REPÚBLICA BOLIVARIANA DE VENEZUELA
JUZGADO SEGUNDO DE PRIMERA INSTANCIA EN FUNCIÓN DE JUICIO SECCION DE RESPONSABILIDAD DEL ADOLESCENTE
DEL CIRCUITO JUDICIAL PENAL DEL AREA METROPOLITANA DE CARACAS

AMPLIACIÓN DE SENTENCIA CONDENATORIA


CAPITULO I
IDENTIFICACIÓN DE LAS PARTES

CAUSA N°: 309-07

JUEZA: DRA. FLOR MEDINA RENGIFO

FISCAL 113° MIN PÚB: DRA. BOLIVIA MARTIN

ADOLESCENTE ACUSADO: (INDENTIDAD OMITIDA)

DEFENSOR PRIVADO: DR. JOSE JOEL GOMEZ CORDERO

DELITO: VIOLACIÓN

ASUNTO: Por cuanto la Corte Superior Sección de Adolescente de este Circuito Judicial Penal, anuló la Sentencia impugnada sólo en lo relativo a la determinación de la sanción y motivación de la misma, se Observa:

QUE SIENDO EL UNICO PUNTO A TRATAR EN LA PRESENTE DECICIÓN ES LA DETERMINACIÓN Y MOTIVACIÓN DE LA SANCIÓN EN EL JUICIO CELEBRADO POR ANTE EL JUZGADO TERCERO DE JUICIO DE ESTE MISMA SECCIÓN Y CIRCUITO JUDICIAL PENAL EN FECHA 07/06/2006, TAL Y COMO SEÑALÓ EL TRIBUNAL DE ALZADA EL CUAL ENTRE OTRAS COSAS SEÑALÓ QUE “…2) Declara parcialmente con lugar el primer motivo alegado por el Defensor, relativo a la falta de motivación de la sanción impuesta…3.) Se anula la Sentencia impugnada, sólo en lo relativo a la determinación de la sanción. 4.)Se ordena la remisión a un Juez de juicio distinto del que conoció originariamente, para que, en audiencia con las partes, en aplicación de los principios de concentración e inmediación, imponga la sanción o sanciones que correspondan, debidamente motivadas...”. SEGUIDAMENTE LA JUEZ SEÑALÓ EN LA AUDIENCIA CELEBRADA CON LAS PARTES EN FECHA 29/10/2007 por ante este Tribunal QUE EL HECHO CIERTO Y NO CUESTIONADO ES QUE EL ACUSADO PARTICIPÓ EN EL DELITO DE VIOLACIÓN, PREVISTO Y SANCIONADO EN EL ARTÍCULO 375 (actualmente Artículo 374) ORDINAL 1 Y 376 (actualmente Artículo 375) DEL CÓDIGO PENAL VIGENTE PARA LA FECHA EN QUE SE SUSCITARON LOS HECHOS, EN CONCORDANCIA CON EL ARTÍCULO 259, PRIMERO Y SEGUNDO APARTE DE LA LEY ORGÁNICA PARA LA PROTECCIÓN DEL NIÑO Y DEL ADOLESCENTE, EN FECHAS DISTINTAS E IMPRECISAS Y EN REITERADAS OCASIONES EN AGRAVIO A LOS NIÑOS (INDENTIDAD OMITIDA), (INDENTIDAD OMITIDA) y (INDENTIDAD OMITIDA), DE 7, 12 y 8 AÑOS DE EDAD, RESPECTIVAMENTE (PRIMOS DEL SANCIONADO), LO CUAL QUEDÓ PLENAMENTE DEMOSTRADO Y COMPROBADO EN EL DEBATE QUE SE LLEVÓ A CABO POR ANTE EL PRECITADO TRIBUNAL BASADO ENTRE OTRAS COSAS EN LOS PRINCIPIOS DE CONCENTRACIÓN, INMEDIACIÓN, CONTINUIDAD Y ORALIDAD. PUNTO PREVIO: En cuanto a la solicitud de la ciudadana Fiscal del Ministerio Público de que se le acuerde la detención al adolescente desde esta sala, de conformidad con lo establecido en el Artículo 581 de la Ley Orgánica Para la Protección del Niño y del Adolescente, se niega tal pedimento por cuanto el adolescente ha dado fiel cumplimiento a la medida cautelar acordada, ha comparecido las veces que el Tribunal lo ha citado, evidenciándose que no existe el peligro de fuga o de obstaculización de la justicia o de la imposición de las sanciones acordadas por lo que en consecuencia se acuerda en ese sentido la solicitud de la Defensa de que se le mantenga a su defendido la medida cautelar acordada. PRIMERO: En cuanto a la determinación del tipo de sanción a aplicar este Tribunal comparte el criterio del Juzgado Tercero de Juicio de esta misma Sección y Circuito Judicial Penal de que se le aplique al adolescente la SANCIÓN PRIVATIVA DE LIBERTAD POR EL LAPSO DE CUATRO (04) AÑOS, de conformidad con lo establecido en el Artículo 620 literal f de la Ley Orgánica Para la Protección del Niño y del Adolescente, por cuanto el delito imputado es uno de los que merecen sanción privativa de libertad, de conformidad con lo establecido en el Artículo 628 Parágrafo Segundo Literal (a) Ejusdem, al adolescente no se le está aplicando un lapso de privación de libertad superior al previsto en el precitado Artículo y UN (1) AÑO DE LIBERTAD ASISTIDA, de conformidad con lo establecido en el Artículo 620 literal d Ibídem, por la comisión del DELITO DE VIOLACIÓN, PREVISTO Y SANCIONADO EN EL ARTÍCULO 375 (actualmente Artículo 374) ORDINAL 1 Y 376 (actualmente Artículo 375) DEL CÓDIGO PENAL VIGENTE PARA LA FECHA EN QUE SE SUSCITARON LOS HECHOS, EN CONCORDANCIA CON EL ARTÍCULO 259, PRIMERO Y SEGUNDO APARTE DE LA LEY ORGÁNICA PARA LA PROTECCIÓN DEL NIÑO Y DEL ADOLESCENTE, EN FECHAS DISTINTAS E IMPRECISAS Y EN REITERADAS OCASIONES EN AGRAVIO A LOS NIÑOS (INDENTIDAD OMITIDA), (INDENTIDAD OMITIDA)y (INDENTIDAD OMITIDA), DE 7, 12 y 8 AÑOS DE EDAD, RESPECTIVAMENTE (PRIMOS DEL SANCIONADO), LO CUAL QUEDÓ PLENAMENTE DEMOSTRADO Y COMPROBADO EN EL DEBATE QUE SE LLEVÓ A CABO POR ANTE EL PRECITADO TRIBUNAL BASADO ENTRE OTRAS COSAS EN LOS PRINCIPIOS DE CONCENTRACIÓN, INMEDIACIÓN, CONTINUIDAD Y ORALIDAD.

