVE (9) MESES y DIEZ (10) DÍAS DE PRISIÓN; por lo que se le aumentará la mitad de los otros delitos, quedando en definitiva la pena a cumplir por el ciudadano COISCOU PRADA CARLOS FELIPE, en CATORCE (14) AÑOS Y SEIS (6) MESES DE PRISIÓN. ASÍ SE DECLARA.-
18.- Del ciudadano MONTE CHIRINOS WIL RONALD, por los delitos de HOMICIDIO CALIFICADO FRUSTRADO EN GRADO DE COMPLICIDAD CORRESPECTIVA, previsto y sancionado en el artículo 406 ordinal 1 en relación con el artículo 80 en concordancia con el artículo 424, todos del Código Penal, en perjuicio de las ciudadanas IRÚA COROMOTO GRACIA y DANITZA COROMOTO BUITRAGO y USO INDEBIDO DE ARMA DE FUEGO, previsto y sancionado en el artículo 281 ejusdem.-
El delito de HOMICIDIO CALIFICADO, previsto y sancionado en el artículo 406 ordinal 1 del Código Penal, en perjuicio de la ciudadana IRÚA COROMOTO GRACIA, prevé una pena de QUINCE (15) A VEINTE (20) AÑOS DE PRISIÓN, siendo su término medio DIECISIETE (17) AÑOS Y SEIS (6) MESES DE PRISIÓN, conforme al artículo 37 ejusdem. Ahora se observa que el mismo fu cometido en GRADO DE COMPLICIDAD CORRESPECTIVA, por lo que se le rebajara una tercera parte de la pena, según lo estipulado en el artículo 424 ibidem, quedando la pena en ONCE (11) AÑOS Y OCHO (8) MESES DE PRISIÓN. Asimismo se evidencia que el mismo fue realizado en GRADO DE FRUSTRACIÓN, se procederá a rebajarle una tercera parte (1/3), conforme a lo a lo preceptuado en el artículo 82 del Código Penal, quedando la pena a cumplir en relación a este hecho en SIETE (7) AÑOS, NUEVE (9) MESES y DIEZ (10) DÍAS DE PRISIÓN.
En relación al delito de HOMICIDIO CALIFICADO, previsto y sancionado en el artículo 406 ordinal 1 del Código Penal, en perjuicio de la ciudadana DANITZA COROMOTO BUITRAGO, prevé una pena de QUINCE (15) A VEINTE (20) AÑOS DE PRISIÓN, siendo su término medio DIECISIETE (17) AÑOS Y SEIS (6) MESES DE PRISIÓN, conforme a lo establecido en el artículo 37 ejusdem. Igualmente se observa que el mismo fu cometido en GRADO DE COMPLICIDAD CORRESPECTIVA, por lo que se le rebajara una tercera parte (1/3) de la pena, según lo estipulado en el artículo 424 ibidem, quedando la pena en ONCE (11) AÑOS Y OCHO (8) MESES DE PRISIÓN. Asimismo fue realizado en GRADO DE FRUSTRACIÓN, se procederá a rebajarle una tercera parte (1/3), conforme a lo a lo preceptuado en el artículo 82 del Código Penal, quedando la pena por este hecho en SIETE (7) AÑOS, NUEVE (9) MESES y DIEZ (10) DÍAS DE PRISIÓN.
Con respecto al delito de USO INDEBIDO DE ARMA DE FUEGO, previsto y sancionado en el artículo 281 del Código Penal, al mencionado delito se le aplicará la pena establecida en el artículo 277 ejusdem, que prevé una pena de TRES (3) A CINCO (5) AÑOS DE PRISIÓN, y conforme al artículo 37 ejusdem, su término medio es de CUATRO (4) AÑOS DE PRISIÓN, y se le aumentará un tercio conforme al artículo 281 ibidem, quedando la pena este delito en CINCO (5) AÑOS Y CUATRO (4) MESES DE PRISIÓN.
Ahora bien, en el presente caso existe concurrencia real de delitos, por lo que se aplicará el artículo 88 del Código Penal, que refiere… es decir que el delito de mayor entidad en el presente caso es el delito de HOMICIDIO CALIFICADO FRUSTRADO EN GRADO DE COMPLICIDAD CORRESPECTIVA, previsto y sancionado en el artículo 406 ordinal 1° en relación con el artículo 80 en concordancia con el artículo 424, todos del Código Penal, en perjuicio de las ciudadanas IRÚA COROMOTO GRACIA, que se le estableció una pena de SIETE (7) AÑOS, NUEVE (9) MESES y DIEZ (10) DÍAS DE PRISIÓN; por lo que se le aumentará la mitad de los otros delitos, quedando en definitiva la pena a cumplir por el ciudadano MONTE CHIRINOS WIL RONALD, en CATORCE (14) AÑOS Y SEIS (6) MESES DE PRISIÓN. ASÍ SE DECLARA.-
19.- Del ciudadano APÓSTOL ROMERO JUAN CARLOS, por los delitos de HOMICIDIO CALIFICADO FRUSTRADO EN GRADO DE COMPLICIDAD CORRESPECTIVA, previsto y sancionado en el artículo 406 ordinal 1 en relación con el artículo 80 en concordancia con el artículo 424, todos del Código Penal, en perjuicio de las ciudadanas IRÚA COROMOTO GRACIA y DANITZA COROMOTO BUITRAGO y USO INDEBIDO DE ARMA DE FUEGO, previsto y sancionado en el artículo 281 ejusdem.-
El delito de HOMICIDIO CALIFICADO, previsto y sancionado en el artículo 406 ordinal 1 del Código Penal, en perjuicio de la ciudadana IRÚA COROMOTO GRACIA, prevé una pena de QUINCE (15) A VEINTE (20) AÑOS DE PRISIÓN, siendo su término medio DIECISIETE (17) AÑOS Y SEIS (6) MESES DE PRISIÓN, conforme al artículo 37 ejusdem. Ahora se observa que el mismo fu cometido en GRADO DE COMPLICIDAD CORRESPECTIVA, por lo que se le rebajara una tercera parte de la pena, según lo estipulado en el artículo 424 ibidem, quedando la pena en ONCE (11) AÑOS Y OCHO (8) MESES DE PRISIÓN. Asimismo se evidencia que el mismo fue realizado en GRADO DE FRUSTRACIÓN, se procederá a rebajarle una tercera parte (1/3), conforme a lo a lo preceptuado en el artículo 82 del Código Penal, quedando la pena a cumplir en relación a este hecho en SIETE (7) AÑOS, NUEVE (9) MESES y DIEZ (10) DÍAS DE PRISIÓN.
En relación al delito de HOMICIDIO CALIFICADO, previsto y sancionado en el artículo 406 ordinal 1 del Código Penal, en perjuicio de la ciudadana DANITZA COROMOTO BUITRAGO, prevé una pena de QUINCE (15) A VEINTE (20) AÑOS DE PRISIÓN, siendo su término medio DIECISIETE (17) AÑOS Y SEIS (6) MESES DE PRISIÓN, conforme a lo establecido en el artículo 37 ejusdem. Igualmente se observa que el mismo fu cometido en GRADO DE COMPLICIDAD CORRESPECTIVA, por lo que se le rebajara una tercera parte (1/3) de la pena, según lo estipulado en el artículo 424 ibidem, quedando la pena en ONCE (11) AÑOS Y OCHO (8) MESES DE PRISIÓN. Asimismo fue realizado en GRADO DE FRUSTRACIÓN, se procederá a rebajarle una tercera parte (1/3), conforme a lo a lo preceptuado en el artículo 82 del Código Penal, quedando la pena por este hecho en SIETE (7) AÑOS, NUEVE (9) MESES y DIEZ (10) DÍAS DE PRISIÓN.
Con respecto al delito de USO INDEBIDO DE ARMA DE FUEGO, previsto y sancionado en el artículo 281 del Código Penal, al mencionado delito se le aplicará la pena establecida en el artículo 277 ejusdem, que prevé una pena de TRES (3) A CINCO (5) AÑOS DE PRISIÓN, y conforme al artículo 37 ejusdem, su término medio es de CUATRO (4) AÑOS DE PRISIÓN, y se le aumentará un tercio conforme al artículo 281 ibidem, quedando la pena este delito en CINCO (5) AÑOS Y CUATRO (4) MESES DE PRISIÓN.

