REPUBLICA BOLIVARIANA DE VENEZUELA

JUZGADO PRIMERO DE PRIMERA INSTANCIA
EN LO CIVIL Y MERCANTIL DE LA CIRCUNSCRIPCIÓN
DEL ESTADO ARAGUA
Maracay, 06 de marzo de 2007
197° y 148º
PARTE ACTORA: HUMBERTO BALDOMERO PÉREZ GUERRERO.
APODERADOS O ABOGADOS ASISTENTES: DORIEN MILANO OSORIO, Inpreabogado N° 78.803.
PARTE DEMANDADA: JUAN ALBERTO RAMÍREZ.
APODERADOS O ABOGADOS ASISTENTES: No Constituido.
MOTIVO: EJECUCIÓN DE PRENDA.
EXPEDIENTE APEL Nº: 013
TIPO DE DECISIÓN: Definitiva (Declaran con o sin lugar el Recurso de Apelación)
NARRATIVA
Suben las presentes actuaciones contentivas de la demanda incoada por el ciudadano HUMBERTO BALDOMERO PEREZ GUERRERO, venezolano, mayor de edad, titular de la Cédula de Identidad Nº V-135.053, asistido por la Abogado DORIEN MILANO OSORIO, Inpreabogado Nº 78.803, en contra del ciudadano JUAN ALBERTO RAMIREZ, venezolano, mayor de edad, titular de la Cédula de Identidad Nº V-7.666.101, por EJECUCIÓN DE PRENDA, en virtud de la apelación interpuesta en fecha 08 de octubre de 2002 por la parte actora, la cual fue oída en ambos efectos, en contra de la decisión dictada por el Juzgado Primero de los Municipios Girardot y Mario Briceño Iragorry del Estado Aragua en fecha 23 de septiembre de 2002, mediante la cual declaro inadmisible la demanda incoada por dicho ciudadano. (Folios 01 al 06).
En fecha 07 de enero de 2003, se recibieron las actuaciones en este tribunal, y en la misma fecha se fijó la oportunidad para dictar sentencia en la presente causa. (Folio 35).
De acuerdo al Cronograma de actividades adelantado por este Tribunal para proveer todos y cada uno de los asuntos revisados y pendientes de respuestas con anterioridad a esta fecha y los que han ingresado diariamente para evitar el “congestionamiento” de dichos asuntos, lo cual es conocido por el Tribunal Supremo de Justicia, como se colige de la Resolución N° 302 de fecha 03/08/2005 emanado de la Dirección Ejecutiva de la Magistratura, que se transcribe parcialmente:

“...CONSIDERANDO
Que, tal como lo apuntó la Sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia, en sentencia N° 1307, del 22 de junio de 2005: "En la actualidad, es un hecho notorio que el Sistema de Justicia presenta un serio problema de insuficiencia de recursos, ante el gran cúmulo de asuntos que tiene pendientes de atención. La carga de trabajo del Poder Judicial, junto a la falta de capacitación continua, bajos salarios y escasez de recursos, problemas todos estos a cuya solución está abocado este Tribunal Supremo como cabeza del Sistema Judicial, limitan la posibilidad de que se imparta una justicia expedita, eficiente, pronta, completa y adecuada para los justiciables"...”

Lo cual es absolutamente cierto y aunado a la “actitud” de las partes y sus apoderados en muchos de ellos, que obligan a pronunciarse sobre diversos asuntos, algunos de ellos hasta impertinentes; este Tribunal pasa a pronunciarse con respecto al presente asunto, sobre la base de las siguientes consideraciones:

MOTIVA:
Del análisis de las actas que conforman el presente Expediente se observa que lo apelado por la parte actora se refiere al auto dictado por el Juzgado A quo en fecha 23 de septiembre de 2002, mediante el cual declaró inadmisible la demanda por ejecución de hipoteca de prenda propuesta, en la cual señaló lo siguiente:
“… por el procedimiento de ejecución de prenda con fundamento en el artículo 666 del Código de Procedimiento Civil; este Tribunal observa que dicho procedimiento es inaplicable a la demanda de autos por cuanto las cosas dadas en prenda no se encuentran en posesión del demandante, por lo cual se hace imposible el depósito de las mismas, como lo exige el procedimiento que se pretende incoar. En consecuencia, es menester declarar la inadmisibilidad de la presente demanda, por cuanto existe prohibición expresa de la Ley de admitir la acción por ejecución de prenda cuando no se hayan cumplido los extremos del artículo 667 del Código de Procedimiento Civil, al no haber sido realmente dados en prenda los bienes. . . “.