Resueltos los argumentos de la Defensa y de la ciudadana Fiscal del Ministerio Público, seguidamente pasa este Juzgado a motivar la determinación y aplicación de las sanciones acordadas, de conformidad con lo establecido en el Artículo 622 de la Ley Orgánica Para la Protección del Niño y del Adolescente:

La jurisdicción penal especializada de adolescentes, a objeto de salvaguardar la finalidad educativa de las medidas, el Juez tiene el deber de explicar, de motivar, de manera clara, por qué impuso una medida y no otra, o un conjunto de medidas y no otro, el porqué de su duración, la forma de ejecución, etcétera, todo en concordancia con la idoneidad y racionalidad de las mismas, en directa correspondencia con el principio de proporcionalidad de la sanción. La medida recae únicamente sobre el adolescente pero también afecta a su entorno familiar y social y persigue determinadas finalidades de carácter educativo, por lo tanto el adolescente tiene derecho a conocer las razones que tuvo el Juez para imponerle una u otra medida o medidas. Sólo así es posible establecer la relación entre la conducta ilícita realizada y por la cual se ha declarado culpable, con la medida o medidas, como consecuencia jurídica de la conducta delictiva desplegada. Estas serían algunas razones primarias para la exigencia de la motivación de la sanción...El Juez del Sistema de Responsabilidad Penal del Adolescente, al imponer una medida al adolescente declarado culpable, debe tener en cuenta la pautas para la determinación y aplicación de la sanción, contempladas en el Artículo 622 de la Ley Orgánica Para la Protección del Niño y del Adolescente, a saber:

a) La comprobación del hecho delictivo; en sentencia dictada en fecha 07/06/2006 por el Juzgado Tercero de Juicio de esta misma Sección y Circuito Judicial Penal, quedó demostrado el hecho punible de VIOLACIÓN, previsto y sancionado en el Artículo 375 ordinal 1(actualmente Artículo 374) y 376 (actualmente Artículo 375) del Código Penal vigente para la fecha en que se perpetraron los hechos, en concordancia con el Artículo 259, primero y segundo aparte de la Ley Orgánica Para la Protección del Niño y del Adolescente que prevé el Abuso Sexual en niños, que no es otra cosa que el derecho penal de hecho, la legalidad del mismo y la lesividad ocasionada a los niños quiénes son sus primos (INDENTIDAD OMITIDA), (INDENTIDAD OMITIDA) y (INDENTIDAD OMITIDA), quienes para el momento de ocurrir los hechos aún no contaban con la edad de doce años, los cuales fueron objeto del delito de VIOLACIÓN por parte del jóven (INDENTIDAD OMITIDA), tales hechos ocurrieron en el interior de la residencia del precitado joven adulto, ubicada en Caricuao, Avenida Principal, UD-2, Edificio Giraluna, Piso: 13, apartamento 13-02, Caracas, en forma continuada y en diferentes fechas, lugar en el cual solían permanecer los niños cuando eran llevados por sus padres para ser cuidados en casa de su abuela, lugar donde también reside el joven acusado, quién valiéndose de su condición de primo mayor y la confianza depositada por los padres de los niños, se valió de su inteligencia para manipular las mentes inocentes de las víctimas, iniciando con ellos episodios sexuales conjunta y separadamente, haciéndoles creer que tal conducta era normal entre las familias, los cuales concluyeron en la penetración anal a repetición de los tres niños por parte del acusado, actos que se iniciaron cuando éste contaba entre catorce y quince años, prolongándose en el tiempo hasta que hace tres años el niño (INDENTIDAD OMITIDA) lo hizo del conocimiento de su padre, quien puso la denuncia e indagando con los otros niños se pudo determinar que también a éstos (INDENTIDAD OMITIDA) los había penetrado analmente, lo que se logró constatar luego del exámen médico forense practicado a cada uno y la existencia del daño causado, fue demostrado en el juicio celebrado por ante el Juzgado Tercero de Juicio de esta misma Sección y Circuito Judicial Penal, con la declaración de la ciudadana Jeannette Carrillo (madre del niño (INDENTIDAD OMITIDA) una de las víctimas), la cual entre otras cosas manifestó que tuvo conocimiento de los hechos porque el padre del niño le manifestó que su hijo fue violado por su sobrino (el sobrino de ella)...y pusieron la denuncia...., con el testimonio del niño (INDENTIDAD OMITIDA)(una de las víctimas), el cual entre otras cosas manifestó que para el 15 de Julio del año 2004 se encontraba de vacaciones y se quedó una semana con sus primos en el apartamento de su tía, otros días se quedó en la casa de su otra tía ya que donde se estaba quedando primero su tía tenía que salir y donde se quedaba en la casa de su segunda tía ahí es cuando sucedió todo, en una semana empezó la relación y en otras semanas las otras dos, el día 31 de Julio del 2004 como a las 7:00 de la noche le contó a su papá lo que le había pasado y como a las 8:00 de la noche estaba poniendo la denuncia”, con el testimonio del ciudadano Rafael José Romero (Padre del niño (INDENTIDAD OMITIDA)), el cual entre otras cosas manifestó que esos hechos ocurrieron hace dos años, un día viernes dicidió ir a buscar a su hijo a casa de su mamá en el camino siempre hablaba con el y le decía que si alguien lo tocaba o lo manoseaba, sin pensar nunca en el núcleo familiar, que se lo hiciera saber para tomar medidas, el niño dijo le dice que su papá había tenido un sueño, pero la verdad es que el señor no recordaba que le hubiese contado algo de un sueño a su hijo, pero si le advertía que si algo parecido le pasaba se lo contara, dijo que (INDENTIDAD OMITIDA) su primo le había metido el pipi por detrás y se puso furioso llamó a la mamá del niño y formó un escándalo, después puso la denuncia en la Fiscalía y al día siguiente se enteraron que no había sido solo su hijo sino a otros primos y los padres de ellos tambien pusieron la denuncia, con el testimonio de la ciudadana Jeannette de Los Angeles Torres Carrillo (hermana del niño (INDENTIDAD OMITIDA), otra de las víctimas), la cual entre otras cosas manifestó que tuvo conocimiento de los hechos porque su hermano (INDENTIDAD OMITIDA) le contó que fue abusado por (INDENTIDAD OMITIDA), con el testimonio de la ciudadana Jully Carrillo (madre del acusado), la cual entre otras cosas manifestó que su hermana está acusando a su hijo Jhonatan de que violó a su sobrino (INDENTIDAD OMITIDA) cuando ella lo cuidaba..., con el testimonio del Psiquiatra Forense Nicolás Malandra, el cual entre otras cosas manifestó: Los tres informes fueron realizados por mi persona. El Primer informe corresponde al menor (INDENTIDAD OMITIDA)....fue realizado el 02/08/2004 y como conclusión se pudo decir que no se encontró ninguna evidencia mental, ni trastorno conductual ni emocional alguno. El segundo informe fue realizado el 01 de Diciembre del años 2004 y como conclusión se pudo decir que no se encontró ninguna evidencia mental, ni trastorno conductual, ni emocional alguno. ..el tercer informe se realizó a la menor (INDENTIDAD OMITIDA), de 7 años de edad, dicho exámen fue practicado en fecha 30/11/2004 y como conclusión se pudo decir que no se encontró ninguna evidencia mental, ni trastorno conductual, ni emocional alguno, con el testimonio de la ciudadana Jennifer Carrillo Rodríguez (madre de los niños (INDENTIDAD OMITIDA) y (INDENTIDAD OMITIDA)), la cual entre otras cosas manifestó que los niños estaban en casa de su abuela materna y por una conversación que tuvo (INDENTIDAD OMITIDA) con su mamá y su papá él dijo que (INDENTIDAD OMITIDA) había abusado de ellos, posteriormente se le hizo un examen médico forense y resultó cierto, en ese momento se preocupó fue a buscar a sus hijos en la casa de su abuela, para saber por boca de ellos si eso había sucedido con ellos, donde sus hijos le dijeron que habían sucedido ciertos episodios donde ellos se estaban bañando y (INDENTIDAD OMITIDA) había abusado de ellos, se les hicieron los exámenes y ella pensó que eso se había quedado así, con el testimonio de la menor (INDENTIDAD OMITIDA), de 8 años de edad(otra de las víctimas), la cual entre otras cosas manifestó: que ella jugaba con su primo (INDENTIDAD OMITIDA), a preguntas que le formuló la Fiscal del Ministerio Público entre otras cosas contestó que (INDENTIDAD OMITIDA) y ella llegaron a bañarse juntos...., con el testimonio del menor (INDENTIDAD OMITIDA), de 7 años de edad, (otra de las víctimas) el cual entre otras cosas manifestó: “Cuando tenía de 7 a 8 años de edad mi mamá trabajaba como suplente y me dejaba a cargo de tía Jully, a veces ella tenía que salir a hacer algunas diligencias y nos dejaba con mi primo (INDENTIDAD OMITIDA) y todo comenzó por juegos de manoseos y me dijo que no se lo dijera a nadie y como no tenía conocimiento de eso no dije nada por miedo y eso continuó hasta después que cumplí los 9 años de edad..., con el testimonio del Psiquiatra Forense Víctor Velandía, el cual entre otras cosas manifestó: “En esta experticia ano rectal que se practicó en fecha 31 de Julio del año 2004 al menor (INDENTIDAD OMITIDA) se observó un esfínter hipotónico, unos pliegues no conservados a las 5, 6, 7, 11 y 12 según la esfera del reloj, cuando hablamos de pliegues anales. El esfínter anal es una estructura con características elásticas y con la característica de poder dilatarse y contraerse, su función es controlar la defecación, su dilatación tiene un límite porque es una estructura compuesta por una musculatura lisa y la característica de la musculatura lisa es que se dilata y se extiende, se relaja o se contrae, si el esfínter se dilata excesivamente se puede romper y se borran los pliegues externos, lo que generalmente sucede cuando está siendo sometido a un constante traumatismo que haga que se dilate más de lo necesario, cuando la dilatación se repite va perdiendo la tonicidad. Para que se pueda producir un esfínter hipotónico el traumatismo debe ser repetido, borrándose los pliegues anales que están borrados en este caso en 5, 6, 7, según las manecillas del reloj, tiene una cicatriz por desgarramiento de la mucosa que deja la característica de cicatriz, normalmente la cicatriz no llega a tener la misma pigmentación de la mucosa y por eso se pueden evidenciar..., con el testimonio de la Psicóloga Juana Inés Azparrem, la cual entre otras cosas manifestó: “Yo practiqué evaluación psicológica al menor (INDENTIDAD OMITIDA), en este niño se observó su funcionamiento intelectual acorde a su edad cronológica, no presenta ningún tipo de dificultades, no tiene problema a nivel social, es un niño