Ahora bien, en el presente caso existe concurrencia real de delitos, por lo que se aplicará el artículo 88 del Código Penal, que refiere… es decir que el delito de mayor entidad en el presente caso es el delito de HOMICIDIO CALIFICADO FRUSTRADO EN GRADO DE COMPLICIDAD CORRESPECTIVA, previsto y sancionado en el artículo 406 ordinal 1° en relación con el artículo 80 en concordancia con el artículo 424, todos del Código Penal, en perjuicio de las ciudadanas IRÚA COROMOTO GRACIA, que se le estableció una pena de SIETE (7) AÑOS, NUEVE (9) MESES y DIEZ (10) DÍAS DE PRISIÓN; por lo que se le aumentará la mitad de los otros delitos, quedando en definitiva la pena a cumplir por el ciudadano APÓSTOL ROMERO JUAN CARLOS, en CATORCE (14) AÑOS Y SEIS (6) MESES DE PRISIÓN. ASÍ SE DECLARA.-
20.- Del ciudadano ANGULO URBINA DANILO ALFONSO, por los delitos de HOMICIDIO CALIFICADO FRUSTRADO EN GRADO DE COMPLICIDAD CORRESPECTIVA, previsto y sancionado en el artículo 406 ordinal 1 en relación con el artículo 80 en concordancia con el artículo 424, todos del Código Penal, en perjuicio de las ciudadanas IRÚA COROMOTO GRACIA y DANITZA COROMOTO BUITRAGO y USO INDEBIDO DE ARMA DE FUEGO, previsto y sancionado en el artículo 281 ejusdem.-
El delito de HOMICIDIO CALIFICADO, previsto y sancionado en el artículo 406 ordinal 1 del Código Penal, en perjuicio de la ciudadana IRÚA COROMOTO GRACIA, prevé una pena de QUINCE (15) A VEINTE (20) AÑOS DE PRISIÓN, siendo su término medio DIECISIETE (17) AÑOS Y SEIS (6) MESES DE PRISIÓN, conforme al artículo 37 ejusdem. Ahora se observa que el mismo fu cometido en GRADO DE COMPLICIDAD CORRESPECTIVA, por lo que se le rebajara una tercera parte de la pena, según lo estipulado en el artículo 424 ibidem, quedando la pena en ONCE (11) AÑOS Y OCHO (8) MESES DE PRISIÓN. Asimismo se evidencia que el mismo fue realizado en GRADO DE FRUSTRACIÓN, se procederá a rebajarle una tercera parte (1/3), conforme a lo a lo preceptuado en el artículo 82 del Código Penal, quedando la pena a cumplir en relación a este hecho en SIETE (7) AÑOS, NUEVE (9) MESES y DIEZ (10) DÍAS DE PRISIÓN.
En relación al delito de HOMICIDIO CALIFICADO, previsto y sancionado en el artículo 406 ordinal 1 del Código Penal, en perjuicio de la ciudadana DANITZA COROMOTO BUITRAGO, prevé una pena de QUINCE (15) A VEINTE (20) AÑOS DE PRISIÓN, siendo su término medio DIECISIETE (17) AÑOS Y SEIS (6) MESES DE PRISIÓN, conforme a lo establecido en el artículo 37 ejusdem. Igualmente se observa que el mismo fu cometido en GRADO DE COMPLICIDAD CORRESPECTIVA, por lo que se le rebajara una tercera parte (1/3) de la pena, según lo estipulado en el artículo 424 ibidem, quedando la pena en ONCE (11) AÑOS Y OCHO (8) MESES DE PRISIÓN. Asimismo fue realizado en GRADO DE FRUSTRACIÓN, se procederá a rebajarle una tercera parte (1/3), conforme a lo a lo preceptuado en el artículo 82 del Código Penal, quedando la pena por este hecho en SIETE (7) AÑOS, NUEVE (9) MESES y DIEZ (10) DÍAS DE PRISIÓN.
Con respecto al delito de USO INDEBIDO DE ARMA DE FUEGO, previsto y sancionado en el artículo 281 del Código Penal, al mencionado delito se le aplicará la pena establecida en el artículo 277 ejusdem, que prevé una pena de TRES (3) A CINCO (5) AÑOS DE PRISIÓN, y conforme al artículo 37 ejusdem, su término medio es de CUATRO (4) AÑOS DE PRISIÓN, y se le aumentará un tercio conforme al artículo 281 ibidem, quedando la pena este delito en CINCO (5) AÑOS Y CUATRO (4) MESES DE PRISIÓN.

Ahora bien, en el presente caso existe concurrencia real de delitos, por lo que se aplicará el artículo 88 del Código Penal, que refiere… es decir que el delito de mayor entidad en el presente caso es el delito de HOMICIDIO CALIFICADO FRUSTRADO EN GRADO DE COMPLICIDAD CORRESPECTIVA, previsto y sancionado en el artículo 406 ordinal 1° en relación con el artículo 80 en concordancia con el artículo 424, todos del Código Penal, en perjuicio de las ciudadanas IRÚA COROMOTO GRACIA, que se le estableció una pena de SIETE (7) AÑOS, NUEVE (9) MESES y DIEZ (10) DÍAS DE PRISIÓN; por lo que se le aumentará la mitad de los otros delitos, quedando en definitiva la pena a cumplir por el ciudadano ANGULO URBINA DANILO ALFONSO,, en CATORCE (14) AÑOS Y SEIS (6) MESES DE PRISIÓN. ASÍ SE DECLARA.-
21.- Del ciudadano BRAVO GARCÍA AMALIO RAFAEL, por los delitos de HOMICIDIO CALIFICADO FRUSTRADO EN GRADO DE COMPLICIDAD CORRESPECTIVA, previsto y sancionado en el artículo 406 ordinal 1 en relación con el artículo 80 en concordancia con el artículo 424, todos del Código Penal, en perjuicio de las ciudadanas IRÚA COROMOTO GRACIA y DANITZA COROMOTO BUITRAGO y USO INDEBIDO DE ARMA DE FUEGO, previsto y sancionado en el artículo 281 ejusdem.-
El delito de HOMICIDIO CALIFICADO, previsto y sancionado en el artículo 406 ordinal 1 del Código Penal, en perjuicio de la ciudadana IRÚA COROMOTO GRACIA, prevé una pena de QUINCE (15) A VEINTE (20) AÑOS DE PRISIÓN, siendo su término medio DIECISIETE (17) AÑOS Y SEIS (6) MESES DE PRISIÓN, conforme al artículo 37 ejusdem. Ahora se observa que el mismo fu cometido en GRADO DE COMPLICIDAD CORRESPECTIVA, por lo que se le rebajara una tercera parte de la pena, según lo estipulado en el artículo 424 ibidem, quedando la pena en ONCE (11) AÑOS Y OCHO (8) MESES DE PRISIÓN. Asimismo se evidencia que el mismo fue realizado en GRADO DE FRUSTRACIÓN, se procederá a rebajarle una tercera parte (1/3), conforme a lo a lo preceptuado en el artículo 82 del Código Penal, quedando la pena a cumplir en relación a este hecho en SIETE (7) AÑOS, NUEVE (9) MESES y DIEZ (10) DÍAS DE PRISIÓN.
En relación al delito de HOMICIDIO CALIFICADO, previsto y sancionado en el artículo 406 ordinal 1 del Código Penal, en perjuicio de la ciudadana DANITZA COROMOTO BUITRAGO, prevé una pena de QUINCE (15) A VEINTE (20) AÑOS DE PRISIÓN, siendo su término medio DIECISIETE (17) AÑOS Y SEIS (6) MESES DE PRISIÓN, conforme a lo establecido en el artículo 37 ejusdem. Igualmente se observa que el mismo fu cometido en GRADO DE COMPLICIDAD CORRESPECTIVA, por lo que se le rebajara una tercera parte (1/3) de la pena, según lo estipulado en el artículo 424 ibidem, quedando la pena en ONCE (11) AÑOS Y OCHO (8) MESES DE PRISIÓN. Asimismo fue realizado en GRADO DE FRUSTRACIÓN, se procederá a rebajarle una tercera parte (1/3), conforme a lo a lo preceptuado en el artículo 82 del Código Penal, quedando la pena por este hecho en SIETE (7) AÑOS, NUEVE (9) MESES y DIEZ (10) DÍAS DE PRISIÓN.
Con respecto al delito de USO INDEBIDO DE ARMA DE FUEGO, previsto y sancionado en el artículo 281 del Código Penal, al mencionado delito se le aplicará la pena establecida en el artículo 277 ejusdem, que prevé una pena de TRES (3) A CINCO (5) AÑOS DE PRISIÓN, y conforme al artículo 37 ejusdem, su término medio es de CUATRO (4) AÑOS DE PRISIÓN, y se le aumentará un tercio conforme al artículo 281 ibidem, quedando la pena este delito en CINCO (5) AÑOS Y CUATRO (4) MESES DE PRISIÓN.
Ahora bien, en el presente caso existe concurrencia real de delitos, por lo que se aplicará el artículo 88 del Código Penal, que refiere… es decir que el delito de mayor entidad en el presente caso es el delito de HOMICIDIO CALIFICADO FRUSTRADO EN GRADO DE COMPLICIDAD CORRESPECTIVA, previsto y sancionado en el artículo 406 ordinal 1° en relación con el artículo 80 en concordancia con el artículo 424, todos del Código Penal, en perjuicio de las ciudadanas IRÚA COROMOTO GRACIA, que se le estableció una pena de SIETE (7) AÑOS, NUEVE (9) MESES y DIEZ (10) DÍAS DE PRISIÓN; por lo que se le aumentará la mitad de los otros delitos, quedando en definitiva la pena a cumplir por el ciudadano BRAVO GARCÍA AMALIO RAFAEL, en CATORCE (14) AÑOS Y SEIS (6) MESES DE PRISIÓN. ASÍ SE DECLARA.-
22.- Del ciudadano MARTINES MOTA FÉLIX ALBERTO, por los delitos de AUTOR EN EL DELITO DE HOMICIDIO CALIFICADO, previsto y sancionado en el artículo 406 ordinal 1 del Código Penal, en perjuicio de LEONARDO ENRIQUE GONZÁLEZ., COAUTOR EN EL DELITO DE HOMICIDIO CALIFICADO, previsto y sancionado en el artículo 406 ordinal 1 en relación con el artículo 83 ambos ejusdem, en perjuicio de ERICK MONTENEGRO, HOMICIDIO CALIFICADO FRUSTRADO EN GRADO DE COMPLICIDAD CORRESPECTIVA, previsto y sancionado en el artículo 406 ordinal 1 en relación con el artículo 80 en concordancia con el artículo 424, ibidem, en perjuicio de las ciudadanas IRÚA COROMOTO GRACIA y DANITZA COROMOTO BUITRAGO, USO INDEBIDO DE ARMA DE FUEGO, SIMULACIÓN DE HECHO PUNIBLE y VIOLACIÓN DE DOMICILIO, previstos y sancionados en los artículos 281, 239 y 185 del Código Penal.
