REPUBLICA BOLIVARIANA DE VENEZUELA
CORTE DE APELACIONES


REPÚBLICA BOLIVARIANA DE VENEZUELA
PODER JUDICIAL
CIRCUITO JUDICIAL PENAL DEL ESTADO ARAGUA
CORTE DE APELACIONES
Sala Única

Maracay, 12 de abril de 2010
199° y 151°

CAUSA N° 1Aa-8118-10
PONENTE: ALEJANDRO JOSÉ PERILLO SILVA
IMPUTADO: ciudadano CÉSAR AUGUSTO AGUILAR MOLINA
DEFENSOR PRIVADO: abogado ANDRÉS BENSHIMOL
FISCALÍA: Décima Cuarta (14ª) del Ministerio Público de la Circunscripción Judicial del estado Aragua
TRIBUNAL: Tercero de Juicio Control Circunscripcional
MATERIA: Penal
DECISIÓN: Sin lugar apelación. Confirma decisión recurrida.
N° 0146

Le concierne a esta Instancia Superior imponerse de las presentes actuaciones, contentivas del recurso de apelación ejercido por el abogado ANDRÉS BENSHIMOL, quien actúa en su condición de defensor privado del ciudadano CÉSAR AUGUSTO AGUILAR MOLINA, en contra de la decisión dictada en fecha 26 de octubre de 2009, por el Juzgado Tercero de Juicio del Circuito Judicial Penal del estado Aragua, causa 3U/704-07, que declaró sin lugar la solicitud de prescripción de la acción penal hecha por la defensa del prenombrado ciudadano CÉSAR AUGUSTO AGUILAR MOLINA.

Esta Alzada verifica:

Consta de foja 42 a foja 59 (II pieza), ambas inclusive, escrito presentado por el abogado ANDRÉS BENSHIMOL, actuando con el carácter de defensor privado del ciudadano CÉSAR AUGUSTO AGUILAR MOLINA, donde apela, exponiendo, entre otras cosas, lo siguiente:

‘…me dirijo a Ud., conforme al Artículo 448 del Código Orgánico Procesal Penal, para interponer su conducto para ante la Corte de Apelación de este Circuito Judicial. Recurso de apelación contra de la resolución dictada en fecha 26 de octubre de 2009, por este juzgado de Juicio… Fundamentos de la apelación: Si bien el Juez o Jueza, no está vinculados por el precedente de Casación salvo las “interpretaciones que establezca la Sala Constitucional sobre el contenido o alcance de las normas constitucionales “ que son vinculantes para la (sic) Tribunales de la República Bolivariana de Venezuela), todo justiciable tiene la esperanza justificada de obtener en su caso y en los pronunciamientos judiciales igual solución, respecto de otros casos semejantes al que insistidamente mantienen la más alta instancia judicial, pues con ello se brinda tributo tanto a los principios de confianza legítima y seguridad jurídica, como al derecho a la igualdad, consagrado en el artículo 21 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, en este genérico enunciado: “Todas las personas son iguales ante la ley. Aunque la existencia de sentencia es distinta a la jurisprudencia de las Salas del Tribunal Supremo de Justicia, por el principio de la independencia judicial, no vulneran la tutela judicial efectiva , ni la expectativa plausible, la seguridad jurídica y el derecho a la igualdad, si se resisten, cuando su asunto se resuelve sin “motivación suficiente, adecuada y justificadora“ del divorcio con la jurisprudencia reinante en nuestro Tribunal Supremo en sus distintas Salas de acuerdo al asuntote que se trata , en casos sustanciales idénticos, puesto que el justiciable intuye que se le juzga con razones jurídicas desemenjantes a las asentadas en otros asuntos esencialmente análogos por el que se dictamina. Patéticamente el caso de autos. De ahí que uno de los propósitos más importantes del Tribunal Supremo de Justicia, en sus correspondientes Salas, es amparar la unidad de la Legislación de la República y la uniformidad de la jurisprudencia (Cf:321 del Código de Procedimiento Civil); en consecuencia, sus sentencias constituyen unas de lo más importantes fundamentos de interpretación que se imponen al Magistrado para que “todos los orgános judiciales interpreten del mismo modo la ley “, al punto que la Sala Constitucional del Tribunal Supremos de Justicia en una decisión en recordatorio de esa meta…. Aclarado lo anterior…en “uso de la notoriedad judicial”, aporté al Juzgado a quo, información sobre las sentencias reiteradas de la Sala Constitucional y de la Sala Plena del Tribunal Supremo de Justicia ( Sentencia Nº 1454 de Sala Constitucional, Expediente Nº 03-2211 de fecha 03/08/2004, con esta data se corrige el error de citar el mes 9); Sentencia Nº 569 de Sala de Casación Penal, Expediente Nº C04-0234 de fecha 28/09/2005, Nº de Sentencia Nº 211 de la Sala de Casación Penal, Expediente RC06-0444, de fecha 09/05/2007) atinente a la doctrina jurisprudencial sobre el calculo de la prescripción judicial, sin cambio, hasta el cambio, hasta el momento, de la doctrina asentadas en las señaladas sentencias por parte de dichas Salas, la cuales ratifico para su consideración por la Corte de Apelación a los efectos del presente recurso de apelación que interpongo; agregando hogaño, también en uso de notoriedad judicial” la Sentencia Nº 1118 de la Sala Constitucional, Expediente Nº:00-2205 de fecha 25/06/2001…Sentencia Nº 575 de Casación Penal, Expediente Nº c06-0069 de fecha 19/12/2006… Sentencia Nº 747 de Sala de Casación Penal Expediente Nº C-07-0456, de fecha 21/12/2007…Autores patrios han opinado de modo similar y anterior a lo expuesto por la nombrada Salas del Tribunal Supremo: la prescripción judicial no tiene interrupción: Dr. José Rafael Mendoza Tronconis… Luego, Alberto Arteaga Sanchéz… Pablo Godoy Fonseca… Como colofón de las apuntadas sentencias y del criterio se los nombrados autores sobre la prescripción de la acción penal, se pueden edificar en los siguientes principios: Que el Código Penal contempla dos tipos de prescripción: la ordinaria, extraordinaria o judicial. Que la prescripción ordinaria es susceptible de interrupción por actos procesales; mientras que la extraordinaria o judicial transcurre sin interrumpirse. Que cuando se interrumpe la prescripción ordinaria a partir de entonces, se abre un nuevo lapso de prescripción; en tanto que, en la prescripción extraordinaria o judicial, como no hay interrupción porque los actos procesales interruptores no surten efectos, si el proceso, sin culpa del reo, se alarga por un tiempo igual a prescripción más la mitad del mismo, se extingue la acción penal. Que el cálculo de la prescripción ordinaria es desde cada inte¬rrupción; en la prescripción judicial el computo, lo marca la fecha de comisión del delito… Connota así la decisión cuestionada, la confusión en ella existente entre la prescripción ordinaria y la prescripción judicial, al darle a ambas el mismo trata-miento interruptivo, a partir del cual encamina un nuevo plazo de prescripción, siendo que la prescripción ordinaria si es interruptible, ocurrido lo cual, su tiempo vuelve a iniciarse desde esa ocasión; mas no la judicial que su inicio en el tiempo es el día de la perpetración del delito "para los hecho consumados" y su lapso o tiempo de consu¬mación el "de la prescripción aplicable más la mitad del mismo", que transcurre sin ningún tipo de desconexión. Dos cuestiones hay que resaltar del expediente Una de las cuestiones, que no hay imputación formal: El error le fue señalado al Juzgado de Juicio (vid. escritos, que ratifico en esta oportunidad, dirigidos al Juzgado de Juicio, presentados a la Oficina de Alguacilazgo de este Circuito Judicial en fecha 18 de noviembre y 01 de diciembre, ambos meses del año 2008, pero sin decisión), de tal forma que si no hay imputación formal no puede haber acusación, como ya lo ha dicho la Sala de Casación Penal del Tribunal Supremo de Justicia, de las cuales una de sus Sentencias lo es la N° 701, Expediente N° A08-219, de fecha 15/12/2008…de la defensa", puesto que la ausencia de imputación constituye un caso grave de violencia constitucional a ese derecho, por ser una formalidad esencial (garantía de la debida forma procesal) que permite al que se investiga y luego se acusa saber por qué se le indaga y se le inculpa, y con conocimiento de causa preparar su defensa; el abando¬no de esa cardinal formalidad hace nula la audiencia preliminar y las diligencias sucesivas, incluida la acusación, imponiendo el Artículo 195 del Código Orgánico Procesal Penal al Juez o Jueza, declarar la abrogación incluso de oficio, que también expresamente pido, por tratarse de un vicio que no puede ser subsanado de ninguna forma, menos con palabras edulcorantes y exquisiteces jurídicas Más si tal cuestión es de ese modo en esta causa, lo que ha pervivido hasta hoy es la prescripción ordinaria y ,de la acción penal del delito por el que se acusa al Ingeniero Aguilar Molina, pues, los actos nulos no tienen vigor legal para interrumpir el curso ordinario de la prescripción, y desde la comisión del hecho (03-10-2004), por tratarse delito consumado, hasta hoy pasó sobrasadamente el tiempo de tres años, que es el establecido en el Artículo 108, numeral 5, del Código Penal, para delitos como el considerado en autos . Así pido pro¬nunciamiento expreso. Otra de las cuestiones, subsidiaria de no estimar la Corte de Apelaciones el argumento de la prescripción ordinaria, es que aún considerando la impu¬tación material (07-10-2004), que no formal, pues, no la hay en la causa, o la fecha de la audiencia preliminar (06-12-2006) en la que se admite la acusación y se ordena apertura a juicio, la prescripción judicial está consumada. Como el decurso de la prescripción judicial no lo interrumpe ningún acto procesal, (co¬mo se explico con protección a la jurisprudencia del más alto tribunal y a la doctrina esclarecidos autores patrio), entonces, tenemos, para emplear palabras de la decisión Recurrida, al "realizar una simple ecuación matemática", desde la comisión del hecho 03-10-2004) hasta la fecha (13-10-2009) de la petición al Juzgado de juicio del sobreseimiento de ia causa por prescripción de la acción pena!, transcurrió más de(término de prescripción ordinaria) más un año y seis meses (mitad de ese termino), para un total de cuatro años y seis meses, a fin de que procediera como en efecto pro-cede la prescripción judicial, puesto que el juicio se alargo sin culpa del incriminado en ese tiempo. Así pido se resuelva si acontece que la Corte no estima la prescripción ordinaria. 3 Petitorio: 3.1 Al Juzgado de Juicio que: Ordene por Secretaria el cómputo de los días hábiles transcurridos desde la fecha de ia decisión al día de la presentación de este escrito de apelación por ante la Oficina dei Alguacilazgo de este Circuito Judicial » Remita el expediente original a ia Corte de Apelaciones de este Circuito Judicial Penal a fines de la Apelación interpuesta, o copia debidamente certifi¬cada de su contenido. 3.2 A la Corte de Apelaciones Penal que: Resuelva la nulidad de las actuaciones a partir del acto conclusivo de acusación por no haber mediado acto formal de imputación.- Abrogue la decisión recurrida por contraria a derecho.En su defecto, declare: La prescripción ordinaria de la acción penal del delito que se inculpa ai ciudadano CESAR AUGUSTO AGUILAR MOLINA; subsidiariamente, de no ser procedente ese tipo de prescripción, se declare la prescripción judicial. Como consecuencia de la declaratoria de prescripción, bien sea la ordinaria o la judicial. La Extinción de la acción penal conforme al Artículo 48.8 del Código Orgánico Procesal Penal. El Sobreseimiento de la causa conforme al Artículo 322 del Código Orgánico Procesal Penal…’