extrovertido, ingenuo, intranquilo y con respuesta emocional positiva hacia las personas, por su corta edad el menor se encuentra en proceso de conformación de su sistema de normas y valores. En la parte motora que tiene que ver con el funcionamiento de habilidades está en proceso de desarrollo, no presenta ningún tipo de enfermedad mental, se recomendó que recibiera atención psicoterapéutica porque se observó la presencia de sobre estimulación en el área sexual, para canalizar que en el futuro no presente dificultades, llegando a la conclusión que el menor no presenta enfermedad mental alguna ni trastorno emocional ni conductual, encontrándose con un desarrollo psicoemocional acorde a su edad..., con el testimonio de la Psicóloga Ada Marina González de Rivero, la cual entre otras cosas manifestó: “Se evaluó al menor (INDENTIDAD OMITIDA), de 12 años de edad, quien refirió que hace unos años él y su hermana estaban al cuido de una tía y un día al salir su tía, un primo de él empezó a abusar de él, eso se lo hizo hasta que tuvo 9 años de edad, que le dijo un saco de mentiras para hacerle eso, le decía que eso era normal entre hombres y entre las familias, como no sabía nada le creyó y lo dejaba que hiciera eso, después empezó hacerlo con su hermana, todo salió a luz hace 5 meses cuando su primo violó a un primo de él y se lo contó a su papá. De esta noticia sospecharon y su mamá los interrogó a él y a su hermanita. Con respecto a la evaluación psicológica, se encontraba, para el momento, dentro de los límites que definen una inteligencia normal promedia, atención y concentración adecuada, en el área emocional-social es un adolescente tranquilo, algo introvertido, con buena internalización de normas y valores, pero inseguro, influenciable y manipulable, expresa rechazo hacia su primo porque siente que lo manipuló y se aprovechó de su corta edad para abusar de él diciéndoles eso es normal entre primos, en el área motora no se observaron rasgos de incoordinación vasomotora, ni signos de disfunción cognitiva y con el testimonio de la médico forense Rodainah Nasser, la cual entre otras cosas manifestó: “Se evaluó al menor (INDENTIDAD OMITIDA), se le practicó exámen ano rectal y se consigue un esfínter anal hipotónico, fácilmente dilatable, pliegues anales laterales parcialmente borrados, dos cicatrices lineales a las once y cinco según agujas del reloj. Cuando se dice que está hipotónico quiere decir que esa capacidad de contracción o de dilatación está alterada y los pliegues anales laterales están parcialmente borrados, los pliegues anales son las arrugas que tiene el ano alrededor, los cuales se dan por la contracción del esfínter, en este caso están parcialmente borrados, las cicatrices lineales que se observaron a las once y a las cinco según las agujas del reloj se observaron al examen boca abajo, con la cadera un poco elevada y se consiguieron cicatrices lineales, es decir, tenía más de siete días y se concluyó que habían signos de traumatismo ano rectal antiguo y a repetición. Cuando hablamos de traumatismo ano rectal antiguo quiere decir que no hay coloración roja, no hay un sangrado activo, no ha morado alrededor, no hay una lesión que tiene una costra, eso nos dice que la lesión tiene más de siete días, porque ya hay cicatrización, se dice a repetición porque tiene menor tono, es decir que se rompieron algunas fibras de ese músculo. En relación a la evaluación de la menor (INDENTIDAD OMITIDA), la misma fue evaluada el día 02/08/2004, se le realizó examen vagino rectal, concluyendo que la menor tenía los genitales externos de aspecto y configuración normal y el himen que dá a la entrada de la puerta de la vagina se describe como anular de borde, liso sin desgarro que visualmente no permite el tacto bidigital, cuando se dice que no permite el tacto bidigital quiere decir que no hay vestigios de entrada de algún elemento que sobrepase el diámetro del himen, se concluye que no hay desfloración. En relación al examen ano rectal tenemos que los pliegues anales se encuentran borrados lateralmente y el esfínter anal estaba hipotónico, es decir que se dilataba con facilidad con una cicatriz lineal antigua a la una según las agujas del reloj, en conclusión no hay desfloración y hay signos de traumatismo ano rectal antiguo y a repetición, los cuales depusieron en el mencionado Juicio celebrado por ante el precitado Juzgado Tercero de Juicio de esta misma Sección y Circuito Judicial Penal.