El delito de AUTOR EN EL DELITO DE HOMICIDIO CALIFICADO, previsto y sancionado en el artículo 406, ordinal 1° del Código Penal, en perjuicio de LEONARDO ENRIQUE GONZÁLEZ, prevé una pena de QUINCE (15) A VEINTE (20) AÑOS DE PRISIÓN, siendo su término medio DIECISIETE (17) AÑOS Y SEIS (6) MESES DE PRISIÓN, como lo establece el artículo 37 ejusdem, pena que se le aplicará al mencionado ciudadano por ese delito.
Ahora bien, el delito de HOMICIDIO CALIFICADO EN GRADO DE COAUTOR, previsto y sancionado en el artículo 406 ordinal 1° en concordancia con el artículo 83 ambos del Código Penal, en perjuicio de ERICK MONTENEGRO, prevé una pena de QUINCE (15) A VEINTE (20) AÑOS DE PRISIÓN, siendo su término medio DIECISIETE (17) AÑOS Y SEIS (6) MESES DE PRISIÓN, como lo establece el artículo 37 ejusdem, pena que se le aplicará al mencionado ciudadano por ese delito.
En lo concerniente al delito de HOMICIDIO CALIFICADO, previsto y sancionado en el artículo 406 ordinal 1 del Código Penal, en perjuicio de la ciudadana IRÚA COROMOTO GRACIA, prevé una pena de QUINCE (15) A VEINTE (20) AÑOS DE PRISIÓN, siendo su término medio DIECISIETE (17) AÑOS Y SEIS (6) MESES DE PRISIÓN, conforme al artículo 37 ejusdem. Ahora se observa que el mismo fu cometido en GRADO DE COMPLICIDAD CORRESPECTIVA, por lo que se le rebajara una tercera parte de la pena, según lo estipulado en el artículo 424 ibidem, quedando la pena en ONCE (11) AÑOS Y OCHO (8) MESES DE PRISIÓN. Asimismo se evidencia que el mismo fue realizado en GRADO DE FRUSTRACIÓN, se procederá a rebajarle una tercera parte (1/3), conforme a lo a lo preceptuado en el artículo 82 del Código Penal, quedando la pena a cumplir en relación a este hecho en SIETE (7) AÑOS, NUEVE (9) MESES y DIEZ (10) DÍAS DE PRISIÓN.
El delito de HOMICIDIO CALIFICADO, previsto y sancionado en el artículo 406 ordinal 1 del Código Penal, en perjuicio de la ciudadana DANITZA COROMOTO BUITRAGO, prevé una pena de QUINCE (15) A VEINTE (20) AÑOS DE PRISIÓN, siendo su término medio DIECISIETE (17) AÑOS Y SEIS (6) MESES DE PRISIÓN, conforme a lo establecido en el artículo 37 ejusdem. Igualmente se observa que el mismo fu cometido en GRADO DE COMPLICIDAD CORRESPECTIVA, por lo que se le rebajara una tercera parte (1/3) de la pena, según lo estipulado en el artículo 424 ibidem, quedando la pena en ONCE (11) AÑOS Y OCHO (8) MESES DE PRISIÓN. Asimismo fue realizado en GRADO DE FRUSTRACIÓN, se procederá a rebajarle una tercera parte (1/3), conforme a lo a lo preceptuado en el artículo 82 del Código Penal, quedando la pena por este hecho en SIETE (7) AÑOS, NUEVE (9) MESES y DIEZ (10) DÍAS DE PRISIÓN.
Con respecto al delito de USO INDEBIDO DE ARMA DE FUEGO, previsto y sancionado en el artículo 281 del Código Penal, al mencionado delito se le aplicará la pena establecida en el artículo 277 ejusdem, que prevé una pena de TRES (3) A CINCO (5) AÑOS DE PRISIÓN, y conforme al artículo 37 ejusdem, su término medio es de CUATRO (4) AÑOS DE PRISIÓN, y se le aumentará un tercio conforme al artículo 281 ibidem, quedando la pena por este delito en CINCO (5) AÑOS Y CUATRO (4) MESES DE PRISIÓN.
En lo concerniente al delito de SIMULACIÓN DE HECHO PUNIBLE, previsto y sancionado en los artículo 239 del Código Penal, establece una pena de UNO (1) A QUINCE (15) MESES DE PRISIÓN, siendo su término medio OCHO (8) MESES DE PRISIÓN, conforme al artículo 37 ejusdem, pena que se le aplicará por esta acción.-
Por el delito de VIOLACIÓN DE DOMICILIO, previsto y sancionado en el artículo 184 del Código Penal Vigente, estipula una pena de CUARENTA Y CINCO (45) DÍAS A DIECIOCHO (18) MESES DE PRISIÓN, siendo su término medio NUEVE (9) MESES, VEINTIDÓS (22) DÍAS Y DOCE (12) HORAS DE PRISIÓN, como lo establece el artículo 37 ejusdem, pena esta que se le asignará por este delito.
En el presente caso existe concurrencia real de delitos, debiendo aplicar el artículo 88 del Código Penal, que refiere… es decir que el delito de mayor entidad en el presente caso es el delito de HOMICIDIO CALIFICADO EN GRADO DE AUTOR, previsto y sancionado en el artículo 406 ordinal 1° del Código Penal, en perjuicio del ciudadano LEONARDO ENRIQUE GONZÁLEZ, que se le estableció una pena de DIECISIETE (17) AÑOS Y SEIS (6) MESES DE PRISIÓN; por lo que se le aumentará la mitad de los otros delitos, que sumados da un total de TREINTA Y SIETE (37) AÑOS, CINCO (5) MESES, SEIS (6) DÍAS y SEIS (6) HORAS, de lo que se desprende que en el caso que nos ocupa, la pena pasa el limite establecido en nuestra legislación, tal y como lo señala el artículo 94 del Código Penal, el cual reza… quedando en definitiva la pena a cumplir por el acusado MARTINES MOTA FÉLIX ALBERTO, en TREINTA (30) AÑOS DE PRISIÓN . ASÍ SE DECLARA.
23. Del ciudadano GARCÍA MALDONADO FRANKLIN JOSÉ, por los delitos de CÓMPLICE NECESARIO EN EL DELITO DE HOMICIDIO CALIFICADO, previsto y sancionado en el artículo 406 ordinal 1 en relación con el artículo 84 ordinales 2 y 3 ambos del Código Penal, en perjuicio de LEONARDO ENRIQUE GONZÁLEZ., HOMICIDIO CALIFICADO FRUSTRADO EN GRADO DE COMPLICIDAD CORRESPECTIVA, previsto y sancionado en el artículo 406 ordinal 1 en relación con el artículo 80 en concordancia con el artículo 424 ejusdem, en perjuicio de las ciudadanas IRÚA COROMOTO GRACIA y DANITZA COROMOTO BUITRAGO, USO INDEBIDO DE ARMA DE FUEGO, SIMULACIÓN DE HECHO PUNIBLE y VIOLACIÓN DE DOMICILIO previstos y sancionados en los artículos 281, 239 y 184 del Código actual.-
Ahora bien, el delito de CÓMPLICE NECESARIO EN EL DELITO HOMICIDIO CALIFICADO, previsto y sancionado en el artículo 406 ordinal 1° en concordancia con el artículo 84 ordinales 2° Y 3° ambos del Código Penal, en perjuicio de LEONARDO ENRIQUE GONZÁLEZ, prevé una pena de QUINCE (15) A VEINTE (20) AÑOS DE PRISIÓN, siendo su término medio DIECISIETE (17) AÑOS Y SEIS (6) MESES DE PRISIÓN, como lo establece el artículo 37 ejusdem, pena que se le aplicará al mencionado ciudadano por ese delito.
En lo concerniente al delito de HOMICIDIO CALIFICADO, previsto y sancionado en el artículo 406 ordinal 1 del Código Penal, en perjuicio de la ciudadana IRÚA COROMOTO GRACIA, prevé una pena de QUINCE (15) A VEINTE (20) AÑOS DE PRISIÓN, siendo su término medio DIECISIETE (17) AÑOS Y SEIS (6) MESES DE PRISIÓN, conforme al artículo 37 ejusdem. Ahora se observa que el mismo fu cometido en GRADO DE COMPLICIDAD CORRESPECTIVA, por lo que se le rebajara una tercera parte de la pena, según lo estipulado en el artículo 424 ibidem, quedando la pena en ONCE (11) AÑOS Y OCHO (8) MESES DE PRISIÓN. Asimismo se evidencia que el mismo fue realizado en GRADO DE FRUSTRACIÓN, se procederá a rebajarle una tercera parte (1/3), conforme a lo a lo preceptuado en el artículo 82 del Código Penal, quedando la pena a cumplir en relación a este hecho en SIETE (7) AÑOS, NUEVE (9) MESES y DIEZ (10) DÍAS DE PRISIÓN.
El delito de HOMICIDIO CALIFICADO, previsto y sancionado en el artículo 406 ordinal 1 del Código Penal, en perjuicio de la ciudadana DANITZA COROMOTO BUITRAGO, prevé una pena de QUINCE (15) A VEINTE (20) AÑOS DE PRISIÓN, siendo su término medio DIECISIETE (17) AÑOS Y SEIS (6) MESES DE PRISIÓN, conforme a lo establecido en el artículo 37 ejusdem. Igualmente se observa que el mismo fu cometido en GRADO DE COMPLICIDAD CORRESPECTIVA, por lo que se le rebajara una tercera parte (1/3) de la pena, según lo estipulado en el artículo 424 ibidem, quedando la pena en ONCE (11) AÑOS Y OCHO (8) MESES DE PRISIÓN. Asimismo fue realizado en GRADO DE FRUSTRACIÓN, se procederá a rebajarle una tercera parte (1/3), conforme a lo a lo preceptuado en el artículo 82 del Código Penal, quedando la pena por este hecho en SIETE (7) AÑOS, NUEVE (9) MESES y DIEZ (10) DÍAS DE PRISIÓN.