De foja 27 a foja 32 (II pieza), ambas inclusive, corre inserta decisión dictada por el Juzgado Tercero de Juicio del Circuito Judicial Penal del estado Aragua, donde, en su dispositiva, se pronuncia así:

‘…este Tribunal Tercero de Juicio del Circuito Judicial Penal del Estado Aragua, actuando como Tribunal Unipersonal, administrando justicia en nombre de la República Bolivariana de Venezuela y por autoridad de la Ley: DECLARA: SIN LUGAR LA SOLICITUD DE PRESCRIPCION hecha por la defensa del acusado CESAR AUGUSTO AGUILAR, por verificarse que la acción penal, a la fecha, en la presente causa NO SE ENCUENTRA EVIDENTEMENTE PRESCRITA. así mismo y a los fines de no interrumpir el curso legal de la presente causa…’

A foja 85, aparece inserto auto en el cual esta Instancia Superior deja constancia de haber recibido la presente causa, quedando registrada bajo la nomenclatura alfanumérica 1Aa-8118-10, siendo asignada la ponencia, previo sorteo, al abogado ALEJANDRO JOSÉ PERILLO SILVA.

Esta Superioridad resuelve:

Es de palmaria conveniencia consignar artículo 110 del Código Penal, cuyo contenido es el que sigue:

‘Artículo 10. Se interrumpirá el curso de la prescripción de la acción penal por el pronunciamiento de la sentencia, siendo condenatoria, o por la requisitoria que se libre contra el imputado, si éste se fugare.
Interrumpirán también la prescripción, la citación que como imputado practique el Ministerio Público, o la instauración de la querella por parte de la víctima o de cualquier persona a los que la ley reconozca con tal carácter; y las diligencias y actuaciones procesales que le sigan; pero si el juicio, sin culpa del imputado, se prolongare por un tiempo igual al de la prescripción aplicable más la mitad del mismo, se declarará prescrita la acción penal.
Si establece la ley un término de prescripción menor de un año, quedará ella interrumpida por cualquier acto de procedimiento; pero si en el término de un año, contado desde el día en que comenzó a correr la prescripción no se dictare la sentencia condenatoria, se tendrá por prescrita la acción penal.
La prescripción interrumpida comenzará a correr nuevamente desde el día de la interrupción.
La interrupción de la prescripción surte efectos para todos los que han concurrido al hecho punible, aun cuan