b) La comprobación de que el adolescente (INDENTIDAD OMITIDA) ha participado en el hecho punible que significa reflejar el principio de culpabilidad y éste quedó demostrado cuando las víctimas (INDENTIDAD OMITIDA), (INDENTIDAD OMITIDA)y (INDENTIDAD OMITIDA) los cuales entre otras cosas manifestaron: La menor (INDENTIDAD OMITIDA), de 8 años de edad(otra de las víctimas), la cual entre otras cosas manifestó: que ella jugaba con su primo (INDENTIDAD OMITIDA), a preguntas que le formuló la Fiscal del Ministerio Público entre otras cosas contestó queque (INDENTIDAD OMITIDA) y ella llegaron a bañarse juntos...., El menor (INDENTIDAD OMITIDA), de 7 años de edad, (otra de las víctimas) el cual entre otras cosas manifestó: “Cuando tenía de 7 a 8 años de edad mi mamá trabajaba como suplente y me dejaba a cargo de tía Jully, a veces ella tenía que salir a hacer algunas diligencias y nos dejaba con mi primo (INDENTIDAD OMITIDA) y todo comenzó por juegos de manoseos y me dijo que no se lo dijera a nadie y como no tenía conocimiento de eso no dije nada por miedo y eso continuó hasta después que cumplí los 9 años de edad y El niño (INDENTIDAD OMITIDA)(una de las víctimas), el cual entre otras cosas manifestó que para el 15 de Julio del año 2004 se encontraba de vacaciones y se quedó una semana con sus primos en el apartamento de su tía, otros días se quedó en la casa de su otra tía ya que donde se estaba quedando primero su tía tenía que salir y donde se quedaba en la casa de su segunda tía ahí es cuando sucedió todo, en una semana empezó la relación y en otras semanas las otras dos, el día 31 de Julio del 2004 como a las 7:00 de la noche le contó a su papá lo que le había pasado y como a las 8:00 de la noche estaba poniendo la denuncia”, aunado con los resultados del Reconocimiento Médico Legal que le fuera practicado a cada una de las víctimas del presente caso, dichos exámenes ratificados, explicados y detallados en el debate realizado en el presente juicio por la médico forense Dra. Rodainah Nasser, de los anteriores testimonios, los cuales fueron evacuados en su debida oportunidad legal en el debate del presente juicio entre otras cosas, se desprende que: 1) tales hechos ocurrieron en el interior de la residencia del precitado joven adulto, ubicada en Caricuao, Avenida Principal, UD-2, Edificio Giraluna, Piso: 13, apartamento 13-02, Caracas, en forma continuada y en diferentes fechas, lugar en el cual solían permanecer los niños cuando eran llevados por sus padres para ser cuidados en casa de su abuela, lugar donde también reside el joven acusado, quién valiéndose de su condición de primo mayor y la confianza depositada por los padres de los niños, se valió de su inteligencia para manipular las mentes inocentes de las víctimas, iniciando con ellos episodios sexuales conjunta y separadamente, haciéndoles creer que tal conducta era normal entre las familias, los cuales concluyeron en la penetración anal a repetición de los tres niños por parte del acusado, actos que se iniciaron cuando éste contaba entre catorce y quince años, prolongándose en el tiempo hasta que hace tres años el niño (INDENTIDAD OMITIDA) lo hizo del conocimiento de su padre, quien puso la denuncia e indagando con los otros niños se pudo determinar que también a éstos (INDENTIDAD OMITIDA) los había penetrado analmente, lo que se logró constatar luego del exámen médico forense practicado a cada uno, hace la certeza a esta Juzgadora que el acusado es culpable del delito por el que la Fiscal del Ministerio Público le acusó, a saber tales hechos ocurrieron en el interior de la residencia del precitado joven adulto, ubicada en Caricuao, Avenida Principal, UD-2, Edificio Giraluna, Piso: 13, apartamento 13-02, Caracas, en forma continuada y en diferentes fechas, lugar en el cual solían permanecer los niños cuando eran llevados por sus padres para ser cuidados en casa de su abuela, lugar donde también reside el joven acusado, quién valiéndose de su condición de primo mayor y la confianza depositada por los padres de los niños, se valió de su inteligencia para manipular las mentes inocentes de las víctimas, iniciando con ellos episodios sexuales conjunta y separadamente, haciéndoles creer que tal conducta era normal entre las familias, los cuales concluyeron en la penetración anal a repetición de los tres niños por parte del acusado, actos que se iniciaron cuando éste contaba entre catorce y quince años, prolongándose en el tiempo hasta que hace tres años el niño (INDENTIDAD OMITIDA) lo hizo del conocimiento de su padre, quien puso la denuncia e indagando con los otros niños se pudo determinar que también a éstos (INDENTIDAD OMITIDA) los había penetrado analmente, lo que se logró constatar luego del exámen médico forense practicado a cada uno de ellos, En cuanto a la determinación del tipo de sanción a aplicar este Tribunal comparte el criterio del Juzgado Tercero de Juicio de esta misma Sección y Circuito Judicial Penal de que se le aplique al adolescente la SANCIÓN PRIVATIVA DE LIBERTAD POR EL LAPSO DE CUATRO (04) AÑOS, de conformidad con lo establecido en el Artículo 620 literal f de la Ley Orgánica Para la Protección del Niño y del Adolescente, por cuanto el delito imputado es uno de los que merecen sanción privativa de libertad, de conformidad con lo establecido en el Artículo 628 Parágrafo Segundo Literal (a) Ejusdem, al adolescente no se le está aplicando un lapso de privación de libertad superior al previsto en el precitado Artículo y UN (1) AÑO DE LIBERTAD ASISTIDA, de conformidad con lo establecido en el Artículo 620 literal d Ibídem, por la comisión del DELITO DE VIOLACIÓN, PREVISTO Y SANCIONADO EN EL ARTÍCULO 375 (actualmente Artículo 374) ORDINAL 1 Y 376 (actualmente Artículo 375) DEL CÓDIGO PENAL VIGENTE PARA LA FECHA EN QUE SE SUSCITARON LOS HECHOS, EN CONCORDANCIA CON EL ARTÍCULO 259, PRIMERO Y SEGUNDO APARTE DE LA LEY ORGÁNICA PARA LA PROTECCIÓN DEL NIÑO Y DEL ADOLESCENTE, EN FECHAS DISTINTAS E IMPRECISAS Y EN REITERADAS OCASIONES EN AGRAVIO A LOS NIÑOS (INDENTIDAD OMITIDA), (INDENTIDAD OMITIDA)y (INDENTIDAD OMITIDA), DE 7, 12 y 8 AÑOS DE EDAD, RESPECTIVAMENTE (PRIMOS DEL SANCIONADO).