Con respecto al delito de USO INDEBIDO DE ARMA DE FUEGO, previsto y sancionado en el artículo 281 del Código Penal, al mencionado delito se le aplicará la pena establecida en el artículo 277 ejusdem, que prevé una pena de TRES (3) A CINCO (5) AÑOS DE PRISIÓN, y conforme al artículo 37 ejusdem, su término medio es de CUATRO (4) AÑOS DE PRISIÓN, y se le aumentará un tercio conforme al artículo 281 ibidem, quedando la pena por este delito en CINCO (5) AÑOS Y CUATRO (4) MESES DE PRISIÓN.
En lo concerniente al delito de SIMULACIÓN DE HECHO PUNIBLE, previsto y sancionado en los artículo 239 del Código Penal, establece una pena de UNO (1) A QUINCE (15) MESES DE PRISIÓN, siendo su término medio OCHO (8) MESES DE PRISIÓN, conforme al artículo 37 ejusdem, pena que se le aplicará por esta acción.-
Por el delito de VIOLACIÓN DE DOMICILIO, previsto y sancionado en el artículo 184 del Código Penal, estipula una pena de CUARENTA Y CINCO (45) DÍAS A DIECIOCHO (18) MESES DE PRISIÓN, siendo su término medio NUEVE (9) MESES, VEINTIDÓS (22) DÍAS Y DOCE (12) HORAS DE PRISIÓN, como lo establece el artículo 37 ejusdem, pena esta que se le asignará por este delito.
En el presente caso existe concurrencia real de delitos, debiendo aplicar el artículo 88 del Código Penal, que refiere… es decir que el delito de mayor entidad en el presente caso es el delito de CÓMPLICE NECESARIO EN EL DELITO HOMICIDIO CALIFICADO, previsto y sancionado en el artículo 406 ordinal 1° en concordancia con el artículo 84 ordinales 2° Y 3° ambos del Código Penal, en perjuicio de LEONARDO ENRIQUE GONZÁLEZ, que se le estableció una pena de DIECISIETE (17) AÑOS Y SEIS (6) MESES DE PRISIÓN; por lo que se le aumentará la mitad de los otros delitos, que sumados da un total de VEINTIOCHO (28) AÑOS, OCHO (8) MESES, SEIS (6) DÍAS y SEIS (6) HORAS, pena esta que deberá cumplir el acusado GARCÍA MALDONADO FRANKLIN JOSÉ. ASÍ SE DECLARA.
24.- Del ciudadano VARELA TORO RICHARD, por los delitos de ENCUBRIMIENTO y SIMULACIÓN DE HECHO PUNIBLE, previstos y sancionados en los artículos 254 y 239 ambos del Código Penal.
El delito de ENCUBRIMIENTO, previsto y sancionado en el artículo 254 del Código Penal, estipula una pena de UNO (1) A CINCO (5) AÑOS DE PRISIÓN, siendo su término medio TRES (3) AÑOS DE PRISIÓN, como lo establece el artículo 37 ejusdem, pena esta que se le asignará por este delito.
Con respecto al delito de SIMULACIÓN DE HECHO PUNIBLE, previsto y sancionado en los artículo 239 del Código Penal, establece una pena de UNO (1) A QUINCE (15) MESES DE PRISIÓN, siendo su término medio OCHO (8) MESES DE PRISIÓN, conforme al artículo 37 ejusdem, pena que se le aplicará por esta acción.
En el presente caso existe concurrencia real de delitos, debiendo aplicar el artículo 88 del Código Penal, que refiere… es decir que el delito de mayor entidad en el presente caso es el delito de ENCUBRIMIENTO, previsto y sancionado en el artículo 254 del Código Penal, que se le estableció una pena de TRES (3) AÑOS DE PRISIÓN; por lo que se le aumentará la mitad del otro delito, que sumados da un total de TRES (3) AÑOS, CUATRO (4) MESES, pena esta que deberá cumplir el acusado VARELA TORO RICHARD. ASÍ SE DECLARA.
DISPOSITIVA
Este Juzgado Unipersonal Séptimo de Primera Instancia en Funciones de Juicio del Circuito Judicial Penal del Área Metropolitana de Caracas en nombre de la República Bolivariana de Venezuela y por autoridad de la Ley, según lo dispuesto en los artículos 2, 26 y 253 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela y los artículos 1, 2, 4, 5, 6, 7, 12, 14, 15, 22, 332, 364, 365, 367 del Código Orgánico Procesal Penal y el artículo 2 del Código Penal, PRIMERO: ABSUELVE al ciudadano OLIMPIO BARILE SÁNCHEZ titular de la cedula de identidad N° 11.054.999, de los cargos que por los hechos le imputara el Estado Venezolano a través de la acusación interpuesta por la Representación Fiscal, vale decir, INTIMIDACIÓN PUBLICA EN GRADO DE COMPLICIDAD, previsto y sancionado en el artículo 297 y 298 en concordancia con el artículo 84 ordinal 3 todos del Código Penal, de conformidad con lo establecido en los artículos 365 y 366 del Código Orgánico Procesal Penal. SEGUNDO: ABSUELVE al ciudadano RADAMES OLIVARES titular de la cedula de identidad N° 11.054.999, de los cargos que por los hechos le imputara el Estado Venezolano a través de la acusación interpuesta por la Representación Fiscal, vale decir, INTIMIDACIÓN PUBLICA EN GRADO DE COMPLICIDAD, previsto y sancionado en el artículo 297 y 298 en concordancia con el artículo 84 ordinal 3 todos del Código Penal y USO INDEBIDO DE ARMA DE FUEGO, previsto y sancionado en el artículo 281 del Código Penal, en consecuencia, se decreta el cese de todas las medidas de coerción personal que pesa en contra del referido ciudadano, a tenor de lo previsto en el último aparte del artículo 366 del Código Orgánico Procesal Penal. TERCERO: CONDENA al ciudadano PEÑA CARRILLO JOSÉ BALDOMERO titular de la cedula de identidad N° 7.561.108 a cumplir la pena de 18 AÑOS Y 4 MESES DE PRISIÓN, por ser autor responsable de los cargos que por los hechos le imputara el Estado Venezolano a través de la acusación interpuesta por la Representación Fiscal, vale decir HOMICIDIO CALIFICADO FRUSTRADO EN GRADO DE COMPLICIDAD CORRESPECTIVA, previsto y sancionado en el artículo 406 ordinal 1° en relación con el artículo 80 en concordancia con el artículo 424, todos del Código Penal, en perjuicio de las ciudadanas IRÚA COROMOTO GARCÍA y DANITZA COROMOTO BUITRAGO. USO INDEBIDO DE ARMA DE FUEGO, previsto y sancionado en el artículo 281 del Código Penal. SIMULACIÓN DE HECHO PUNIBLE, previsto y sancionado en el artículo 239 del Código Penal. PORTE ILÍCITO DE ARMA DE FUEGO, previsto y sancionado en el artículo en el artículo 277 del Código Penal. ENCUBRIMIENTO, previsto y sancionado en el artículo 254 del Código Penal, de conformidad con lo establecido en los artículos 364 ordinal 5°, en relación con lo dispuesto en el artículo 367 del Código Orgánico Procesal Penal. CUARTO: CONDENA al ciudadano ESCALONA ESAA JORGE ELPIDIO, titular de la cédula de identidad No. 11.683.163, a cumplir la pena de 14 AÑOS Y 6 MESES DE PRISIÓN por ser autor responsable de los cargos que por los hechos le imputara el Estado Venezolano a través de la acusación interpuesta por la Representación Fiscal, vale decir HOMICIDIO CALIFICADO FRUSTRADO EN GRADO DE COMPLICIDAD CORRESPECTIVA, previsto y sancionado en el artículo 406 ordinal 1 en relación con el artículo 80 en concordancia con el artículo 424, todos del Código Penal, en perjuicio de las ciudadanas IRÚA COROMOTO GARCÍA y DANITZA COROMOTO BUITRAGO. USO INDEBIDO DE ARMA DE FUEGO, previsto y sancionado en el artículo 281 del Código Penal, de conformidad con lo establecido en los artículos 364 ordinal 5°, en relación con lo dispuesto en el artículo 367 del Código Orgánico Procesal Penal. QUINTO: CONDENA al ciudadano JOSÉ ABREU OQUENDO titular de la cédula de identidad No. 10.419.814 a cumplir la pena de 22 AÑOS 5 MESES Y 10 DÍAS DE PRISIÓN por ser autor responsable de los cargos que por los hechos le imputara el Estado Venezolano a través de la acusación interpuesta por la Representación Fiscal, vale decir HOMICIDIO CALIFICADO EN GRADO DE COMPLICIDAD CORRESPECTIVA, previsto y sancionado en el artículo 406 ordinal 1 en concordancia con el artículo 424, todos del Código Penal, en perjuicio de EDGAR JOSUÉ QUINTERO, HOMICIDIO CALIFICADO FRUSTRADO EN GRADO DE COMPLICIDAD CORRESPECTIVA, previsto y sancionado en el artículo 406 ordinal 1 en relación con el artículo 80 en concordancia con el artículo 424, todos del Código Penal, en perjuicio de las ciudadanas IRÚA COROMOTO GARCÍA y DANITZA COROMOTO BUITRAGO. USO INDEBIDO DE ARMA DE FUEGO, previsto y sancionado en el artículo 281 del Código Penal. SIMULACIÓN DE HECHO PUNIBLE, previsto y sancionado en el artículo 239 del Código Penal, de conformidad con lo establecido en los artículos 364 ordinal 5°, en relación con lo dispuesto en el artículo 367 del Código Orgánico Procesal Penal. SEXTO: CONDENA al ciudadano MORA ZAMORA FERNANDO JAVIER, titular de la Cédula de Identidad N° V-10.159.927. a cumplir la pena de 