Ahora bien, por cuanto es menester se transcribe a continuación el contenido de los Artículos 666, 667 y 668 del Código de Procedimiento Civil, que establecen lo siguiente:

“Artículo 666: Sin perjuicio de lo previsto en leyes especiales, la ejecución de prenda se llevará a cabo conforme al procedimiento establecido en este Capítulo.
Llegado el caso de hacer efectiva la prenda, el acreedor prendario presentará la solicitud al Tribunal competente, acompañada del Documento Constitutivo de la prenda, y pondrá a disposición del Tribunal las cosas dadas en prenda.
En la solicitud se indicará:
1º El nombre, apellido y domicilio del acreedor y del deudor prendario y del tercero que haya dado la prenda si este fuera el caso.
2º El monto de la acreencia garantizada con la prenda y cualquiera otra cantidad cubierta con el privilegio.
3° La especie y naturaleza de las cosas dadas en prenda y la indicación de su calidad, peso y medida.

Artículo 667: El Juez examinará cuidadosamente los recaudos presentados y verificará si se han llenado los requisitos exigidos por la ley para la constitución de la prenda y si las cantidades que se pretende satisfacer con ella son líquidas, de plazo vencido, y si no ha transcurrido el tiempo para su prescripción.

Artículo 668: Si el Juez encontrare llenos los extremos exigidos en los Artículos anteriores, ordenará el depósito de la cosa dará en prenda y la intimación del deudor y del tercero que haya dado la prenda, si tal fuere el caso, para que paguen dentro de los tres días siguientes, apercibidos de ejecución.”

De la trascripción anterior se desprende que el legislador estableció en las referidas normas procesales adjetivas, un requisito concurrente que conjuntamente con la presentación de la solicitud acompañada del Documento Constitutito de la prenda, debe cumplirse obligatoriamente como lo es el hecho que el acreedor prendario debe poner a disposición del Tribunal las cosas dadas en prenda, además de señalar expresamente lo que debe indicarse en la solicitud, lo cual es necesario para poder dar cumplimiento a su depósito y devenir del iter procesal.
Siendo ello así y una vez efectuado el análisis de las actas que conforman el presente Expediente, es evidente que la parte actora no cumplió con el requisito anteriormente referido, es decir, que al momento de presentar su solicitud no puso a la disposición del Tribunal las cosas dadas en prenda, y lo que es peor aún, a ciencia cierta se desconoce cuales fueron esas cosas que efectivamente fueron dadas en prenda, toda vez que en el documento que contiene la obligación prendaria autenticado por ante la Notaría Pública Quinta de Maracay en fecha 21 de septiembre de 1989, anotado bajo el Nº 21, Tomo 318, de los Libros de Autenticaciones respectivos llevados por la citada Notaría, no fue señalada la especie y naturaleza de las cosas dadas en prenda y la indicación de su calidad, peso y medida, por lo que considera este Tribunal que lo decidido por el Tribunal A quo está ajustado a derecho y lo procedente en este caso es declarar sin lugar la apelación interpuesta y confirmar el auto apelado, lo que enseguida se declarará. Y así se declara y decide.-

DISPOSITIVA

Por los razonamientos antes expuestos, este Juzgado Primero de Primera Instancia en lo Civil y Mercantil de la Circunscripción Judicial del Estado Aragua, administrando justicia emanada de los ciudadanos y ciudadanas, en nombre de la República Bolivariana de Venezuela y por autoridad de la Ley, DECLARA: SIN LUGAR la apelación ejercida por el ciudadano HUMBERTO BALDOMERO PEREZ GUERRERO, antes identificado, en contra de la decisión dictada por el Juzgado Primero de los Municipios Girardot y Mario Briceño Iragorry del Estado Aragua en fecha 23 de septiembre de 2002, mediante la cual declaro INADMISIBLE la demanda incoada en contra del ciudadano JUAN ALBERTO RAMIREZ, ya identificado, por EJECUCIÓN DE PRENDA, y en consecuencia SE CONFIRMA la referida decisión.

Conforme a las disposiciones del Artículo 274 del Código de Procedimiento Civil se condena a la parte demandada al pago de las costas procesales, por haber resultado totalmente vencida.
Notifíquese a la parte actora mediante boleta de la presente decisión de conformidad con lo establecido en los Artículos 233 y 251 eiusdem.
Dada, firmada y sellada en la Sala de Despacho de este Tribunal, a los Seis días del mes de marzo del año dos mil siete (06-03-2007). Años 196º de la Independencia y 148º de la Federación.
EL JUEZ,

Dr. PEDRO III PÉREZ
EL SECRETARIO,

Abg. LEONCIO VALERA

En la misma fecha se cumplió lo ordenado, se publicó y registró la presente decisión siendo las 03:00 p.m. y se libró boleta de notificación.-
EL SECRETARIO,

Abg. LEONCIO VALERA
Exp. Nº 0013 (Apel)
PIIIP/lv/jc.-

C:\Documents and Settings\Maq- 2\Mis documentos\AÑO 2007\MARZO 2007\06-03-2007\EXP 013 (Sentencia Definitiva Apelación - SL).doc