c) La naturaleza y gravedad de los hechos. El hecho es grave, por cuanto hubo abuso de confianza por parte del sancionado hacia las víctimas, por ser las mismas primos del sancionado y las cuales eran dejadas en su casa por los familiares para que la madre del sancionado los cuidara, pero que el adolescente sancionado aprovechándose de que era mayor que sus primos niños, los manipuló, les dijo cosas irreales acerca de las relaciones sexuales entre familiares, que supuestamente era algo normal y los conminaba a que no dijeran nada y ante la inocencia de sus primos niños éstos accedieron a las peticiones de su primo, cometiendo estos actos de manera sucesiva o continuada e incluso incitando a los niños a que tuvieran relaciones entre sí, es decir e incluso hasta entre hermanos. Siendo este uno de los delitos que nuestra Ley especial Ley Orgánica Para la Protección del Niño y del Adolescente en su Artículo 628 Parágrafo Segundo Literal “a” prevé como merecedor de sanción privativa de libertad.

d) El grado de responsabilidad del adolescente que está dentro del principio de culpabilidad. En este tipo de delitos de VIOLACIÓN, existe la violencia o amenazas para constreñir al sujeto pasivo, del uno o del otro sexo, a un acto carnal. En el presente caso se desprende que hubo las amenazas por parte del sujeto activo, que es el sancionado, hacia sus víctimas, para de este modo poder lograr la comisión del hecho punible, ya que aprovechándose de que era mayor que sus primos niños, los manipuló, les dijo cosas irreales acerca de las relaciones sexuales entre familiares, que supuestamente era algo normal y los conminaba a que no dijeran nada y ante la inocencia de sus primos niños éstos accedieron a las peticiones de su primo.
e) La proporcionalidad e idoneidad de la medida, las sanciones impuestas son proporcionales en relación al delito cometido, en el presente caso se trata del delito de VIOLACIÓN, el cual es uno de los delitos que nuestra Ley especial Ley Orgánica Para la Protección del Niño y del Adolescente en su Artículo 628 Parágrafo Segundo Literal “a” prevé como merecedor de sanción privativa de libertad hasta por cinco (5) años, encontrándose el mismo dentro de esos delitos,. se hace necesario establecer el quántum de Cuatro (4) años de Privación de libertad, por cuanto en cuatro años (INDENTIDAD OMITIDA) con el equipo multidisciplinario permanente logre el cambio de vida que necesita para lograr los fines que persigue nuestra Ley especial, la cual entre otras busca que el adolescente que se encuentre incurso en la comisión de delito alguno, logre concienciar su problemática legal, que de alguna manera enfrente su problemática legal de una forma constructiva hacia su vida, es decir, que entienda que hizo algo prohibido, que no puede repetir ni debe repetir, que en este caso específico logre entender que le ocasionó graves daños a sus menores primos y que no debió hacer lo que no quisiera que le hiciera a él, a ninguno de sus familiares ni mucho menos a alguno de sus hijos que en algún momento pueda tener y que si bien es cierto que la LOPNA prevé una serie de derechos y garantías para los adolescente, también es cierto que esa misma Ley igualmente prevé una serie de obligaciones que deben de cumplir los mismos, las pruebas analizadas en la sentencia, fueron las que determinaron su culpabilidad, podría en algún momento, dar señales para que el equipo multidisciplinario trabajase rápidamente en sus emociones afectivas y su incorporación a la sociedad de manera positiva y que logre entender su problemática legal y no vuelva a reincidir en la comisión de delito alguno.