14 AÑOS Y 6 MESES DE PRISIÓN por ser autor responsable de los cargos que por los hechos le imputara el Estado Venezolano a través de la acusación interpuesta por la Representación Fiscal, vale decir HOMICIDIO CALIFICADO FRUSTRADO EN GRADO DE COMPLICIDAD CORRESPECTIVA, previsto y sancionado en el artículo 406 ordinal 1 en relación con el artículo 80 en concordancia con el artículo 424, todos del Código Penal, en perjuicio de las ciudadanas IRÚA COROMOTO GARCÍA y DANITZA COROMOTO BUITRAGO. USO INDEBIDO DE ARMA DE FUEGO, previsto y sancionado en el artículo 281 del Código Penal. de conformidad con lo establecido en los artículos 364 ordinal 5°, en relación con lo dispuesto en el artículo 367 del Código Orgánico Procesal Penal. SÉPTIMO: CONDENA al ciudadano CARPIO ENRÍQUEZ GERSON ALEXANDER, titular de la Cédula de Identidad N° V-8.295.422, a cumplir la pena de 14 AÑOS Y 6 MESES DE PRISIÓN, por ser autor responsable de los cargos que por los hechos le imputara el Estado Venezolano a través de la acusación interpuesta por la Representación Fiscal, vale decir HOMICIDIO CALIFICADO FRUSTRADO EN GRADO DE COMPLICIDAD CORRESPECTIVA, previsto y sancionado en el artículo 406 ordinal 1 en relación con el artículo 80 en concordancia con el artículo 424, todos del Código Penal, en perjuicio de las ciudadanas IRÚA COROMOTO GARCÍA y DANITZA COROMOTO BUITRAGO. USO INDEBIDO DE ARMA DE FUEGO, previsto y sancionado en el artículo 281 del Código Penal. OCTAVO: CONDENA al ciudadano PEÑA JOSÉ ANTONIO, titular de la cédula de identidad No. 10.710.645, a cumplir la pena de 30 AÑOS DE PRISIÓN por ser autor responsable de los cargos que por los hechos le imputara el Estado Venezolano a través de la acusación interpuesta por la Representación Fiscal, vale decir, COAUTOR EN EL DELITO DE HOMICIDIO CALIFICADO, previsto y sancionado en el artículo 406 ordinal 1 del Código Penal, en perjuicio de ERICK MONTENEGRO. HOMICIDIO CALIFICADO EN GRADO DE COMPLICIDAD CORRESPECTIVA, previsto y sancionado en el artículo 406 ordinal 1 en concordancia con el artículo 424, todos del Código Penal, en perjuicio de EDGAR JOSUE QUINTERO. HOMICIDIO CALIFICADO FRUSTRADO EN GRADO DE COMPLICIDAD CORRESPECTIVA, previsto y sancionado en el artículo 406 ordinal 1 en relación con el artículo 80 en concordancia con el artículo 424, todos del Código Penal, en perjuicio de las ciudadanas IRÚA COROMOTO GARCÍA y DANITZA COROMOTO BUITRAGO. USO INDEBIDO DE ARMA DE FUEGO, previsto y sancionado en el artículo 281 del Código Penal. SIMULACIÓN DE HECHO PUNIBLE, previsto y sancionado en el artículo 239 del Código Penal. ALTERACIÓN DE DOCUMENTO PÚBLICO, previsto y sancionado en el artículo 78 de la Ley Contra la Corrupción. de conformidad con lo establecido en los artículos 364 ordinal 5°, en relación con lo dispuesto en el artículo 367 del Código Orgánico Procesal Penal. NOVENO: CONDENA al ciudadano BARILE SÁNCHEZ OLIMPIO titular de la cédula de identidad No. 11.054.999 A cumplir la pena de 22 AÑOS 5 MESES Y 10 DIAS de prisión, por ser autor responsable de los cargos que por los hechos le imputara el Estado Venezolano a través de la acusación interpuesta por la Representación Fiscal, vale decir HOMICIDIO CALIFICADO EN GRADO DE COMPLICIDAD CORRESPECTIVA, previsto y sancionado en el artículo 406 ordinal 1 en concordancia con el artículo 424, todos del Código Penal, en perjuicio de EDGAR JOSUE QUINTERO. HOMICIDIO CALIFICADO FRUSTRADO EN GRADO DE COMPLICIDAD CORRESPECTIVA, previsto y sancionado en el artículo 406 ordinal 1 en relación con el artículo 80 en concordancia con el artículo 424, todos del Código Penal, en perjuicio de las ciudadanas IRÚA COROMOTO GARCÍA y DANITZA COROMOTO BUITRAGO. USO INDEBIDO DE ARMA DE FUEGO, previsto y sancionado en el artículo 281 del Código Penal. SIMULACIÓN DE HECHO PUNIBLE, previsto y sancionado en el artículo 239 del Código Penal, de conformidad con lo establecido en los artículos 364 ordinal 5°, en relación con lo dispuesto en el artículo 367 del Código Orgánico Procesal Penal. DECIMO: CONDENA al ciudadano SERRADA FRANK ALBERTO, titular de la cédula de identidad No. 11.544.431 A cumplir la pena de 14 AÑOS Y 6 MESES DE PRISION por ser autor responsable de los cargos que por los hechos le imputara el Estado Venezolano a través de la acusación interpuesta por la Representación Fiscal, vale decir, HOMICIDIO CALIFICADO FRUSTRADO EN GRADO DE COMPLICIDAD CORRESPECTIVA, previsto y sancionado en el artículo 406 ordinal 1 en relación con el artículo 80 en concordancia con el artículo 424, todos del Código Penal, en perjuicio de las ciudadanas IRÚA COROMOTO GARCÍA y DANITZA COROMOTO BUITRAGO. USO INDEBIDO DE ARMA DE FUEGO, previsto y sancionado en el artículo 281 del Código Penal, de conformidad con lo establecido en los artículos 364 ordinal 5°, en relación con lo dispuesto en el artículo 367 del Código Orgánico Procesal Penal. UNDÉCIMO: CONDENA al ciudadano SALAZAR RODRGUEZ JOSÉ MANUEL titular de la cédula de identidad No. 11.504.966 a cumplir la pena de 18 AÑOS 2 MESES Y 20 DIAS DE PRISION por ser autor responsable de los cargos que por los hechos le imputara el Estado Venezolano a través de la acusación interpuesta por la Representación Fiscal, vale decir, HOMICIDIO CALIFICADO FRUSTRADO EN GRADO DE COMPLICIDAD CORRESPECTIVA, previsto y sancionado en el artículo 406 ordinal 1 en relación con el artículo 80 en concordancia con el artículo 424, todos del Código Penal, en perjuicio de las ciudadanas IRÚA COROMOTO GARCÍA, DANITZA COROMOTO BUITRAGO e ELIZABETH ROSALES. USO INDEBIDO DE ARMA DE FUEGO, previsto y sancionado en el artículo 281 del Código Penal. de conformidad con lo establecido en los artículos 364 ordinal 5°, en relación con lo dispuesto en el artículo 367 del Código Orgánico Procesal Penal. DUODECIMO: CONDENA al ciudadano CALEJO ALIRIO JOSÉ titular de la cédula de identidad No. 11.843.885 a cumplir la pena de 14 AÑOS Y 6 MESES DE PRISION por ser autor responsable de los cargos que por los hechos le imputara el Estado Venezolano a través de la acusación interpuesta por la Representación Fiscal, vale decir, HOMICIDIO CALIFICADO FRUSTRADO EN GRADO DE COMPLICIDAD CORRESPECTIVA, previsto y sancionado en el artículo 406 ordinal 1 en relación con el artículo 80 en concordancia con el artículo 424, todos del Código Penal, en perjuicio de las ciudadanas IRÚA COROMOTO GARCÍA y DANITZA COROMOTO BUITRAGO. USO INDEBIDO DE ARMA DE FUEGO, previsto y sancionado en el artículo 281 del Código Penal, de conformidad con lo establecido en los artículos 364 ordinal 5°, en relación con lo dispuesto en el artículo 367 del Código Orgánico Procesal Penal. DECIMOTERCERO: CONDENA al ciudadano MOLINA GENDRYS ENRIQUE titular de la cédula de identidad No. 11.219.192 a cumplir la pena de 17 AÑOS Y 4 MESES DE PRISION, por ser autor responsable de los cargos que por los hechos le imputara el Estado Venezolano a través de la acusación interpuesta por la Representación Fiscal, vale decir, HOMICIDIO CALIFICADO FRUSTRADO EN GRADO DE COMPLICIDAD CORRESPECTIVA, previsto y sancionado en el artículo 406 ordinal 1 en relación con el artículo 80 en concordancia con el artículo 424, todos del Código Penal, en perjuicio de las ciudadanas IRÚA COROMOTO GARCÍA y DANITZA COROMOTO BUITRAGO. USO INDEBIDO DE ARMA DE FUEGO, previsto y sancionado en el artículo 281 del Código Penal. HURTO CALIFICADO, previsto y sancionado en el artículo 453 parte in fine del ordinal 2 del Código Penal, en perjuicio de ERICK MONTENEGRO. de conformidad con lo establecido en los artículos 364 ordinal 5°, en relación con lo dispuesto en el artículo 367 del Código Orgánico Procesal Penal. DECIMOCUARTO: CONDENA al ciudadano JAIME SOSA JOSNEL DE JESÚS titular de la cédula de identidad No. 12.203.066 a cumplir la pena de 14 AÑOS Y 6 MESES DE PRISION por ser autor responsable de los cargos que por los hechos le imputara el Estado Venezolano a través de la acusación interpuesta por la Representación Fiscal, vale decir, HOMICIDIO CALIFICADO FRUSTRADO EN GRADO DE COMPLICIDAD CORRESPECTIVA, previsto y sancionado en el artículo 406 ordinal 1 en relación con el artículo 80 en concordancia con el artículo 424, todos del Código Penal, en perjuicio de las ciudadanas IRÚA COROMOTO GARCÍA y DANITZA COROMOTO BUITRAGO. USO INDEBIDO DE ARMA DE FUEGO, previsto y sancionado en el artículo 281 del Código Penal, de conformidad con lo establecido en los artículos 364 ordinal 5°, en relación con lo dispuesto en el artículo 367 del Código Orgánico Procesal Penal. DECIMO QUINTO: CONDENA al ciudadano FLORES EDWIN MANUEL titular de la cédula de identidad No. 12.072.175 a cumplir la pena de 18 AÑOS 2 MESES Y 20 DIAS DE PRISION por ser autor responsable de los cargos que por los hechos le imputara el Estado Venezolano a través de la acusación interpuesta por la Representación Fiscal, vale decir, HOMICIDIO CALIFICADO FRUSTRADO EN GRADO DE COMPLICIDAD CORRESPECTIVA, previsto y sancionado en el artículo 406 ordinal 1 en relación con el artículo 80 en concordancia con el artículo 424, todos del Código Penal, en perjuicio de las ciudadanas IRÚA COROMOTO GARCÍA, DANITZA COROMOTO BUITRAGO y ELIZABETH ROSALES. USO INDEBIDO DE ARMA DE FUEGO, previsto y sancionado en el artículo 281 del Código Penal. DECIMOSEXTO: CONDENA al ciudadano ARRIETA JIMÉNEZ ALEXANDER GERARDO titular de la cédula de identidad No. 10.889.389 A cumplir la pena de 18 AÑOS 2 MESES Y 20 DIAS DE PRISION por ser autor responsable de los cargos que por los hechos le imputara el Estado Venezolano a través de la acusación interpuesta por la Representación Fiscal, vale decir, HOMICIDIO CALIFICADO FRUSTRADO EN GRADO DE COMPLICIDAD CORRESPECTIVA, previsto y sancionado en el artículo 406 ordinal 1° en relación con el artículo 80 en concordancia con el artículo 424, todos del Código Penal, en perjuicio de las ciudadanas IRÚA COROMOTO GARCÍA, DANITZA COROMOTO BUITRAGO e ELIZABETH ROSALES. USO INDEBIDO DE ARMA DE FUEGO, previsto y sancionado en el artículo 281 del Código Penal, de conformidad con lo establecido en los artículos 364 ordinal 5°, en relación con lo dispuesto en el artículo 367 del Código Orgánico Procesal Penal. DECIMOSÉPTIMO: CONDENA al ciudadano REYES JESÚS JUAN CARLOS titular de la cédula de identidad No. 11.152.301 A cumplir la pena de 14 AÑOS Y 6 MESES DE PRISION por ser autor responsable de los cargos que por los hechos le imputara el Estado Venezolano a través de la acusación interpuesta por la Representación Fiscal, vale decir, HOMICIDIO CALIFICADO FRUSTRADO EN GRADO DE COMPLICIDAD CORRESPECTIVA, previsto y sancionado en el artículo 406 ordinal 1 en relación con el artículo 80 en concordancia con el artículo 424, todos del Código Penal, en perjuicio de las ciudadanas IRÚA COROMOTO GARCÍA y DANITZA COROMOTO BUITRAGO. USO INDEBIDO DE ARMA DE FUEGO, previsto y sancionado en el artículo 281 del Código Penal, de conformidad con lo establecido en los artículos 364 ordinal 5°, en relación con lo dispuesto en el artículo 367 del Código Orgánico Procesal Penal. DECIMOCTAVO: CONDENA al ciudadano MAURERA CENTENO JORGE LUIS titular de la cédula de identidad No. 10.995.071 a cumplir la pena de 18 AÑOS 2 MESES Y 20 DIAS DE PRISION por ser autor responsable de los cargos que por los hechos le imputara el Estado Venezolano a través de la acusación interpuesta por la Representación Fiscal, vale decir, HOMICIDIO CALIFICADO FRUSTRADO EN GRADO DE COMPLICIDAD CORRESPECTIVA, previsto y sancionado en el artículo 406 ordinal 1 en relación con el artículo 80 en concordancia con el artículo 424, todos del Código Penal, en perjuicio de las ciudadanas IRÚA COROMOTO GARCÍA, DANITZA COROMOTO BUITRAGO y ELIZABETH ROSALES. USO INDEBIDO DE ARMA DE FUEGO, previsto y sancionado en el artículo 281 del Código Penal. DECIMONOVENO: CONDENA al ciudadano COISCOU PRADA CARLOS FELIPE, titular de la cédula de identidad No. 6.344.287, A cumplir la pena de 14 AÑOS Y 6 MESES DE PRISION, por ser autor responsable de los cargos que por los hechos le imputara el Estado Venezolano a través de la acusación interpuesta por la Representación Fiscal, vale decir, HOMICIDIO CALIFICADO FRUSTRADO EN GRADO DE COMPLICIDAD CORRESPECTIVA, previsto y sancionado en el artículo 406 ordinal 1 en relación con el artículo 80 en concordancia con el artículo 424, todos del Código Penal, en perjuicio de las ciudadanas IRÚA COROMOTO GARCÍA y DANITZA COROMOTO BUITRAGO. USO INDEBIDO DE ARMA DE FUEGO, previsto y sancionado en el artículo 281 del Código Penal. VIGÉSIMO: CONDENA al ciudadano MONTE CHIRINOS WILL RONAL, titular de la cédula de identidad No. 11.137.908, A cumplir la pena de 14 AÑOS Y 6 MESES DE PRISION por la por ser autor responsable de los cargos que por los hechos le imputara el Estado Venezolano a través de la acusación interpuesta por la Representación Fiscal, vale decir, HOMICIDIO CALIFICADO FRUSTRADO EN GRADO DE COMPLICIDAD CORRESPECTIVA, previsto y sancionado en el artículo 406 ordinal 1 en relación con el artículo 80 en concordancia con el artículo 424, todos del Código Penal, en perjuicio de las ciudadanas IRÚA COROMOTO GARCÍA y DANITZA COROMOTO BUITRAGO. USO INDEBIDO DE ARMA DE FUEGO, previsto y sancionado en el artículo 281 del Código Penal, de conformidad con lo establecido en los artículos 364 ordinal 5°, en relación con lo dispuesto en el artículo 367 del Código Orgánico Procesal Penal. VIGÉSIMO PRIMERO: CONDENA al ciudadano APOSTOL ROMERO JUAN CARLOS, titular de la cédula de identidad No. 9.558.913 A cumplir la pena de 14 AÑOS Y 6 MESES DE PRISION por ser autor responsable de los cargos que por los hechos le imputara el Estado Venezolano a través de la acusación interpuesta por la Representación Fiscal, vale decir, HOMICIDIO CALIFICADO FRUSTRADO EN GRADO DE COMPLICIDAD CORRESPECTIVA, previsto y sancionado en el artículo 406 ordinal 1 en relación con el artículo 80 en concordancia con el artículo 424, todos del Código Penal, en perjuicio de las ciudadanas IRÚA COROMOTO GARCÍA y DANITZA COROMOTO BUITRAGO. USO INDEBIDO DE ARMA DE FUEGO, previsto y sancionado en el artículo 281 del Código Penal. de conformidad con lo establecido en los artículos 364 ordinal 5°, en relación con lo dispuesto en el artículo 367 del Código Orgánico Procesal Penal. VIGÉSIMO SEGUNDO: CONDENA al ciudadano ANGULO URBINA DANILO ALFONSO titular de la cédula de identidad No. 10.106.876 A cumplir la pena de 14 AÑOS Y 6 MESES DE PRISION por ser autor responsable de los cargos que por los hechos le imputara el Estado Venezolano a través de la acusación interpuesta por la Representación Fiscal, vale decir, HOMICIDIO CALIFICADO FRUSTRADO EN GRADO DE COMPLICIDAD CORRESPECTIVA, previsto y sancionado en el artículo 406 ordinal 1 en relación con el artículo 80 en concordancia con el artículo 424, todos del Código Penal, en perjuicio de las ciudadanas IRÚA COROMOTO GARCÍA y DANITZA COROMOTO BUITRAGO. USO INDEBIDO DE ARMA DE FUEGO, previsto y sancionado en el artículo 281 del Código Penal, de conformidad con lo establecido en los artículos 364 ordinal 5°, en relación con lo dispuesto en el artículo 367 del Código Orgánico Procesal Penal. VIGÉSIMO TERCERO: CONDENA al ciudadano AMALIO RAFAEL BRAVO GARCÍA, titular de la cédula de identidad No. 10.117.177, a cumplir la pena de 14 AÑOS Y 6 MESES DE PRISION por ser autor responsable de los cargos que por los hechos le imputara el Estado Venezolano a través de la acusación interpuesta por la Representación Fiscal, vale decir, HOMICIDIO CALIFICADO FRUSTRADO EN GRADO DE COMPLICIDAD CORRESPECTIVA, previsto y sancionado en el artículo 406 ordinal 1 en relación con el artículo 80 en concordancia con el artículo 424, todos del Código Penal, en perjuicio de las ciudadanas IRÚA COROMOTO GARCÍA y DANITZA COROMOTO BUITRAGO. USO INDEBIDO DE ARMA DE FUEGO, previsto y sancionado en el artículo 281 del Código Penal, de conformidad con lo establecido en los artículos 364 ordinal 5°, en relación con lo dispuesto en el artículo 367 del Código Orgánico Procesal Penal. VIGÉSIMO CUARTO: CONDENA al ciudadano MARTÍNEZ MOTA FÉLIX ALBERTO, titular de la cédula de identidad No. 16.284.166 A cumplir la pena de 30 AÑOS DE PRISION por ser autor responsable de los cargos que por los hechos le imputara el Estado Venezolano a través de la acusación interpuesta por la Representación Fiscal, vale decir, AUTOR DEL DELITO DE HOMICIDIO CALIFICADO, previsto y