f) La edad del adolescente y su capacidad para cumplirla; actualmente cuenta con veintiún (21) años de edad, edad suficiente que le permite comprender y reflexionar en cuanto a la situación que vive o que le ha tocado vivir por su comportamiento, bien sea a nivel familiar o en lo personal, tratándose en el presente caso que el mismo es familiar de las víctimas y que analice el porque de su comportamiento hacia esos niños que son sus familiares y que entienda de que si bien es cierto de que la Ley Especial establece una serie de derechos para los adolescentes, también establece una serie de deberes que tienen para con la sociedad y que en el momento en que infrinjan la Ley igualmente son responsables de sus actos.

g) Los esfuerzos del adolescente por reparar los daños. En este sentido el adolescente ha comparecido responsablemente al Tribunal las veces que ha sido citado y ha dado fiel cumplimiento a la medida cautelar acordada, demostrando de esta manera que quiere enfrentar su situación y de alguna manera cumplir con la Ley.


DISPOSITIVA

POR TODO LO ANTES EXPUESTO, POR LOS FUNDAMENTOS DE DERECHO EXPLANADOS EN LA IMPOSICIÓN DE LA SANCIÓN COMO ORDENÓ LA CORTE ÚNICA DE ESTA SECCIÓN Y CIRCUITO, ESTE TRIBUNAL DE PRIMERA INSTANCIA SEGUNDO DE JUICIO DE LA SECCIÓN DE RESPONSABILIDAD DEL ADOLESCENTE DEL CIRCUITO JUDICIAL PENAL DEL ÁREA METROPOLITANA DE CARACAS, ADMINISTRANDO JUSTICIA EN NOMBRE DE LA REPÚBLICA BOLIVARIANA DE VENEZUELA Y POR AUTORIDAD DE LA LEY, ACTUANDO DE FORMA UNIPERSONAL EMITE LOS SIGUIENTES PRONUNCIAMIENTOS: PRIMERO: CONDENA: al acusado (INDENTIDAD OMITIDA), hijo de Jully Maigualida Carrillo Rodríguez (v) y de Guillermo Javier Rodríguez Carrillo (v), residenciado en: Caricuao, Avenida Principal, UD2, Edificio Giraluna, Piso: 13, Apartamento 13-02, Caracas, por haber sido considerado culpable de los hechos acusados por la Fiscal 113° DRA. BOLIVIA MARTIN Representante del Ministerio Público, de VIOLACIÓN, PREVISTO Y SANCIONADO EN EL ARTÍCULO 375 (actualmente Artículo 374) ORDINAL 1 Y 376 (actualmente Artículo 375) DEL CÓDIGO PENAL VIGENTE PARA LA FECHA EN QUE SE SUSCITARON LOS HECHOS, EN CONCORDANCIA CON EL ARTÍCULO 259, PRIMERO Y SEGUNDO APARTE DE LA LEY ORGÁNICA PARA LA PROTECCIÓN DEL NIÑO Y DEL ADOLESCENTE, hechos ocurridos en el interior de la residencia del precitado joven adulto, ubicada en Caricuao, Avenida Principal, UD-2, Edificio Giraluna, Piso: 13, apartamento 13-02, Caracas, en forma continuada y en diferentes fechas, lugar en el cual solían permanecer los niños cuando eran llevados por sus padres para ser cuidados en casa de su abuela, en agravio de los niños (INDENTIDAD OMITIDA), (INDENTIDAD OMITIDA) y (INDENTIDAD OMITIDA), por encontrarse dicho delito dentro de los que prevé el Artículo 628 Parágrafo Segundo Literal “a” de la Ley Orgánica Para la Protección del Niño y del Adolescente como uno de los que merecen sanción privativa de libertad. SEGUNDO: Este Tribunal transcurrido el lapso legalmente establecido en el Artículo 453 del Código Orgánico Procesal Penal aplicado por remisión expresa del Artículo 537 de la Ley Orgánica Para la Protección del Niño y del Adolescente y quede definitivamente firme la misma, se remitirá el presente expediente a la Unidad de Recepción y Distribución de Documentos a objeto de darle cumplimiento al proceso de distribución respectivo y sea conocida la presente causa por el Juzgado de Ejecución correspondiente. Y ASI SE DECIDE.-
Dada, firmada y sellada en la sede de este Circuito Judicial Penal, en el Tribunal de Primera Instancia Segundo de Juicio de la Sección de Responsabilidad Penal del Adolescente, dentro del lapso legalmente establecido en el Artículo 605 de la Ley Orgánica Para la Protección del Niño y del Adolescente, toda vez que fue dictada en la audiencia celebrada el 31/10/2007. En Caracas a los siete (07) días del mes de Noviembre del años 2007. Año: 197° de la Independencia y 147° de la Federación.
LA JUEZ,

DRA. FLOR MEDINA RENGIFO


LA SECRETARIA,

ABG. PATRICIA ESPINOZA

En esta misma fecha se le dio cumplimiento a lo ordenado.

LA SECRETARIA,

ABG. PATRICIA ESPINOZA
J2JUICIO/309-07