sancionado en el artículo 406 ordinal 1 del Código Penal, en perjuicio de LEONARDO ENRIQUE GONZALEZ, COAUTOR EN EL DELITO DE HOMICIDIO CALIFICADO, previsto y sancionado en el artículo 406 ordinal 1 en relación con el artículo 83 ambos del Código Penal, en perjuicio de ERICK MONTENEGRO. HOMICIDIO CALIFICADO FRUSTRADO EN GRADO DE COMPLICIDAD CORRESPECTIVA, previsto y sancionado en el artículo 406 ordinal 1 en relación con el artículo 80 en concordancia con el artículo 424, todos del Código Penal, en perjuicio de las ciudadanas IRÚA COROMOTO GARCÍA y DANITZA COROMOTO BUITRAGO. USO INDEBIDO DE ARMA DE FUEGO, previsto y sancionado en el artículo 281 del Código Penal. SIMULACIÓN DE HECHO PUNIBLE, previsto y sancionado en el artículo 239 del Código Penal. VIOLACIÓN DE DOMICILIO previsto y sancionado en el artículo 185 del Código Penal, de conformidad con lo establecido en los artículos 364 ordinal 5°, en relación con lo dispuesto en el artículo 367 del Código Orgánico Procesal Penal. VIGÉSIMO QUINTO: CONDENA al ciudadano GARCÍA MALDONADO FRANKLIN JOSÉ, titular de la cédula de identidad No. 6.281.168, A cumplir la pena de 28 AÑOS 8 MESES 6 DIAS Y 6 HORAS DE PRISION por ser autor responsable de los cargos que por los hechos le imputara el Estado Venezolano a través de la acusación interpuesta por la Representación Fiscal, vale decir, COMPLICE NECESARIO EN EL DELITO DE HOMICIDIO CALIFICADO, previsto y sancionado en el artículo 406 ordinal 1 en relación con el artículo 84 ordinales 2 y 3 ambos del Código Penal, en perjuicio de LEONARDO ENRIQUE GONZALEZ. HOMICIDIO CALIFICADO FRUSTRADO EN GRADO DE COMPLICIDAD CORRESPECTIVA, previsto y sancionado en el artículo 406 ordinal 1 en relación con el artículo 80 en concordancia con el artículo 424, todos del Código Penal, en perjuicio de las ciudadanas IRÚA COROMOTO GARCÍA y DANITZA COROMOTO BUITRAGO. USO INDEBIDO DE ARMA DE FUEGO, previsto y sancionado en el artículo 281 del Código Penal. SIMULACIÓN DE HECHO PUNIBLE, previsto y sancionado en el artículo 239 del Código Penal. VIOLACIÓN DE DOMICILIO previsto y sancionado en el artículo 185 del Código Penal, de conformidad con lo establecido en los artículos 364 ordinal 5°, en relación con lo dispuesto en el artículo 367 del Código Orgánico Procesal Penal. VIGÉSIMO SEXTO: CONDENA al ciudadano RICHARD TORO VARELA, titular de la cédula de identidad No. 10.889.479 A cumplir la pena de 3 AÑOS Y 4 MESES DE PRISION, por ser autor responsable de los cargos que por los hechos le imputara el Estado Venezolano a través de la acusación interpuesta por la Representación Fiscal, vale decir, ENCUBRIMIENTO, previsto y sancionado en el artículo 254 del Código Penal, SIMULACIÓN DE HECHO PUNIBLE, previsto y sancionado en el artículo 239 del Código Penal. VIGÉSIMO SÉPTIMO: Los referidos ciudadanos permanecerán en la situación en que se encuentran actualmente, vale decir, en estado de privación judicial preventiva de libertad, dada la naturaleza de la presente Sentencia, en tal sentido quedarán recluidos en los centros en los cuales permanecen actualmente, hasta tanto el Juez de Primera Instancia en Funciones de Ejecución, realice el cómputo correspondiente y decida de acuerdo a las formulas del cumplimiento de la pena. VIGÉSIMO OCTAVO: SE CONDENA a las penas accesorias establecidas en los artículos 16 y 34 ambos del Código Penal…”.

II
DE LOS RECURSOS DE APELACIÓN

Corre inserto a los folios 33 al 52 de la trigésima sexta pieza del presente expediente, recurso de apelación interpuesto por el ciudadano ABG. PAÚL NEWBURY THOMAS VIELMA, en su carácter de Defensor Privado del ciudadano JOSÉ MANUEL SALAZAR RODRÍGUEZ, en contra de la Sentencia dictada por el Juzgado Séptimo de Primera Instancia en funciones de Juicio de este Circuito Judicial Penal, de fecha 13-10-2006, del cual se puede leer literalmente lo siguiente:

“…PRIMERA CONTRADICCIÓN
La decisión presenta contradicción manifiesta en su texto a tenor de lo dispuesto en el Ord. 2º del Art. 452 del Código Orgánico Procesal Penal. En la Motiva del fallo apelado, el Sentenciador establece al folio 406…
Se aprecia claramente que, de acuerdo a lo admitido por el tribunal, la acusación fiscal no incluye al ciudadano José Manuel Salazar Rodríguez en la acusación por Homicidio Calificado Frustrado en Grado de Complicidad Correspectiva en contra de las ciudadanas Danitza Buitrago Gamboa e Irúa Moreno García. De igual manera, al folio 407, el Juzgado se pronuncia en torno a la culpabilidad de los ciudadanos anteriormente mencionados, igualmente excluyendo al ciudadano José Manuel Salazar Rodríguez. Se aprecia de la lectura de la sentencia que efectivamente el Tribunal Séptimo de Juicio consideró no probada la participación de mí patrocinado en los hechos acaecidos. Creo necesario transcribir lo expresado por el a quo al folio 411…
Tal y como se observa, el veredicto de culpabilidad recae sobre los acusados supra mencionados, sin que se mencione a mi defendido. Cabe destacar el hecho de que tal situación se hace presente a lo largo de todo el texto. Ello, es signo inequívoco de que la convicción obtenida por el Juez de Juicio a lo largo del debate oral, apunta hacia el hecho de que José Manuel Salazar Rodríguez no tuvo participación alguna en los hechos.
Debo resaltar el hecho de que no se trata de un error material en la sentencia, corregible a tenor de lo dispuesto en el Art. 176 del Código Orgánico Procesal Penal en su primer aparte, toda vez que a lo largo de la Motiva no señaló elemento probatorio alguno en contra de Manuel Salazar como responsable correspectivamente con los ciudadanos que menciona en el delito de Homicidio Calificado Frustrado en contra de las ciudadanas Danitza Gamboa e Irúa Moreno García.
A todo evento, es necesario resaltar lo dispuesto por el Art. 364 ordinal 3º del Código Orgánico Procesal Penal… Tal y como ya se ha expresado, el tribunal a lo largo de la Motiva de la sentencia deja muy en claro que la misma deberá ser condenatoria en contra de los acusados allí nombrados sin incluir al ciudadano Manuel Salazar. Igualmente el Ord. 5º del mismo artículo establece… Este particular no se cumplió con mi defendido…
Se aprecia que la técnica jurídica que debió ser desplegada en el presente fallo no se cumplió. El mismo carece de la mención de los hechos que el Tribunal estimó probados en contra de mi defendido. Sobre este particular, cabe resaltar lo expresado por el Juzgador en torno a la participación de mi representado Manuel Salazar como responsable correspectivamente con los acusados Edwin Flores, Alexander Arrieta y Jorge Maurera Centeno en la comisión del delito de Homicidio Calificado Frustrado en contra de la ciudadana Elizabeth Rosales. Estima el Tribunal probada por Ministerio Público la participación de mi defendido en tal delito, hecho este que trataré en un punto aparte de la presente apelación. Sin embargo, debo hacer mención al hecho de que es solo (sic) al folio 413 cuando el Juzgador menciona a Manuel Salazar, y lo hace única y exclusivamente para involucrarlo en el hecho respeto del cual fuera víctima la ciudadana Elizabeth Rosales. Resulta entonces incongruente lo pautado por el a quo en su Motiva y lo expresado en tono a que mi defendido no aparece mencionado a lo largo de la Motiva en lo relacionado al Homicidio Frustrado en Grado de Complicidad Correspectiva cometido en contra de las víctimas Danitza Buitrago Gamboa e Irúa Moreno. En efecto, en la dispositiva del fallo, el Tribunal Séptimo de Juicio del Circuito Judicial Penal de Caracas actuando como Juez Unipersonal, al folio 502, específicamente en el numeral onceavo de la Dispositiva, condena a Manuel Salazar como Cómplice Correspectivo en el Homicidio Calificado Frustrado de las ciudadanas Danitza Buitrago Gamboa, Irúa Moreno García y Elizabeth Rosales. Resulta incompresible de donde emerge tal pena si Manuel Salazar no formó parte de la Motiva de la recurrida al tratar el caso de las ciudadanas Danitza Buitrago e Irúa Moreno. Surge como interrogante el hecho de cómo hizo el Juez de Juicio para condenar a Manuel Salazar por un hecho que no trató el Tribunal en absolutamente ninguno de los puntos de la sentencia.
SEGUNDA CONTRADICCIÓN
Con fundamento en lo pautado en el Ord. 2º del Artículo 452 del Código Orgánico Procesal Penal, denuncio la Evidente Contradicción en la Motivación de la Sentencia. En tal sentido, debo resaltar el hecho de que en el Capítulo II de la Sentencia, bajo el Título LOS HECHOS ACREDITADOS EN LA AUDIENCIA, el sentenciador cita la declaración del experto Jesús Suárez, adscrito al Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas, quien efectuó Experticia de Reconocimiento Técnico a 33 Armas. Específicamente al folio 50… Se parecía de lo expresado por el experto, que las dos (02) armas “HK” modelos 5.56 sometidas a experticia, presentaban los seriales números 11060 y 11061 respectivamente. A pesar de ello, al establecer la culpabilidad del ciudadano José Manuel Salazar Rodríguez en el Homicidio Calificado Frustrado en Grado de Complicidad Correspectiva en el que se menciona como víctima a la ciudadana Elizabeth Rosales, el Tribunal a quo, al folio 413 de la Motiva de la Sentencia…
De la trascripción anterior se aprecia que el Serial del arma “HK” que se le atribuye a mi defendido, presenta el serial “T17413SDW”. Este último, no se corresponde con el Serial de las armas descritas por el experto Jesús Suárez. No se explica la defensa de donde surge para el Juez la convicción de que el serial del arma que portaba José M. Salazar R. era el mencionado en la Dispositiva del Fallo. El mismo, no se corresponde con el señalado por el experto promovido por el Ministerio Público y evacuado en el debate oral. Se evidencia una abierta contradicción entre lo que el Tribunal estima acreditado y lo expresado en la Motiva de la Sentencia…
CAPITULO II
FALTA DE MOTIVACIÓN DE LA SENTENCIA
Con sustentación en lo pautado en el Art. 452 Ord. 2º del Código Orgánico Procesal Penal. En efecto, observa esta Defensa que el Sentenciador en Capitulo II, relativo a “Los Hechos Acreditados en La Audiencia”, se limita a transcribir lo expresado por los testigos en el debate de Juicio, sin que exista una interrelación lógica que permita determinar como se adminiculan entre sí para otorgar convicción al Tribunal.
PRIMERO:
El Código Orgánico Procesal Penal en su Artículo 22…
En el caso de marras, el Sentenciador transcribe un total de noventa y cuatro (94) declaraciones sin establecer la relación existente entre ellas para condenar a mi defendido. Sobre este último punto, creo necesario mencionar que las declaraciones aportadas por los testigos y expertos, lejos de vincular a mi defendido, lo exculpan.
SEGUNDO:
Como punto previo, es importante señalar, tal y como se dijo en el Capítulo I del presente escrito, que el Juzgador ad initio sostuvo que la culpabilidad de los acusados en torno al Homicidiuo (sic) Calificado Frustrado en Grado de Complicidad Correspectiva en contra de las ciudadanas Danitza Buitrago e Irúa Moreno debía recaer sobre los ciudadanos allí mencionados. Me permito transcribir ad pedem litterae lo expresado por el Tribunal a quo al folio 412 de la Sentencia…
No puedo dejar de llamar la atención sobre el hecho de que el sentenciador NO MENCIONA a JOSÉ MANUEL SALAZAR RODRÍGUEZ como Cómplice Correspectivo en el Homicidio de las ciudadanas Danitza Buitriago e Irúa Moreno García.
Ahora bien, en torno a la participación de mi Defendido en el Homicidio Calificado Frustrado en Grado de Complicidad Correspectiva de la ciudadana Elizabeth Rosales, estimo preciso hacer las siguientes consideraciones:
1.- El Tribunal sostiene al folio 413 de la Sentencia…. El Juzgador equipara la presencia de las personas en el sitio del suceso con la participación de las mismas en los hechos. Tal afirmación resulta inadmisible. No constituye elemento de prueba de culpabilidad alguno el hecho de que José Manuel Salazar Rodríguez formara parte de la comisión que esa noche se hizo presente en el Sector Kennedy. A ello, debe adminiculársele pluralidad de elementos indicativos de que la acción desplegada por mi defendido diera como resultado la lesión que esa noche sufriera la ciudadana Elizabeth Rosales.
2.- El Tribunal sostienen que mi defendido portaba un Arma calibre 5.56, tal y como se desprende de la Relación de Armamento aportada, lo que fue concatenado con lo expuesto por el experto José Gregorio Nerea…
con una posición diametralmente opuesta a la expresada por el ciudadano Gregorio Nerea, se presentó al debate oral el funcionario NICOLÁS ENRIQUE MORALES DÍAZ, experto adscrito a la División de Balística del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas…
En la presente causa el Juez de Instancia no dio cumplimiento a lo pautado por la referida sentencia. Omitió pronunciarse en torno a la validez del testimonio otorgado por el experto Nicolas Morales, pero si da total valor probatorio al testimonio rendido por el también experto Gregorio Nerea. Preciso es destacar que ambos son contradictorios al tratar el punto relativo a la posibilidad de identificar el calibre del proyectil. Estaba el Juez obligado a pronunciarse sobre ambas declaraciones, pero no lo hizo, significando ello que incurrió en evidente inmotivación.
3.- Dentro de la etapa de investigación se practicó la prueba de Análisis de Trazas de Disparo (A.T.D.) por parte del experto adscrito al Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas Rubén Darío Villamizar Piñango, cuya declaración es señalada por el Juez al folio 203 de la sentencia… Surge en consecuencia la interrogante acerca de cuales fueron los hechos que el Tribunal estimó probados. Si el análisis de Trazas de Disparo dio negativo a José Manuel Salazar Rodríguez, significa que no disparó su rama, y si ello es así, no incurrió en ninguno de los tipos penales, incluido el Uso Indebido de Arma de Fuego, por los que fuera procesado y condenado. Es decir, ello desvirtúa la posibilidad de participación en los hechos. El Juzgador, sin embargo, tampoco emitió pronunciamiento acerca de la valoración de la declaración del funcionario Rubén Villamizar acerca del resultado negativo del A.T.D. en mi defendido, incurriendo nuevamente en inmotivación de la sentencia…
TERCERO:
Cree esta defensa haber establecido suficientemente el hecho que mi defendido, José Manuel Salazar Rodríguez, solo (sic) era Juzgado por el Homicidio Calificado Frustrado en Grado de Complicidad Correspectiva en perjuicio de la ciudadana Elizabeth Rosales, tal y como se desprende tanto de la Narrativa como de la Motiva del fallo apelado. Sin embargo, debo a todo evento tratar lo relacionado con la penalidad Impuesta a mi patrocinado… Pero de manera sorpresiva aparece condenado, no solo (sic) por el delito del que fuera víctima la ciudadana Elizabeth Rosales –por el que fue tratado en la motiva-, sino que además es condenado por los delitos en los que aparecen como víctimas las ciudadanas Irúa Moreno Y Danitza Buitrago. En este orden de ideas, en lo relativo a la penalidad, resulta necesario destacar el hecho de que el tribunal a quo no establece la existencia de circunstancias atenuantes o agravantes. Solo (sic) hace uso del Art. 37 del Código Penal sin establecer las razones por las cuales toma el término medio sin considerar lo pautado en el artículo in commento en lo tocante a la variación de la pena… Tal disposición no fue tomada por el Juzgador en la presente causa… Dejó de evaluarse, por ejemplo de que mi defendido no presenta antecedentes penales… En este caso, al igual que en el anterior, el Juez inmotivadamente toma el término máximo de la pena, sin explicar razonadamente las razones por las que el Tribunal lo condenó tomando en cuenta el maximun de la pena.
CUARTO:
Al folio 405 de la Sentencia, aparece según el Juez acreditada la intención homicida de los acusados. Observa esta Defensa que el Juez no adminicula ni tan siquiera un elemento de prueba que sustente lo por él expresado… Debemos recordar que la ciudadana Elizabeth Rosales, recibió la herida en el glúteo, por lo que el Juzgador debió establecer por medio del acervo probatorio, como se presenta en este caso el animus necandi. No habiendo resuelto tal punto, tal afirmación carece de motivación, lo que la hace recurrible ante la Corte de Apelaciones.
QUINTO:
En lo relativo al Uso Indebido de Arma de Fuego…
De nuevo, el Juzgador de manera arbitraria, sin establecer elemento probatorio alguno que sustente lo por él dicho en la sentencia da por probado, a través de la inmediación (¿?), la concentración (¿?)Y las máximas de experiencias (¿?) que mi defendido, conjuntamente con el resto de los co procesados, son culpables del delito de Uso Indebido de Arma de Fuego. Las máximas citadas a lo largo de la motivación que se ha presentado en este caso. Basta con observar que la condenatoria se